Más de Tarragona

Tarragona podría tener autobuses de hidrógeno verde el año que viene

El Ayuntamiento de Tarragona y la empresa Messer inician una prueba piloto con un vehículo, lo que ha permitido formar a los primeros conductores de la Empresa de Transports

NÚRIA RIU

Whatsapp
Representantes institucionales, del sector privado y de la URV acudieron a la presentación del vehículo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Representantes institucionales, del sector privado y de la URV acudieron a la presentación del vehículo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Muchos tarraconenses habrán visto en los últimos días un autobús de color verde circulando por la ciudad. Se trata de un vehículo propulsado con hidrógeno verde, con cero emisiones, y que desde el pasado día 17 está en fase de pruebas, de cara a testar una tecnología en la que las comarcas del sur de Catalunya quieren ser un referente.

La iniciativa se ha llevado a cabo en el marco de la colaboración público-privada entre los diferentes agentes que forman parte del proyecto de la Vall de l’Hidrogen Verd, liderado desde la URV. En este caso, la prueba ha sido fruto de la alianza entre el Ayuntamiento de Tarragona y la empresa química Messer, que abogan por un nuevo modelo de movilidad sostenible en el transporte urbano. «Hay que pasar de las palabras a los hechos, y de los conceptos a proyectos como este», defendía el presidente de Messer Ibérica, Rubén Folgado.

El también presidente de la Associació Empresarial Química de Tarragona defendió que la transición energética «no es una solución de futuro, sino ya de presente». Y, en este sentido, el presidente de la Empresa Municipal de Transports (EMT), Jordi Fortuny, avanzó que el objetivo es iniciar este cambio en la flota municipal ya en 2022. «Estamos trabajando para que a partir del año que viene podamos empezar a ver realidades y que entre 2024 y 2025 esté acabado», afirmó.

El calendario estará sujeto a la obtención de los fondos europeos, Next Generation. Fortuny confía en que esto y que algunas convocatorias vinculadas a la movilidad sostenible pueden «ayudar a acelerar» su implantación. Y, en este sentido, el objetivo es abrir un proceso global de licitación que incluya también el mantenimiento y la fuente de suministro.

El vehículo que se ha probado ha realizado un total de 341 kilómetros, correspondientes a algunas de las líneas más utilizadas de la EMT. Este se ha fabricado en Portugal y pertenece al grupo Caetano. Mide doce metros de largo, tiene una capacidad para 64 pasajeros y una autonomía de hasta 400 kilómetros. Asimismo, está equipado por un motor eléctrico de 180 Kw y dispone de una pila de combustible de hidrógeno, ubicada en el techo. En esta fase de pruebas, la recarga se ha hecho en una hidrogenera ubicada en las instalaciones de Messer en Vila-seca. Al respecto, Fortuny avanzó que se está trabajando en la producción de hidrógeno verde «a partir de la estación depuradora o la incineración de residuos y placas solares», lo que permitiría cerrar el círculo alrededor de esta nueva fuente de combustión.

En este ejercicio de prueba también han participado algunos de los conductores de la EMT, que han hecho prácticas de cara a conocer el funcionamiento del vehículo. Con todo, el alcalde, Pau Ricomà, puso de manifiesto que este ejercicio práctico evidencia que el compromiso alrededor de esta fuente «va en serio y no tiene marcha atrás». El siguiente paso, ya avanzó Fortuny, serán los camiones de la basura.

Temas

  • movilidad
  • hidrógeno verde
  • Associació Empresarial Química de Tarragona
  • autobús
  • sostenibilidad
  • Next Generation
  • EMT

Comentarios

Lea También