Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÍTICA

Tarragona usará este año 1,4 millones del plan de ajuste para reducir deuda

El Ayuntamiento podrá utilizar hasta 2020 unos 8,6 millones de euros que no esperaba

Octavi Saumell

Whatsapp
El gobierno ha convocado para este miércoles un pleno de urgencia para aceptar la propuesta estatal. Foto: Lluís Milián

El gobierno ha convocado para este miércoles un pleno de urgencia para aceptar la propuesta estatal. Foto: Lluís Milián

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona ha aprobado este miércoles que el Consistorio utilice este año 1,4 millones de euros que tenía previsto destinar al plan de ajuste económico para pagar deuda bancaria. La medida ha tirado hacia adelante únicamente con los votos a favor del equipo de gobierno (PSC, PP y Unió), las abstenciones de Ciutadans, PDECAT e ICV y el rechazo de ERC y CUP.

El pasado 2 de marzo, la Comisión Delegada del Gobierno Central para Asuntos Económicos acordó autorizar a los municipios que estén cumpliendo con sus planes de saneamiento para que puedan dejar de pagar los créditos relativos a este documento durante tres años: hasta mediados de 2020.

En 2014, el Consistorio se acogió al préstamo facilitado por parte de la Administración General del Estado para que las corporaciones locales pagaran a sus proveedores. Según el informe elaborado por parte del interventor municipal, el saldo pendiente de pagar a 12 entidades bancarias era de 18,7 millones con fecha a 31 de diciembre de 2016, mientras que con los 1,4 previstos para este año el pasivo llegaría a los 17,3 millones a finales de 2017.

164 millones de deuda

El aplazamiento del pago propuesto por parte de la administración central permitirá que, durante este año, el Consistorio pueda utilizar este 1,4 millones para reducir la deuda municipal, que en estos momentos es de 164 millones de euros.

A medio plazo, la adhesión del Consistorio al plan estatal permitirá que, hasta mediados de 2020, el Consistorio pueda usar 8,6 millones de euros que tenía previsto destinar al pago del plan de proveedores. En concreto, durante 2018 el Ayuntamiento podrá usar 2,8 millones de euros; en 2019, otros 2,8; y, en 2020, 1,4 como este año.

Durante el pleno municipal celebrado este miércolesa, el concejal de Hisenda –Pau Pérez (PSC)– ha aseguradoque los 8,6 millones de euros no se destinarán en su integridad a rebajar deuda municipal durante los cuatro próximos ejercicios econñomicos. «También podríamos destinar una parte a inversiones o a gasto corriente no consolidable (como la ampliación de la estructura municipal)» recalca el edil socialista.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También