Más de Tarragona

Tarragona suma 34 accidentes con patinetes implicados este 2021

En lo que llevamos de año la Guàrdia Urbana ya ha puesto más de 1.000 denuncias a usuarios de patinetes eléctricos, bicis y monopatines por cometer infracciones

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Menores en patinetes de alquiler circulando  por la acera. FOTO: ALBA MARINÉ

Menores en patinetes de alquiler circulando por la acera. FOTO: ALBA MARINÉ

En la ciudad de Tarragona se han registrado hasta 38 accidentes en los que se han visto implicados patinetes eléctricos (34), bicicletas (3) y monopatines (1), entre el 1 de enero y el 31 de julio de este 2021. Por otro lado, la Guàrdia Urbana de Tarragona también ha puesto un total de 1.029 denuncias por infracciones a estos vehículos de movilidad sostenible durante el año, hasta el 19 de agosto. La mayoría de las sanciones, 957, han sido para patinetes eléctricos, también conocidos como vehículos de movilidad personal (VMP). Asimismo, los agentes han multado en 49, 18 y 5 ocasiones a bicicletas, monopatines y otros vehículos, respectivamente. Cabe destacar que cerca de la mitad de estas denuncias se han puesto a usuarios de patinetes de alquiler por aparcar el vehículo donde no toca. Estas son las cifras de un 2021 en el que Tarragona ha visto como aumentaba de forma brutal la presencia y el uso de los patinetes eléctricos, sobre todo con la llegada de cerca de 1.500 VMP de Reby, Bird y Spin, las compañías de alquiler compartido. Además esta previsto que próximamente empiece a operar una cuarta empresa, Lime, que podrá desplegar hasta 500 vehículos más.

Según cifras de la Guàrdia Urbana, de los 38 accidentes, cinco han sido atropellos directos de patinetes eléctricos a peatones, que se han producido en la calle Gravina del Serrallo, en la acera de la calle Menorca, en la calle Major, en una de las cocas centrales de la Rambla Nova y en la acera de la avenida República Argentina con Lluís Companys. En 27 de las 38 ocasiones, el accidente ha provocado heridos leves, en cinco heridos graves y en seis daños materiales. Afortunadamente no se ha lamentado ninguna muerte. En relación al responsable del accidente, el patinete eléctrico lo ha sido hasta 30 veces, mientras que en siete ocasiones ha sido por culpa de un turismo o vehículo de motor y un único accidente ha sido causado por una bicicleta.

Paralelamente, es curioso destacar que en dos accidentes se han visto implicados coches de la propia Guàrdia Urbana. El primero tuvo lugar el pasado 28 de abril en el tramo de carril bici donde confluyen la N-340 y la calle Riu Onyar, a las 7.30 horas. La patrulla, que en este caso fue la culpable del accidente, embistió lateralmente a un patinete eléctrico y, afortunadamente, el usuario resultó herido leve. Unos días más tarde, el 3 de mayo a las 16.39 horas, un patinete chocó con un vehículo de la Guàrdia Urbana en el cruce entre la calle Merceria y Major, en la Part Alta de Tarragona. En esta ocasión el culpable fue el conductor del VMP y solo hubo que lamentar daños materiales.

En relación a las sanciones puestas por la Guàrdia Urbana por infracciones, 439 han sido por estacionar de forma indebida o fuera de la zona señalizada para el VMP de alquiler. Esta ha sido la más repetida. En segundo lugar, hasta 161 denuncias han sido por circular dos o más personas en un patinete, pues la ordenanza municipal especifica que solo lo puede usar un ocupante. La tercera infracción más castigada ha sido, en 146 ocasiones, circular por la acera o por áreas de peatones. Ya en menor medida, se han puesto 59 multas por circular en sentido contrario o por no obedecer la señal de prohibido pasar y también se ha sancionado en 59 ocasiones a usuarios por saltarse un semáforo en rojo. Asimismo, se ha denunciado 56 veces a conductores de patinetes, bicis y monopatines por circular haciendo uso de telefonía o auriculares.

También se han registrado 21 multas por conducir un VMP siendo menor de 16 años, 12 por no obedecer las preferencias de paso y 14 por conducir un VMP de alquiler un menor de entre 16 y 18 años. Cabe recordar que la edad mínima para conducir patinetes es de 16, pero para hacerlo con los de las empresas de alquiler hay que ser mayor de edad. Finalmente, la Urbana ha multado en ocho ocasiones por producir daños en los bienes públicos, también ocho veces por conducir de forma temeraria o negligente, siete por circular produciendo molestias a peatones, dos por dar positivo en alcoholemia y una vez por no obedecer las órdenes de un agente, además de 36 sanciones por otros tipos de infracción.

Temas

  • Tarragona
  • Movilidad
  • patinetes eléctricos
  • Guardia Urbana Tarragona

Comentarios

Lea También