Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona suspende en número de placas con el nombre de las calles

Vías sin nombre, señales para peatones que envían al sitio equivocado... Un ejercicio demuestra que llegar a algunos edificios públicos sin preguntar resulta casi imposible

Norián Muñoz

Whatsapp
Sin rótulos en las calles es casi imposible interpretar los mapas o las indicaciones del GPS. Foto: lluís milián

Sin rótulos en las calles es casi imposible interpretar los mapas o las indicaciones del GPS. Foto: lluís milián

Esta vez no.No se trata de que el GPSse haya vuelto a equivocar. Buscamos la oficina de servicios sociales del barrio de Campclar y aunque la aplicación del móvil insiste en que estamos en la calle Riu Onyar y nos asegura que hemos llegado al destino, no hay una sola placa que confirme el nombre de la vía. No queda más remedio que recurrir al método de toda la vida: preguntar al primer vecino que pasa.

Pero esta falta de indicaciones no es, ni mucho menos, excepcional en la ciudad. Como ejemplo hicimos el ejercicio de tratar de llegar a una veintena de dependencias públicas sin preguntar a nadie, guiándonos exclusivamente por el nombre de la calle y por los rótulos que deberían anunciarlo. Lo primero que quedó demostrado es que en la gran mayoría de los casos no se cumple la ordenanza municipal que obliga a colocar un rótulo en cada uno de los extremos de cada vía y, al menos, en una de las esquinas de cada cruce.

Mossos, la peor señalizada

En el recorrido la dependencia peor señalizada es, con diferencia, la Oficina d’Atenció Ciutadana de los Mossos d’Esquadra, ubicada en la calle Doctor Mallafré Guasch, 7. Lo primero que se descubre es que, para quienes vienen desde la Plaça de Les Corts Catalanes (seguramente el camino que toma la mayoría de los peatones que van a poner una denuncia), no hay una sola placa, a ninguno de los lados del inicio de la vía ni en los cruces posteriores donde figure el nombre de la calle. Además, tampoco hay postes peatonales ni indicaciones para vehículos que señalen dónde está la oficina.

En la misma calle se encuentra el Hospital Joan XXIIIde Tarragona, aunque en este caso sí hay indicaciones para vehículos en las rotondas cercanas.

No obstante, hay que dejar claro que las indicaciones para vehículos no siempre son de ayuda para los que caminan. Un ejemplo caro es lo que sucede si se buscan las dependencias de la Policía Nacional. Hay una señal con indicación para coches en la Rambla President Companys, pero a quien va a pie más bien le haría dar una vuelta innecesaria. Para colmo, la dirección de la policía es «Plaça d’Orleans sin número». En esta plaza sí que hay una placa, la única, con el nombre en una de las esquinas, aunque el texto apenas puede leerse porque la placa de mármol, que además es del mismo color de la pared, está descolorida.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También