Tarragona Hacienda

Tarragona subirá el próximo año el 50% del IBI a 400 pisos vacíos

El Ayuntamiento aplicará el gravamen el 1 de enero, tras definir en la ordenanza que un inmueble sin uso es el que no hay nadie empadronado ni consumos en los dos últimos años

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del edificio que el domingo fue desalojado. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen del edificio que el domingo fue desalojado. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona prevé encarecer el próximo año el 50% del IBI a unos 400 pisos vacíos de la ciudad. El derrumbe de una parte del tejado de un inmueble abandonado de Bonavista del pasado domingo, propiedad de un gran tenedor –Solvia, ahora principalmente en manos de un fondo de inversión– ha vuelto a poner de relieve la necesidad de presionar a los propietarios para que mantengan las viviendas en buenas condiciones. Por ello, después de aprobar el incremento en 2019, los servicios municipales ya han incorporado en la ordenanza fiscal el reglamento para decidir qué es un piso vacío. Este trabajo ya ha finalizado, y el aumento del tributo se empezará a aplicar el 1 de enero.

El presidente del Servei Municipal de l’Habitatge i d’Actuacions Urbanes (Smhausa), Hermán Pinedo (ECP), defiende el aumento del impuesto para «poner en el mercado las bolsas de pisos de grandes propietarios» y «tratar de incentivar el alquiler moviendo el parque que está desocupado».

La licitación del censo, en 2021

El presidente del organismo local recuerda que los técnicos «están cruzando los datos de Ematsa, el padrón y el IBI» para detectar los inmuebles sin uso de la ciudad, a la vez que se está tramitando el esperado censo. «Esperamos poder licitar el estudio a principios de 2021», recalca Pinedo, quien añade que este informe se complementará con el de la Agència de l’Habitatge de Catalunya.

Asimismo, el Servei de l’Habitatge está llevando a cabo dos acciones más de forma paralela. La primera es la adquisición de vivienda vacía, como fue el caso de cinco inmuebles de Bonavista, que se compraron por un montante global de 250.000 euros. Asimismo, también se está negociando con diferentes entidades la firma de convenios para «dar salida a familias que necesiten un inmueble», afirma el edil.

Uno de los principales problemas con los pisos vacíos es que son titularidad de fondos de inversión extranjeros, cuyo poder de decisión no es local y en muchas ocasiones no declaran como desocupado el inmueble, «como es el caso del piso de Bonavista por parte de Solvia», apunta el presidente de Smhausa. Solo a nivel de Catalunya, la Generalitat calcula que hay unos 29.479 pisos desocupados que son propiedad de bancos y la SAREB. De estos, se calcula que el 75% son de entidades financieras.

Vacíos desde diciembre de 2019

Según el artículo 7.7 de la ordenanza fiscal número 14 de Tarragona, se considera un inmueble desocupado aquel «en el que no conste ninguna persona empadronada en los dos últimos años, contando desde el 31 de diciembre del año en curso». Esto significará que, en 2021, se tratará como inmuebles vacíos aquellos en los que no haya nadie empadronado, como mínimo, desde el 31 de diciembre de 2019. Asimismo, en caso de que haya alguna persona empadronada, «se podrá considerar el piso como desocupado si se constata por la inspección municipal que ya no se reside de forma efectiva en los dos últimos ejercicios».

Asimismo, según el reglamento, también se tendrá en cuenta que «no haya constancia de contrato de agua en vigor» y que, en caso de que lo haya, «que no existan consumos significativos y continuados» a lo largo de los dos últimos años, así como que las facturas «estén impagadas».

Temas

Comentarios

Lea También