Tarragona pide eliminar vías de la calle del Mar

El Ayuntamiento ha mandado una carta a la subdelegación del Gobierno para estudiar una propuesta junto con Adif

N. Riu

Whatsapp
Estado de abandono de la zona ferroviaria detrás del barrio del Port.  FOTO: pere ferré/dt

Estado de abandono de la zona ferroviaria detrás del barrio del Port. FOTO: pere ferré/dt

El Ayuntamiento de Tarragona ha mandado una carta a la Subdelegación del Gobierno para iniciar conversaciones sobre la posibilidad de eliminar algunas de las vías ferroviarias entre la estación de trenes y la calle del Mar. El objetivo es poner en marcha un estudio que determine si las plataformas que no se utilizan y que serían prescindibles.

«No queremos que esta zona sea un patio de operaciones ferroviarias», afirmaban fuentes municipales, las cuales alegan que «ya hay la estación de Classificació para llevar a cabo este procedimiento». El Consistorio quiere «minimizar» y «liberalizar» el entorno ferroviario junto a la calle del Mar. En paralelo a este vial discurren un total de ocho vías del tren. Algunas se utilizan, otras no, y en los alrededores se acumula material ferroviario abandonado. Para ello, quiere impulsarse este estudio, de forma que pueda rediseñarse toda esta zona y dejar tan solo dos o tres vías.

Con esta operación, la ciudad podría ganar un espacio considerable en la primera línea de la costa, lo que permitiría que desde la Plaça dels Carros hasta el Pont de la Petxina pudiera acondicionarse una rambla de mar. El objetivo del Ayuntamiento es que esta reconfiguración llegue hasta la estación urbana. Ésta suma un total de diez vías. Dos están ubicadas en el lateral, que son las que se utilizan para las Cercanías; otra queda en frente del andén principal, por donde circulan los convoyes de largo recorrido hacia València; desde el andén central se accede a las vías 4 y 6, con más tráfico, ya que por allí circulan los Regionales y Catalunya Express y, finalmente, hay otras cinco básicamente para las mercancías. Todo esto teniendo en cuenta que, con las obras de mejora de la estación, se eliminó una, lo que permitió ampliar los andenes e instalar las escaleras mecánicas y los ascensores. 

El conjunto de las vías se utiliza según Adif, que no ha dado de baja ninguna de éstas. Pese a ello, el Ayuntamiento mantiene que podría reducirse el ancho y dejarlo en cuatro. Y esto es lo que quiere estudiarse, de forma conjunta con Adif y el Ministerio de Fomento.

La operación debe servir también para poner orden en la zona de oficinas que Adif tiene delante de la Plaça dels Carros. Asimismo, en el otro extremo de la calle del Mar hay la zona de viviendas que se incluiría también en esta operación. A cambio de los terrenos, la administración local está dispuesta a aumentar la edificabilidad, para poder afrontar los costes.

Temas

Comentarios

Lea También