Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona: vecinos que son ‘radares’ contra la soledad

Sociedad. Ponen en marcha una iniciativa para que vecinos y comerciantes voluntarios monitoricen a los mayores que viven solos en su barrio. Arrancarán en Ponent

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Imagen de archivo de dos mujeres en la Rambla Nova.
El 28,7% de los mayores de la ciudad viven solos. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo de dos mujeres en la Rambla Nova.
El 28,7% de los mayores de la ciudad viven solos. FOTO: PERE FERRÉ

Sucedía el mes pasado: la Policía Nacional encontraba en su casa del distrito de Ciudad Lineal (Madrid) a una mujer de 78 años que llevaba alrededor de 15 años muerta por causas naturales. Aunque el caso es extremo, la primera pregunta que surge es: ¿nadie la echó de menos durante todo ese tiempo?

Los mayores solos han comenzado a convertirse en todo un reto, no solo para las administraciones, sino para la sociedad en general. En Tarragona, sin ir más lejos, el 28,7% de los mayores de 65 años viven solos.

En este contexto, el Ayuntamiento de Tarragona ha puesto en marcha el Projecte Radars que, en resumen, quiere conseguir que los vecinos y comerciantes sean los ojos y los oídos para prevenir el aislamiento de los ancianos.

Carla Aguilar-Cunill, consellera de Serveis Socials, Feminisme y LGTBQ+, explicaba que la intención es recuperar las redes sociales que se han ido perdiendo con el crecimiento de las ciudades, «y hacer prevención antes de que tengamos situaciones de urgencia».

Joaquim Nolla, presidente del Col·legi Oficial de Farmacèutics de Tarragona, uno de los impulsores de la implantación del proyecto en la ciudad, pone un ejemplo cercano. Cuenta que desde la farmacia se puede detectar a ese vecino o vecina mayor que baja mensualmente a buscar sus medicamentos y que comienza a despistarse, que dice que le cuesta bajar las escaleras, vestirse, peinarse...

Una década en Barcelona

El proyecto que ahora arranca (comenzó a cocinarse en el mandato anterior) se pone en marcha con la colaboración y la asesoría del Ayuntamiento de Barcelona, donde ya lleva diez años de funcionamiento. Se iniciará por los barrios de Ponent, donde unas 950 personas mayores de 65 años viven solas.

Las técnicas que participan en el proyecto explican que se decidió comenzar por estos barrios porque ya existe un amplio tejido asociativo que funciona. A juzgar por el resultado de la primera reunión, que fue ayer mismo, no se equivocaron: enseguida vecinos y comerciantes comenzaron a ofrecerse como voluntarios.

La idea es que las personas Radars, con una mirada respetuosa, estén atentas a la dinámica diaria de los mayores de su entorno, detecten si hay algún cambio importante y den aviso a Serveis Socials, que valorarán si es necesario intervenir.

Para participar en el proyecto hay dos vertientes, la de los mayores que viven solos o con otra persona mayor y la de quienes quieren hacerse voluntarios. Si están interesados pueden llamar al teléfono 977 408213 o escribir al correo radarsgentgran@tarragona.cat.

No obstante, independientemente de si los mayores están apuntados o no, los voluntarios estarán preparados para hacerles seguimiento y darles a conocer los recursos disponibles.

Temas

Comentarios

Lea También