Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Educación

Tarragona premia cuatro experiencias escolares innovadoras

Desde drones para medir la contaminación hasta una disección de los monumentos. Así  trabajan las escuelas de la ciudad que este año han ganado el premio Josep Vives Ciurana
Whatsapp
Imagen de las alumnas de la escuela de Sant Salvador  ganadoras en la categoría de educación primaria.

Imagen de las alumnas de la escuela de Sant Salvador ganadoras en la categoría de educación primaria. Pere Ferré

En las escuelas de Tarragona pasan más cosas que un simple dar y recibir clases. Las aulas bullen de proyectos que no siempre son conocidos, así que los premios son una buena oportunidad para dar a conocer esas experiencias.
Justo la semana pasada se entregaban los premios Josep Vives Ciurana del Institut Municipal de Tarragona, IMET que buscan reconocer los mejores proyectos escolares de la ciudad.
En esta sexta edición 18 centros escolares presentaron 20 experiencias. Resultaron premiados cuatro y se entregaron 7 accésits.  Los premios, que cuentan con la colaboración de Repsol, tienen una dotación económica de 1.200 euros por categoría. Estos son los cuatro ganadores de este año de un premio que lleva el nombre de Josep Vives Ciurana (Tarragona 1920 – 2006), ilustre maestro, miembro de la Lleva del Biberó y participante en numerosas asociaciones de la ciudad.

Ellas quieren salvar  la Anella Verda y saben cómo

 

Alumnas de la Escola Sant Salvador, ganadoras en la categoría de primaria. 

Educación Primaria (6 a 12 años)
Ganador:  Escola Sant Salvador.
Proyecto: Salvem l’Anella Verda de Tarragona
Accésit: Escola El Miracle. 
Proyecto: Fira de turisme
Accésit: Escola El Serrallo.
Proyecto: Habilitació hort escolar ecològic

Se llaman Lucía, Amal, Dounia, Judith y Hajar y estudian sexto de primaria en la Escola Sant Salvador. Ganaron el premio en la categoría de primaria por su proyecto Salvem l’Anella Verda de Tarragona.

Son ellas las que se encargan, tan ordenadas como entusiastas, de explicar cómo se les ocurrió el trabajo. Cuentan que en un paseo por los alrededores del barrio vieron varios árboles muertos y malos humos, así que pensaron que la Anella Verda necesitaba que le echaran una mano.

Se pusieron manos a la obra y hablaron con representantes de la Asociación Aurora, la URV, el Ayuntamiento de Tarragona y Repsol para recopilar información. Además, por el camino, también se involucraron y asistieron a plantadas populares. 
A partir de estos datos elaboraron su propuesta estrechamente relacionada con ‘el internet de las cosas’.Lo primero, el diseño de dos drones (a los que bautizaron Judith y Amal, como dos miembros del grupo). Uno tendría una cámara termográfica para medir la temperatura, y otro un paquete de sensores de partículas.

Toda la información que recojan los drones iría a parar a una aplicación móvil de la que también se han imaginado qué aspecto tendría. Además, la idea es que la información pueda ser compartida a través de una plataforma de internet. 
Y como lo ven posible hasta han calculado un presupuesto: 66.390 euros. «El futuro está en nuestras manos, podemos hacer cosas» concluye una de ellas.

Aprender a respirar desde la guardería

Llar d’Infants El Ninot, premio en educación infantil de primer ciclo. Foto:Lluís Milián

Educación Infantil de primer  ciclo (0 a 3 anys)
Ganador:  Llar d’infants Municipal El Ninot. 
Proyecto: El desenvolupament motor en el procés maduratiu dels infants en l’etapa 0 a 3
Accésit: Llar d’infants municipal César August. Proyecto: Més que un hort
Accésit: Llar d’infants municipal La Taronja. Proyecto: Menjarem, menjarem, menjarem i tots riurem

Respirar, respirar, respirar...  Es natural, vital, pero aprender técnicas para hacerlo bien desde la guardería puede ayudar a los niños a desarrollar mejor su potencial (el cerebro se oxigena mejor, entre  otras cosas)  y tener una mejor experiencia después en la escuela.

Justamente la respiración es  uno de los focos del proyecto con el que la Llar d’infants Municipal El Ninot ha ganado el premio del IMET. Aquí todas las docentes, de la mano de la psicopedagoga Cristina Cosials, se han formado para acompañar a sus alumnos en todo su desarrollo psicomotor.

