Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Tarragona rechaza la propuesta del Govern para desencallar la gestión del Palau

La Generalitat pide al Ayuntamiento que le regale el solar en el que está construido el equipamiento deportivo 

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer del pabellón del Anillo Mediterráneo de Campclar, que sigue cerrado diez meses después de los Juegos. FOTO: Pere Ferré

Imagen de ayer del pabellón del Anillo Mediterráneo de Campclar, que sigue cerrado diez meses después de los Juegos. FOTO: Pere Ferré

Sigue el culebrón. Más de diez meses después desde que finalizaran los Juegos del Mediterráneo, Generalitat de Catalunya y Ayuntamiento de Tarragona siguen sin llegar a un acuerdo para desbloquear la gestión de la joya de la corona del Anillo de Campclar: el Palau d’Esports. El recinto deportivo, que costó 17,8 millones de euros, sigue cerrado y sin ningún tipo de uso por las discrepancias jurídicas que hay entre el Govern y el Consistorio para encontrar una solución para que el equipamiento pase a manos municipales y pueda abrirse al público. 

El último capítulo se ha producido recientemente, cuando los técnicos de la administración de la Plaça de la Font no han visto con buenos ojos una propuesta presentada por parte del ejecutivo autonómico para desencallar la situación. Según ha podido saber el Diari, el Secretari General de l’Esport, Gerard Figueras (PDeCAT), envió la pasada semana una carta al alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) en la que le expone la oferta cursada por parte de la Direcció General de Patrimoni de la Generalitat. En concreto, el alto cargo del Govern pide al líder socialista que el pleno municipal apruebe el acuerdo para «ceder gratuitamente a la Generalitat el dominio de la finca en la que está construido el Palau d’Esports».

El Secretari General de l’Esport presentó por carta la oferta al alcalde la pasada semana

En la misiva, Figueras afirma que –a partir de ese momento– el Govern iniciará la segunda fase, que será la apertura de un expediente patrimonial para aceptar la cesión. «De esta forma se podrá regularizar la situación patrimonial de la finca, tanto en el registro de la propiedad como en el inventario general de bienes de la Generalitat», indica el alto dirigente de la Conselleria de Presidència. 

El objetivo de todo este proceso, según especifica Figueras a Ballesteros, es que –a partir de ese paso– la administración autonómica «impulsará la tramitación de una concesión de carácter gratuito a favor del Ayuntamiento por el plazo máximo de tiempo que permite la ley», que es de cincuenta años. 

Elisa Vedrina: «Agradecemos su propuesta. Estudiamos otras opciones con las que el Ayuntamiento se siente más cómodo»

«Le agradecería que impulse las actuaciones oportunas para iniciar el proceso que debe permitir poner al alcance de la ciudadanía las infraestructuras del Palau», asegura Figueras, a la vez que añade la necesidad de llevar a cabo la gestión «lo antes posible».  

«Hay voluntad, falta la fórmula» 
La propuesta enviada por la Generalitat no es del agrado del Consistorio tarraconense, que descarta regalar patrimonio «para tener luego únicamente una cesión temporal, después de haber perdido un solar municipal», según indican las fuentes consultadas, las cuales se muestran optimistas con la posibilidad de llegar a un acuerdo «de una manera rápida». 

17,8 millones. Es el coste de construcción del Palau d’Esports, que fue financiado por parte de la Generalitat de Catalunya

Oficialmente, la concejal de Esports –Elisa Vedrina (PP)– asegura que «agradecemos su propuesta, pero estamos estudiando otras posibilidades con las que el Ayuntamiento se siente más cómodo». La edil indica que «los técnicos del Govern nos dicen que no nos pueden regalar el Palau y ahora, nos piden que les regalemos el solar a ellos», critica Vedrina, quien reitera que «existe la voluntad política, pero falta encontrar la fórmula legal». 

En 2015 no se especificó
Se da la circunstancia de que la propuesta enviada por Figueras significa que es la Direcció General de Patrimoni –liderado por ERC– el que ha impuesto su criterio sobre el de Presidència, de Junts per Catalunya. La voluntad de los de Puigdemont es la de regalar el emplazamiento al Ayuntamiento como parte de la subvención aportada para la organización de los Juegos. Sin embargo, el problema radica en el hecho de que en el protocolo que se firmó en 2015 no se especificó este punto, sino que en el documento se detallaba que, para la realización del recinto deportivo, el Ayuntamiento «cede el solar para la construcción del Palau», pero sin considerar –por escrito– la posibilidad de que la titularidad sea municipal. 

Otra de las opciones mientras no se encuentre la fórmula definitiva es la de realizar una cesión de un año al Consistorio. Sin embargo, el problema radica en el hecho de que el Ayuntamiento debería asumir el coste para colocar el parqué, instalar la cortina separadora de pistas y la adquisición de material. Se calcula que todo ello costaría 481.000 euros. «Los técnicos de Intervenció no avalan realizar una inversión así para un solo año de gestión garantizada», resalta Vedrina, quien descarta esta opción de urgencia mientras no se firme la vía definitiva para abrir el Palau. 

Temas

Comentarios

Lea También