Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona se decanta por el turismo de calidad

El IV Mediterranean Tourism Meeting pone en evidencia la necesidad de apostar por propuestas singulares para atraer turismo de calidad

ACN

Whatsapp
Un grupo de turistas visitando la Part Alta de Tarragona, uno de los principales atractivos de la ciudad. FOTO: DT

Un grupo de turistas visitando la Part Alta de Tarragona, uno de los principales atractivos de la ciudad. FOTO: DT

La masificación de los destinos turísticos y la necesidad de decantarse hacia el turismo de calidad fueron unos de los principales temas de debate en el IV Mediterranean Tourism Meeting que se celebró ayer en Tarragona.

La ciudad, que el año pasado cerró con una cifra récord de visitantes –más de 2 millones de turistas–, defiende la necesidad de focalizar las potencialidades propias del territorio y ofrecer experiencias únicas . Durante el congreso se puso de manifiesto que un destino turístico masificado no supone mayor riqueza para el territorio.

Durante la jornada destacó el peso del turismo gastronómico, con proyectos como las Vinyes del Convent, una nueva bodega en Horta de Sant Joan.

«Cada destino debe identificar experiencias diferenciales y en Tarragona hay una especialización en torno a la dieta mediterránea, y es ejemplo de una buena práctica para atraer turismo de valor añadido, como este segmento nuevo, los ‘foodies’, que buscan las experiencias gastronómicas», explicó uno de los ponentes, Jorge Schoenenberger, socio de Deloitte, responsable de consultoría en el ámbito turístico.

«Hoy en día el turista se gasta más dinero en servicios, en detrimento de productos», confirmó Schoenenberger durante su ponencia. El turismo de calidad y las estrategias para atraerlo eclipsaron buena parte de la jornada.

Marcar la diferencia a través del trato personal, una fuerte personalización y una oferta a base de buenas propuestas y experiencias únicas son, según los expertos, garantía de éxito.

«Se trata de causar buena impresión y de que el turista recuerde los imputs positivos del destino», coincidió Sara Aran, directora de la compañía de cruceros premium BC Tours.

Precisamente hoy llega al Port de Tarragona el crucero Costa Victoria, un barco con capacidad para 2.400 pasajeros. El jefe de operaciones de cruceros del Port, Jordi Miquel Sendra, también considera que hay que saber dar respuesta a los grandes cruceros, sin despreciar los de reducidas dimensiones, ya que a menudo son de lujo y transportan cruceristas con ganas de actividades exclusivas.

Se puso de ejemplo la oferta de enseñarles los castells en el marco del Amfiteatre. «Tenemos que ser competitivos a través de la especialización», añadió la teniente de alcalde de Turisme i Pla Estratègic de Tarragona, Inma Rodríguez. En el simposio se insistió en que la masificación del destino turístico es sinónimo de empobrecimiento futuro de la zona.

«¿Cuánto estaríamos dispuestos a pagar para ir a la Mallorca de hace 30 años?», preguntó al público el director general del Consorcio de Servicios Universitarios de Catalunya y doctor en Economía, Miquel Puig, empleando las Balears como ejemplo flagrante de destino masificado.

Temas

Comentarios

Lea También