Tarragona planea ahorrar un millón con más recogida selectiva

El Consistorio acentuará este 2020 las campañas de sensibilización para aumentar el 32% actual de reciclaje. La incineración de residuos urbanos costará este año 4,5 millones de euros

Octavi Saumell

Whatsapp
Este año será obligatorio un reciclaje del 50%. FOTO: Ariadna Perdiguero

Este año será obligatorio un reciclaje del 50%. FOTO: Ariadna Perdiguero

El Ayuntamiento de Tarragona trabaja con el objetivo de ahorrarse un millón de euros al año con la mejora de la recogida selectiva. Así lo asegura al Diari el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), quien enfatiza que –optimizando al 100% el reciclaje– las arcas municipales podrían ahorrarse aproximadamente un 20% de los 4,5 millones de euros que, por ejemplo, están presupuestados para este año en el contrato de incineración y valoración con la Mancomunidad de Incineración de Residuos Urbanos del Camp de Tarragona (Sirusa).   

Según los últimos datos hechos públicos el pasado mes de noviembre por parte de la Agència de Residus de Catalunya (ARC), el porcentaje de recogida selectiva de la ciudad se sitúa en estos momentos en el 32%, una cifra que está diez puntos por debajo de la media catalana, y a 18 del 50% que será de obligado cumplimiento este año, a raíz de la entrada en vigor de la normativa que se aprobó en 2008 por parte de la Unión Europa. En caso de no cumplir con este índice, la ciudad podría ser sancionada por parte de las instituciones europeas. 

Actualmente, según los datos de la Generalitat, hay 104 municipios de la provincia de Tarragona que incumplen el porcentaje del 50%, mientras que hay 80 que sí que lo logran. La población con unos mejores números es Miravet –con un 78,69%–, mientras que en última posición aparece Creixell, con un 9,12%. Reus también suspendería con un balance aún peor que el de Tarragona capital: un 29%. En términos globales el porcentaje del Camp de Tarragona es del 38%, por el 45% de las Terres de l’Ebre.  

«Central de inteligencia»

Los números, pues, que acredita la capital de provincia son muy bajos, lo que conlleva una mayor factura a pagar a la incineradora. Por todo ello, Jordi Fortuny anuncia que durante este año se llevarán a cabo varias acciones para impulsar el reciclaje. En caso de lograr el 50% deseado, el ahorro a corto plazo para el Consistorio llegaría hasta los 250.000 euros.  «Intensificaremos las campañas para que, entre todos, logremos hacer las cosas bien, con más civismo», afirma el segundo teniente de alcalde, quien añade que el dinero que el Ayuntamiento deba gastarse de menos por el servicio de la mancomunidad podría servir para compensar el recibo «o para llevar a cabo inversiones en los barrios, que son muy necesarias». 

«En los próximos meses reforzaremos la inspección con nuevo personal de alto nivel», explica Jordi Fortuny, concejal de Hisenda

Paralelamente, la segunda medida que se pondrá en liza en pocos meses será el refuerzo de la plantilla de inspectores. Hasta hace poco solo había una persona para controlar la ejecución del contrato de la basura. Actualmente hay dos, pero el número se incrementará durante este primer trimestre. «Incorporaremos a dos personas más, por lo que habremos pasado de una a cuatro. Será personal preparado, de un alto nivel de formación. Será nuestra central de inteligencia», afirma Fortuny, quien resalta que «cada tonelada que llevamos a la mancomunidad nos cuesta unos cien euros». 

El servicio mejor valorado

El pasado mes de diciembre, el Diari realizó una encuesta ciudadana para evaluar los servicios públicos de la ciudad, en la cual participaron un total de 9.234 personas, logrando casi 30.000 visitas a la página web desde 15.000 dispositivos diferentes. Precisamente, la recogida de la basura fue el aspecto que sacó una mejor nota, con un 6,6. Entre los votantes, un 55% valoró el servicio con un «10», mientras que un 10% le otorgó un «7». Asimismo, un 15% le puso un «3», y un 19% un cero. 

«Creemos que la percepción de la limpieza mejoró mucho por Santa Tecla. Hicimos un plan de choque que creemos que fue bien valorado por parte de la ciudadanía», asegura el responsable municipal, quien destaca, asimismo, la «buena sintonía» que el gobierno de la Plaça de la Font mantiene con la compañía concesionaria del servicio, FCC. «Las dos partes tenemos ganas de trabajar, y esto se empieza a notar. De hecho, en nuestros indicadores ya notamos que se reciben menos quejas e incidencias», resalta el edil, quien también reconoce que «aún tenemos algunos déficits que debemos superar, como el servicio a los polígonos industriales». Pese a la buena valoración, lo cierto el Consistorio ya ha impuesto durante el presente mandato dos sanciones a la compañía, valoradas en un global de 205.000 euros. «No es una circunstancia que deba repetirse. De hecho ya no tenemos más expedientes abiertos», añade el concejal.  

El recibo sube un 11,6% este año

En el presupuesto municipal de este año se prevé una partida de unos veinte millones de euros para la recogida de la basura y la limpieza de la vía pública. De hecho, este 2020 el recibo subirá un 11,6% por la obligada reforma de las instalaciones de Sirusa exigida por la Unión Europea. 

A la práctica, el aumento que sufrirán los ciudadanos oscilará entre los 7 y los 17 euros anuales. Así, los contribuyentes que –según su calle– están en el tramo 1 pasarán de los 147 euros actuales a los 164, mientras que los que residen en una vía del tramo 2 pagarán un total de 137 euros, cuando hasta 2019 abonaban 123. Por lo que se refiere a los vecinos del tercer tramo, estos afrontarán un pago de 104 euros –antes eran 93–, mientras que los de nivel 4, asumirán 69,56 euros, por los 62,35 de 2019. 

Asimismo, por lo que se refiere a los locales comerciales, estos verán incrementado su recibo en un mínimo de 34,29 euros anuales. Este es el caso de los negocios de menos de 50 m2, mientras que los que están entre 51 y 100 abonarán 397 euros, por los 355 de antes. Cabe destacar que el incremento llegará hasta los 67 euros en el caso de los emplazamientos que cuenten con 400 m2 –que pasarán de pagar 584 euros a 652–, mientras que por cada 200 metros cuadrados que se superen los 400 de superficie el encarecimiento extra será de 13,25.    

Temas

Comentarios

Lea También