Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona se transforma por trozos

Este domingo terminó el proyecto que ha llevado a ocho artistas a intervenir con sus obras en algunas casetas eléctricas repartidas por todo el municipio

Norian Muñoz

Whatsapp
1. Adrià Batet es el artista encargado de cambiar la cara de esta caseta de transformación eléctrica de Endesa en Sant Pere i Sant Pau. FOTO: ALBA MARINÉ

1. Adrià Batet es el artista encargado de cambiar la cara de esta caseta de transformación eléctrica de Endesa en Sant Pere i Sant Pau. FOTO: ALBA MARINÉ

Es una pared más de Estanislau Figueras, una de esas calles discretas que hacen de patio trasero de un paseo más noble, la Rambla Nova. Pero ahora aquel muro en el que pocos habrán reparado está llamado a tener otro destino. Cambiará su blanco imparcial por un azul profundo en el que convivirán el cosmos y el mar.

La transformación de esta pared, que en realidad son dos porque también se interviene la que está en una callejuela de entrada al hotel Cosmos, forma parte del proyecto Ciutat Transformadora, que ha llevado durante los últimos días a ocho artistas a intervenir con sus obras los centros de transformación eléctrica de Endesa repartidos por diferentes barrios de la ciudad.

Del cosmos al mar

En el caso de Estanislau Figueras, la responsable de la transformación es la artista barcelonesa BTOY (Andrea Michaelsson), quien ha llegado a un consenso con los organizadores del proyecto y los propios vecinos y los dueños del hotel. Sabe que ella se marchará y serán otros lo que verán su obra cada día, así que prefiere que puedan hacerla suya.

Esta obra de Pascual Arnal, en el barrio de Sant Salvador, sólo puede verse de noche; de día lo único que se observa es una pared blanca. FOTO: Aitor García Sebelón

Para ver el resultado final habrá que esperar algún día más, porque hoy estarán pintando, pero la idea es que en el mural convivan la primera cosmonauta rusa Valentina Tereshkova y la astronauta norteamericana Anna Lee Fisher, primera madre en viajar al espacio... Y, cuando en el mural el cosmos se convierta en mar, los peces convivirán con los plásticos. Como en la vida misma.   

Muros que hablan

Dario Cobacho, director artístico del proyecto, explica que esta es la continuación de Murs que parlen, una iniciativa que nació en el año 2008 por parte de la Conselleria de Joventut del Ayuntamiento de Tarragona y que comenzó a ceder espacios en desuso a los artistas para pintar. 

La idea fue evolucionando y a aquellos primeros muros, como los del Francolí, se sumaron en el año 2015 las casetas de transformación eléctrica de Endesa. La empresa cede los espacios para tal fin.

En esta oportunidad el proyecto lo llevan adelante las consellerias de Joventut, Neteja Pública y Medi Ambient con la colaboración de la asociación Polígon Cultural. Para elegir a los ocho artistas participantes se han empleado dos vías: el concurso y la invitación. 

Como en otras ocasiones, se premió la calidad de los trabajos y la trayectoria de los artistas, teniendo en cuenta otros criterios como la diversidad de estilo, la paridad de género o la procedencia de los mismos.

Las cuatro propuestas ganadoras del concurso de entre un centenar fueron las de Alba Bla (Valencia), Adrià Batet (Valls), Dafne Tree (Jaén) y Pascual Arnal (Vila-real). Además, se invitó a los artistas Reskate (Barcelona), Slim (Barcelona), Annaimiquel (Vic-Valls) y BTOY (Barcelona).

El artista Slim se dedicó a hacer este retrato hiperrealista de la Mari, una vecina en Parc Riuclar. Los vecinos están tan contentos que le han invitado a pasarse uno días con ellos. FOTO: Alba Mariné

Las obras, que se comenzaron a realizar el 10 de junio y que, en principio, deberían estar terminadas hoy, están repartidas por Parc Riu Clar, Tarragona Centro, Llevant, Sant Pere i Sant Pau, Sant Salvador y La Móra.

En esta oportunidad se ha pedido a los artistas, cuyo trabajo es becado por el Ayuntamiento, que los murales llamen la atención sobre algunos de los objetivos de la agenda de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para el 2030. 

Bajo la atenta mirada vecinal

Adrià Batet es de los que todavía este fin de semana estaba acabando su obra en Sant Pere i Sant Pau, en la Plaça Miramar. Le ha pillado de lleno la ola de calor, pero la bienvenida de los vecinos ha sido buena. «La plaza está llena de vida», señala. Como ya es tradición, hay quien se ha acercado a preguntar qué están haciendo. Él se siente cómodo pintando al aire libre y bajo la mirada escrutadora de los vecinos. Viene del mundo del grafitti y lleva quince años en ello.
Igual que otros artistas, él cuenta con la colaboración de los alumnos de la Escola d’Art i Disseny de la Diputació de Tarragona.

Una de las ventajas de este trabajo es que los vecinos se involucran. En algunos casos se trata de espacios degradados a los que no se tiene ningún aprecio.
Aitor García, encargado de la producción del proyecto, cuenta el ejemplo del artista Slim, que intervino una caseta en el Parc Riu Clar. En su mural, hiperrealista, la protagonista es la Mari, una vecina del barrio a quien quiso convertir en un homenaje a la mujer trabajadora. Los vecinos quedaron tan contentos que ahora le han invitado a pasar unos días con ellos en sus casas para hacer una nueva intervención.

Entre las intervenciones más peculiares de esta edición está la del artista Pascual Arnal. A simple vista, y de día, sólo se ve una pared en blanco. De noche, cuando se ilumina, aparece una figura luminiscente. 

Un ejemplo de la magia que se crea en esta relación vecino-artista la ofrece el propio Arnal en su perfil de Instagram al referirse a la obra: «San Salvador es un barrio en la periferia de la periferia de Tarragona. Un curioso enclave con una población muy humilde y luchadora. Una noche, mientras trabajaba, una persona se acercó y me preguntó por el significado de la pieza. Le conté que mi intención era representar algún fenómeno relacionado con el universo y había pensado en simular un eclipse. También le comenté que cuanto más miraba el vacío central más me parecía un tipo de oráculo. Me preguntó si allí podría ver su futuro, le contesté que, desgraciadamente por ahora, solo se podía ver el presente. Los dos reímos y se despidió con un amable ‘Buenas noches’». 

Los muros

Artistas y casetas que se han intervenido:

  • Reskate Studio Barri del Pilar
  • Alba Bla  c. Baix Empordà, 1
  • Annaimiquel  c. Baixada Beneficiència, 22
  • Adrià Batet Parc plaça Miramar
  • Dafne Tree c. Covadonga, 8
  • Slim  c. Mas de Menció
  • Btoy av. Estanislau Figueras, 59
  • Pascual Arnal  av. dels Pins, 14 (Sant Salvador)

Temas

Comentarios

Lea También