Más de Tarragona

Tarragona pide replantear el trazado del tren-tranvía para conectar la ciudad con Reus

Quiere que el trazado circule en paralelo a la N-340. El consistorio presenta alegaciones a la propuesta de Territori y pide potenciar su intermodalidad

ACN

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto que tendría la futura parada del tren-tranvía en el Eixample Platja de Cambrils. FOTO: DEPARTAMENT DE TERRITORI I SOSTENIBILITAT

Imagen virtual del aspecto que tendría la futura parada del tren-tranvía en el Eixample Platja de Cambrils. FOTO: DEPARTAMENT DE TERRITORI I SOSTENIBILITAT

El Ayuntamiento de Tarragona presentará alegaciones al proyecto del tren-tranvía del Camp de Tarragona que impulsa el Departament de Territori i Sostenibilitat. La apuesta del consistorio es ganar "intermodalidad" y lograr que el trazado pase por donde hay más demanda. Según ha explicado el alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, la voluntad es que la nueva infraestructura conecte Tarragona y Reus pasando por Vila-seca a partir de una nueva variante que permita el paso del tren-tranvía en paralelo a la N-340 y que llegue hasta la plaza Imperial Tarraco. Esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado en el taller participativo impulsado por el consistorio y que este martes celebró la tercera y última sesión.

El taller participativo ha contado con la presencia de colegios profesionales, entidades sociales y empresariales, plataformas de apoyo al transporte público o partidos políticos. Ricomà ha destacado que, entre todos, ha existido un "grado de coincidencia muy alto" en cuanto a las alegaciones que presentará el consistorio. Entre los asistentes se ha acordado recuperar la línea entre Cambrils y Vila-seca, que dejó de funcionar a raíz de la puesta en marcha del corredor mediterráneo. Desde el consistorio se apuesta para que este aspecto forme parte de la primera fase del proyecto.

El desacuerdo con la Generalitat es, principalmente, por la unión con Reus. Desde Tarragona se considera que esta conexión también se debe ejecutar con rapidez, que debe ser con ancho internacional y que debe tener una variante en Vila-seca por la que el tren-tranvía circule en paralelo a la 'N-340 hasta la plaza Imperial Tarraco. Esto permitiría conectar los barrios de Ponent -lo que permitiría satisfacer la demanda de la zona- hasta el centro de la ciudad, en una plaza donde hay también la estación de autobuses, lo que permitiría ganar intermodalidad.

De esta forma, los participantes al acto discrepan de la propuesta del Departament de aprovechar la actual línea ferroviaria entre Reus y Tarragona para acomodar también el tren-tranvía. Una visión que se comparten desde Adif, que también ha presentado alegaciones técnicas en este sentido por la saturación que sufriría la línea, que también acoge los trenes de mercancías.

Con todo, Ricomà ha hecho un llamamiento a la Generalitat para que "el diseño de las fases posteriores se haga desde el territorio" y que sea l'Autoritat Territorial de la Mobilitat (ATM) del Camp de Tarragona quien "diseñe y verifique cuáles puntos aportan más pasajeros ". El alcalde ha remarcado que "si hay intermodalidad, habrá pasajeros y funcionará". 

Paralelamente, la CUP también ha dicho que presentará alegaciones propias. La formación anticapitalista ha participado en el taller organizado por el consistorio y ha valorado positivamente que se hayan incorporado sus enmiendas a las alegaciones que se presentarán a nivel municipal.

Temas

Comentarios

Lea También