Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona saldrá un año antes de lo previsto del plan de viabilidad

El Consistorio ingresa un 6% más de lo previsto en el plan de ajuste, mientras que los gastos suben menos: un 3,88%

Octavi Saumell

Whatsapp
El pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó en 2012 acogerse al plan de viabilidad. Foto: Lluís Milián

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó en 2012 acogerse al plan de viabilidad. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona abandonará el próximo año el plan de viabilidad económica al que se acogió en 2012 para reorientar su delicada situación económica. Así se especifica en el informe trimestral del Interventor Municipal que este próximo lunes pasará por el Saló de Plens. La mejora de la situación económica respecto a las previsiones estipuladas en el plan de ajuste permitirá abandonar el cumplimiento de este documento un año antes de lo previsto inicialmente, que se alargaba hasta mediados de 2019.  

En el informe relativo al segundo trimestre de 2017, el alto funcionario indica –en general– que los ingresos corrientes, los gastos, el ahorro neto y hasta el periodo medio de pago del Consistorio a los proveedores es positivo respecto a lo estipulado en el plan económico.  Los gastos suben menos

En el análisis, el interventor recoge que la corporación local ha incrementado un 8,2% los ingresos corrientes respecto a lo indicado en el plan de ajuste. En este sentido, la previsión a final de año indica que se llegará hasta los 171 millones de euros, mientras que en el documento se calculaban unos 158. 

El Ayuntamiento paga a sus proveedores a 10 días cuando podría hacerlo a 30

El informe también afirma que  el Ayuntamiento «al cierre del ejercicio 2017 presenta capacidad de financiación, dando cumplimiento al plan de ajuste», según indica el concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC). 

Por lo que se refiere a los gastos corrientes, el documento advierte de que se ha producido un aumento del 3,88% de la proyección anual respecto a lo previsto en el plan de ajuste, gastando 143 millones cuando se preveían 137. Pese a ello, la desviación de los gastos es muy inferior al incremento de los ingresos. 

Más ahorro

Uno de los datos más positivos que revela el informe del interventor es que el periodo medio de pago a los proveedores es de diez días, cuando legalmente debe hacerse a treinta. 

Otra de las magnitudes financieras a destacar es el ahorro neto a 31 de diciembre, que se prevé positivo, llegando hasta los 9,5 millones de euros a final de año cuando lo previsto en el documento económico era de dos millones. 

Finalmente, la concertación del crédito de 19 millones ha hecho incrementar la deuda un 8% por encima de lo previsto. A día de hoy el pasivo se sitúa en los 150 millones de euros, cuando la previsión era que fuera de 139 millones. 

Temas

Comentarios

Lea También