Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona se juega su sanidad en las elecciones de mañana

La demarcación tiene pendientes proyectos estratégicos que deben resolverse durante la próxima legislatura, como el nuevo Hospital Joan XXIII o el consorcio del Sant Joan de Reus 

Octavi Saumell

Whatsapp
Así quedaría el nuevo complejo hospitalario de Joan XXIII, previsto para 2021. En el edificio ‘1’ estaría el inmueble central, con la hospitalización. FOTO: DT

Así quedaría el nuevo complejo hospitalario de Joan XXIII, previsto para 2021. En el edificio ‘1’ estaría el inmueble central, con la hospitalización. FOTO: DT

La esperada transformación del Hospital Joan XXIII será uno de los grandes retos que afrontará el nuevo Govern que salga escogido después de las elecciones de mañana. En materia sanitaria, la reforma del centro de la capital es una de las asignaturas pendientes que, desde hace años, tiene la Generalitat en Tarragona, ya que el inmueble principal del hospital tiene medio siglo de vida y algunas plantas están cerradas desde hace tiempo.   

En noviembre de 2016, el entonces conseller Antoni Comín (Junts pel Sí) anunció en una visita a la ciudad que el Departament de Salut se comprometía a construir antes de 2021 un nuevo edificio en el parque sanitario mediante una inversión cercana a los 48 millones de euros, una cifra que se queda lejos de los 170 que se destinaron, por ejemplo, para el Sant Joan de Reus. La intervención prevista en el Hospital Joan XXIII está considerada como una obra «prioritaria y necesaria a todos los efectos» para el ejecutivo catalán, según detalló el pasado mes de septiembre el propio Comín en una visita a la ciudad. 

El Govern prevé invertir 48 millones para que el nuevo Joan XXIII sea una realidad en 2021

Pese a ello, el referéndum del pasado 1 de octubre, la declaración de independencia del 27-O y la aplicación del artículo 155 de la Constitución han provocado el cese del anterior Govern y la intervención de la Generalitat por parte del Estado. Todo ello ha causado un parón general en el ritmo administrativo del día a día de la corporación autonómica. Asimismo, el exconseller de Salut se encuentra fuera de Catalunya desde finales del pasado mes de octubre, ya que se fue a Bélgica con el President cesado, Carles Puigdemont, y los exconsellers Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret.  

2,5 millones millones 

La previsión estipulada en el Pla Estratègic 2016-2020 es la de sustituir, ampliar y reformar parte de los edificios existentes, en una actuación que está valorada en 48,5 millones de euros, según el plan económico financiero de Infraestructures.Cat. 
Para este 2017 que está a punto de finalizar, los presupuestos de la Generalitat destinan una primera partida de 2,5 millones para definir el nuevo hospital. De hecho, el pasado viernes se conoció que el Govern ha abierto el concurso de ideas para empezar a diseñar el futuro centro. En concreto, el encargo del Govern es para definir el proyecto y la dirección de obra, por un valor de 2.488.368 euros. Así lo aseguró el pasado viernes David Elvira, director del Servei Català de la Salut. La fecha límite para la licitación finaliza en marzo.

De esta manera se da un paso en el proyecto de construcción de un nuevo edificio de una superficie estimada de 40.000 m2, que acogerá áreas de hospitalización, despachos, hospital de día, usos de medicina nuclear, servicios de diagnóstico para la imagen y el bloque quirúrgico, entre otras cuestiones que están pendientes desde hace tiempo para poner al día, de una vez, el hospital de referencia de la demarcación.  

Temas

Comentarios

Lea También