Más de Tarragona

Tarragona se ha quedado sin tren turístico este verano por incumplimientos del contrato

La empresa se comprometió a empezar a operar el 1 de junio pero ni el vehículo era híbrido ni era nuevo, tal como estaba estipulado. Ahora se estudia si penalizarla o rescindir la concesión

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
La plaza UNESCO lleva dos veranos sin la presencia del trenecillo turístico. FOTO: ALBA MARINÉ

La plaza UNESCO lleva dos veranos sin la presencia del trenecillo turístico. FOTO: ALBA MARINÉ

La ciudad de Tarragona no ha contado este verano con el servicio de trenecillo turístico y no ha sido por las restricciones de la pandemia de la covid-19, como sí ocurrió el año pasado. Esta vez ha sido porque la empresa concesionaria del servicio incumplió un par de puntos del contrato con el Ayuntamiento de Tarragona.

Los requisitos eran, por un lado, que el vehículo fuera híbrido y, por otra parte, que fuera completamente nuevo. Pues bien, el que estaba previsto que el 1 de junio empezara a recorrer las calles de la ciudad ni era híbrido ni era nuevo, puesto que era el mismo que circulaba por las calles de Altafulla. Ahora el consistorio está analizando los documentos del concurso para la concesión para ver cómo hay que proceder en estos casos: mantener el contrato si la empresa puede solucionarlo, penalizándola o directamente rescindiendo la concesión de 10 años para llevar a cabo este servicio en Tarragona.

Fue el año 2020 cuando el Ayuntamiento adjudicó la concesión para explotar el servicio de tren turístico a la empresa RJ Autocares S.L., aunque la pandemia provocó que no se pudiera ofrecer durante ese verano y se prorrogó un año el inicio del contrato. Ya este 2021, según fuentes municipales, la compañía se comprometió a empezar a operar el día 1 de junio. Y así estaba previsto, si no hubiera sido porque desde el consistorio se llevó a cabo un control en el que se detectaron ambos incumplimientos de los requisitos de la concesión. Por un lado, el vehículo no era de bajas emisiones, mientras que en el contrato se había firmado que debía ser híbrido. Y, además, tampoco era nuevo, tal como estaba estipulado, ya que la misma empresa estaba usando el mismo trenecillo para circular por las calles del municipio de Altafulla, según apuntan fuentes municipales al Diari.

El año pasado se dio la concesión de 10 años a RJ Autocares S.L., que no operó por la pandemia

Con todo, los responsables del contrato del ayuntamiento y de la concesionaria están manteniendo reuniones para ver si la compañía es capaz de solucionar el problema, para analizar bien lo ocurrido y actuar según lo que establezcan los pliegues administrativos del concurso público. En este sentido, se baraja la posibilidad, por un lado, de penalizar a la empresa y, por otra parte, de rescindir el contrato y dar la concesión del servicio a la empresa que quedó segunda en la licitación. Durante todo el verano, en la parada de la plaza de la UNESCO de Tarragona, los turistas se han encontrado con un triste cartel en el que se puede leer «parada sin servicio». En otras paradas, como en la de la Necrópolis, se les ha llegado a ver esperando un trenecillo que nunca llegó. De hecho, dichas estaciones ya estaban completamente actualizadas con la información, la ruta y los horarios para este 2021, aunque todo se torció a última hora.

«Incapacidad del gobierno»

Con todo, la oposición ha sido muy critica con el gobierno municipal, aunque la responsabilidad del incumplimiento del contrato recae sobre la empresa concesionaria y no sobre el alcalde Pau Ricomà. En este sentido, la portavoz socialista en el ayuntamiento, Sandra Ramos, lamenta que «todo les pasa a ellos». «Esto del tren hay que sumarlo a que no tenemos gerente, entre otros, y cuando te pasan tantas cosas es que quizás hay algo detrás que no funciona del todo bien», señala Ramos, que añade que «o bien es el gobierno con la peor suerte de la historia o es que hay una parte importante de falta de capacidad de gestión».

La oposición y el sector turístico lamentan que la ciudad se haya quedado sin trenecillo este verano

Por otra parte, José Luís Martín, portavoz del Partido Popular, también es duro con el gobierno de Ricomà y califica el hecho de no haber tenido servicio de tren turístico durante todo el verano de «falta de interés del gobierno por el sector turístico». En esta misma línea, los concejales no adscritos, Sonia Orts y José Luís Calderón, lamentan que «no hemos tenido ni tren, ni gerente, ni subvención de los fondos FEDER», y añadía Orts que «es una lástima, pero ya es una práctica habitual en el gobierno de Ricomà esta incapacidad a la hora de gobernar, cada semana tenemos sorpresas desagradables». Paralelamente, la edil de En Comú Podem en la oposición, Carla Aguilar, cree que el trenecillo es clave en la oferta turística pero defiende que «hay que actualizarse y tener en cuenta la sostenibilidad y establecerla en los criterios en el momento de la concesión».

Respecto al sector turístico, Xavier Jornet, presidente de la Associació d’Hotels de Tarragona (AHT), lamenta haber perdido un activo turístico de la ciudad durante este verano y defiende que «no me pondré a decir como se tenia que hacer pero creo que se podría haber encontrado una solución alternativa para no quedarnos sin el servicio durante este año. Asimismo, Javier Escribano, presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de Tarragona Ciutat, (AEHTC) denuncia que «este gobierno no ha dado la importancia que se merece el turismo desde el primer momento, la ciudad es como un equipo de primera con un entrenador amateur».

Temas

Comentarios

Lea También