Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Tarragona podría perder tres millones para el plan integral de la Part Alta

El Govern da de plazo al Ayuntamiento hasta final de año para realizar las actuaciones que faltan. En caso contrario, no pagará la mitad de los seis millones que aún faltan por ejecutar

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pasado viernes de Ca l´Agapito. Su reforma es la apuesta estrella del Pla Integral. Foto: Lluís Milián

Imagen del pasado viernes de Ca l´Agapito. Su reforma es la apuesta estrella del Pla Integral. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona está a un paso de perder la mitad de la subvención prevista por la Generalitat de Catalunya para financiar el Pla Integral de la Part Alta (PIPA). Según ha podido saber el Diari, el Consistorio tarraconense ha solicitado al Govern una prórroga adicional de dos años para finalizar la ejecución del proyecto de mejoras del Casc Antic. Sin embargo, fuentes de la administración autonómica han confirmado a este periódico que no aceptarán la petición municipal.

De esta forma, la Generalitat da a la corporación local un ultimátum hasta el 31 de diciembre de este año para que lleve a cabo la parte que falta para culminar el proyecto de inversiones, ya que de lo contrario no pagará los tres millones de euros que tiene comprometidos con el Ayuntamiento para finalizar el proyecto de rehabilitación urbanística y social.

«No daremos más prórrogas a los proyectos subvencionados en 2007, como es el caso de la Part Alta. La filosofía del plan era la de realizar transformaciones de una forma más o menos rápida, en cuatro ó seis años, y si ahora volviéramos a prorrogar este plan, nos situaríamos a finales de 2019, más de doce años después de aprobar la petición» explican fuentes del Govern, las cuales tampoco ven con buenos ojos que «una sola actuación, como es la reforma de Ca l’Agapito, se lleve más del 40% de la inversión total».

Una década ejecutándolo

En junio de 2007, el Govern concedió a la Part Alta una subvención para que el barrio tarraconense pudiera acogerse a la convocatoria de la Llei de Barris. Las mejoras se establecieron mediante un plan integral de actuaciones, que preveían unas intervenciones por valor de 12 millones de euros, la mitad de los cuales serían financiadas por parte de la Generalitat. Inicialmente, el plan marcaba un calendario de cuatro años –más otros dos prorrogables– para ultimar las inversiones. Sin embargo, en 2012 el Govern anunció a los consistorios que, debido a sus problemas de tesorería, no podría abonar su parte de forma regular, por lo que les concedió una nueva prórroga de cuatro años, que expira a final de este año.

Ahora, prácticamente una década después, sólo se ha ejecutado el 50,33% de la inversión prevista. Según datos facilitados por parte de la Generalitat, aún faltan por realizar acciones por valor de seis millones de euros, la mayor parte de los cuales se deberían destinar al espacio sociocultural de Ca l’Agapito, valorado en cinco millones de euros. De momento, sin embargo, no se ha ejecutado ni el 10% de la inversión presupuestada.

TGN no tira la toalla

Pese a la contundencia mostrada por parte del Govern, lo cierto es que el Ayuntamiento aún no tira la toalla para no dejar escapar los tres millones de euros que faltarían por lograr por parte de la Generalitat.

El concejal de Urbanisme, Josep Maria Milà (PSC), indica que el Consistorio está gestionando la situación «mediante la Federació de Municipis de Catalunya» que es la que está negociando con el Govern la posibilidad de otorgar un nuevo plazo extraordinario. «No tenemos respuesta oficial, por lo que apuraremos esta posibilidad» afirma el edil socialista en declaraciones al Diari.

Se da la circunstancia de que, en los presupuestos municipales de 2017, el Ayuntamiento sólo ha previsto 270.000 euros para el Pla Integral de la Part Alta. Fuentes municipales indican que habría la posibilidad abrir partidas extraordinarias para incrementar esta posibilidad, que pasarían por el hecho de «incorporar cantidades procedentes de la liquidación del presupuesto de 2016 o destinar aquí una parte de la venta de patrimonio». Sin embargo, difícilmente este posible aumento podría llegar hasta los seis millones de euros que faltarían por ejecutar del plan.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También