Tarragona tendrá un plan de ‘nueva ciudadanía’

Se presentará en marzo y busca la participación de las personas inmigrantes 
en todos los ámbitos. En la elaboración intervienen una veintena de entidades

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
El plan es buscar hacer partícipes a las personas migrantes de la vida de la ciudad. FOTO: PERE FERRÉ

El plan es buscar hacer partícipes a las personas migrantes de la vida de la ciudad. FOTO: PERE FERRÉ

En la ciudad de Tarragona viven 27.038 personas que han nacido en el extranjero. Son el 20% de los habitantes del municipio, aunque su presencia y sus aportaciones no siempre son visibles.

Este es uno de los aspectos que ha llevado a la Conselleria de Nova Ciutadania del Ayuntamiento de Tarragona a elaborar un plan de ‘Nueva ciudadanía’ que será presentado el próximo mes de marzo. El mismo parte del trabajo de la Taula d’Interculturalitat en la que hay miembros de entidades de la ciudad en las que hay representadas una veintena de nacionalidades.

Paula Varas, concejal de Nova Ciutadania (la conselleria se creó en 2019) explica que uno de los objetivos es que la ciudad en su conjunto cambie la percepción de las personas inmigrantes «como personas que necesitan ayuda, por la de personas que vienen a participar en la construcción de la ciudad».

Barrio por barrio

Para la elaboración del plan se ha hecho un diagnóstico ara identificar, por ejemplo, las zonas de la ciudad donde se concentran más personas inmigrantes y sus procedencias. Así, por ejemplo, hay diferencias entre distritos. En Torreforta representan el 32,74% de la población, en la Part Alta el 29% y en Llevant el 11%.

Según los datos del padrón de 2019 los cinco países de procedencia más comunes en la ciudad son Marruecos (7.556 personas), Colombia (3.078), Rumanía (1.705), Argentina (1.298) y China (1.043).

La intención es que el plan abarque los diferentes ámbitos de la vida ciudadana y que se tenga en cuenta en todas las políticas públicas del Ayuntamiento.

En los Consells de Districte

Uno de los aspectos que se concretan en el plan es el de la participación, por lo que las entidades de inmigrantes tendrán representación dentro de los Consells de Districte cuando se pongan en marcha.

Varas apunta, por ejemplo, que hasta ahora ninguna de estas entidades cuenta con espacio municipal asignado. Algunas, de hecho, han tenido que hacer constar domicilios particulares para poder inscribirse en el registro de entidades.

Otro de los aspectos en los que insistirá el plan es el asociativo; poner a las personas inmigrantes en contacto con las entidades locales, ya que es uno de los aspectos en los que han demostrado más interés en la Taula d’Interculturalitat. La idea es que sepan lo que hacer para integrarse, por ejemplo, en las collas castelleras o en las entidades del Seguici Popular.

En este sentido ya se han estado dando algunos pasos no solo para ponerles en contacto con las entidades locales, sino organizando talleres para que puedan mostrar su cultura. Ha habido talleres de Candombé uruguayo, música latinoamericana o sombras chinas, pero también de química. «Hay que desterrar el mito de que son personas pobres y sin formación, el nivel educativo de las personas migrantes de la ciudad es más alto que la media», apunta Varas.

En lo que se refiere a la visibilidad, Varas cree que la pandemia ha sido una gran oportunidad para que se visibilice su trabajo, puesto que han estado muy activas en diferentes iniciativas solidarias, desde cosiendo mascarillas en el primer confinamiento hasta repartiendo alimentos entre sus vecinos.

El plan también incidirá en la acogida que se ofrece a las personas que llegan a la ciudad, tanto a quienes vienen de otros países como quienes vienes de otras partes de Catalunya y el Estado. De hecho, según el padrón, solo el 45% de los tarraconenses ha nacido en la comarca del Tarragonès. «Cuando llegas a vivir a Tarragona tienes que saber cómo funcionan las cosas y cómo es su cultura».

Temas

Comentarios

Lea También