En la escuela, donde hay una gran diversidad cultural y que es, además, referente en la atención de alumnos con necesidades especiales, se hace un seguimiento personalizado de cada niño: cómo se sienta, cómo se mueve... Se hacen continuamente actividades para que tomen conciencia de su propio cuerpo, para tratar de conectar los dos hemisferios cerebrales, se les hacen masajes... Y se comparte la información con la familia.

Su directora, Anna Chiveli, cuenta que esta metodología de trabajo se ha aplicado a todas las rutinas de la Llar y pone un ejemplo: a la hora de comer ya no se pone la cuchara del mismo lado, sino en el medio, para que sea el niño el que decida con qué mano cogerla. 

Cuando comunicarse es una proeza

 Col·legi Públic d’Educació Especial Sant Rafael, premio en la categoria de educación especial. 

Educación Especial
Ganador:  Col·legi Públic d’Educació Especial Sant Rafael. 
Proyecto: Sistemes augmentatius i alternatius de comunicació
Accésit: Escola Solc.
Proyecto: Johan mai aniràs sol

Una de las dificultades más importantes a las que se pueden enfrentar los alumnos de una escuela de educación especial, como los del Col·legi Sant Rafael, es no contar con un lenguaje que les permita comunicar sus necesidades más básicas, como decir que tienen frío o sed... O tener uno tan limitado que apenas les permite relacionarse.

Es por eso, explica Mar Sendra, directora del colegio, que las logopedas dedican mucho esfuerzo a encontrar  sistemas aumentativos y alternativos que funcionen para cada alumno. 

Y es que hay que tener en cuenta que aquí hay estudiantes con edades entre los 3 y 21 años con necesidades muy distintas. Algunos tienen discapacidad motriz, pero tienen una buena comprensión del lenguaje hablado; otros necesitan un lenguaje de soporte para facilitar el desarrollo del habla y hay algunos que necesitan una forma de comunicación alternativa tanto para la expresión como para la comprensión porque tienen dificultades severas de comunicación.

El aporte del proyecto consiste en la incorporación de las nuevas tecnologías para conseguirlo algo que, afortunadamente, despierta gran interés entre los chicos. Así pues, usan desde tabletas hasta pizarras electrónicas  y  desarrollan materiales expresamente para cada alumno en función de sus necesidades con fotografías, dibujos, signos... 
Pero no todo está en las máquinas. Sendra recuerda que es muy importante el vínculo afectivo y los intereses de los niños que es, en definitiva, lo que les motiva a comunicarse.

Una clase de P4 que hace ‘pinya’

Alumnos de la Escola Pau Delclòs, ganadores del premio de educación infantil de 3 a 6 años. 

Educación Infantil de segundo ciclo (3 a 6 años)
Ganador:  Escola Pau Delclòs.
Proyecto: El monument dels Castellers de Tarragona
Accésit: Escola Cèsar August.
Proyecto: Tarragona ens emociona
Accésit: Escola de Pràctiques.
Proyecto: Onades de poesia

La Escola Pau Delclòs, ubicada en pleno centro de la ciudad, en la calle de Méndez Núñez, siempre se ha empeñado en impulsar el orgullo tarraconense. Y lo ha hecho estudiando los monumentos que sus alumnos tienen más a mano.
En el marco de un proyecto más grande, titulado Les arrels del present, los alumnos de P4 se dedican durante todo el curso a investigar sobre el monumento dels Castellers, como cuenta su directora, Coloma Bartra.

Tras visitar y observar detalladamente el monumento, los niños hicieron un sinfín de actividades. Comenzando con una investigación sobre los castells propiamente dichos y toda su terminología. De hecho, se encargaron de hacer una especie de gran puzzle reproduciendo ellos mismos la estructura del 4 de 8 que representa la escultura.

Por el camino usaron numerosas áreas del conocimiento. Necesitaron las matemáticas para contar los pisos, ver las formas geométricas y hacer mediciones; las artes plásticas para reproducir  el castell en arcilla y pintar las caras de los Castellers como Andy Warhol; o la música, para ver cuáles son los instrumentos que se emplean.
Para llevar a cabo este trabajo intensivo en la clase su tutora, Eva Ferré, se encargó de desarrollar un material para la pizarra electrónica que ahora otras escuelas se pueden descargar gratuitamente en la plataforma Alexandria.
 

Temas

Comentarios

Lea También