Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona vende coches, camiones, pisos, oro, joyas y sushi en bitcoins

Un ático en Salou, un BMW, un tráiler en Cambrils, pintura en Reus y hasta sushi en Miami Platja. Proliferan los anuncios y comercios que aceptan la criptomoneda de moda

Raúl Cosano

Whatsapp
El uso de bitcoins prolifera por los establecimientos. Foto: Pixabay

El uso de bitcoins prolifera por los establecimientos. Foto: Pixabay

La inmobiliaria Finques El Vent, en Reus, fue una de las primeras que aceptó el pago en bitcoins. Intervino en la compra de un piso en el Paral·lel, en Barcelona, que se acabó abonando con la criptomoneda de marras el año pasado. Es sólo un rastro de la irrupción del bitcoin en las transacciones de la provincia. Unos meses más tarde la firma Mr. Piso sacaba a la venta un inmueble que sólo se podía adquirir con esa moneda virtual. La operación se había cerrado y la inmobiliaria sacaba a la venta un nuevo piso que aceptaba el pago también de esa manera.

Pero hay más ejemplos. Los anuncios de propietarios que venden y que aceptan cobrar con la divisa digital de moda proliferan por la red, así como los establecimientos que lo aceptan. 

El inversor José María Cañellas vende en Salou, junto a PortAventura, un ático de 197 metros cuadrados con garaje, trastero, piscina y jardín. El precio de su anuncio figura en bitcoins: 490. «Doy la opción a que los apartamentos que tengo en venta se puedan pagar así. Me dedico al bitcoin desde 2014 y manejo todos los días esta moneda. Doy conferencias, es mi hobby. La criptomoneda es apasionante», comenta Cañellas, un ingeniero en telecomunicaciones que conoce todas las vicisitudes de la criptomoneda. 

Compra y vende bitcoins, asesora a quien quiera hacerlo, asiste a seminarios, hace trading, asesora en infraestructuras para producirlos y es intermediario con fabricantes y equipos de minería. «Me muevo mucho por Tarragona. Tengo varios pisos a la venta en la costa que se pueden comprar con bitcoins. Esta moneda es un hecho, una realidad. Abre la puerta a un mundo diferente de formas de pago. Nadie la puede manipular ni a favor ni en contra», aporta Cañellas.

Pero no sólo el sector inmobiliario aprende a convivir con el BTC. Así, en la provincia es posible encontrar un BMW que se puede pagar de esa manera, entre otros. Hay más vehículos en venta: varios camiones de la marca Volvo que se brindan en Tarragona e incluso semirremolques también presentes en la capital tarraconense. En todas esas transacciones, publicitadas a través de diferentes portales, se aceptan bitcoins como sistema de pago pero también Ethereum, otra moneda virtual, en este caso nacida en 2015, e igual que el bitcoin descentralizada, creada con código abierto y sin reconocimiento legal de la mayoría de países. 

Compraventa de oro y joyas

Además de cursos para aprender minería, en Tarragona es posible acceder a compraventa de oro y joyas mediante BTC o incluso a personas con bitcoins en su haber que proponen trueques a través de webs de anuncios. El interés va en aumento. «Miré información para instalar un cajero de bitcoins y hacer algo de negocio pero al final no llegué a un acuerdo con la empresa que lo lleva», explica el responsable de una joyería en Miami Platja. 

Sí que se puede hallar un cajero automático en la tienda de informática Infocoste, en Salou. Allí, además de pagar con bitcoins, se pueden obtener estas divisas a partir de euros. También existen servicios que se pueden adquirir mediante esta criptomoneda. Una empresa tradicional de pintura de Reus, que trabaja desde la rehabilitación de fachadas hasta la decoración de interiores, también acepta este sistema de pago. 

También en Miami Platja, un restaurante especializado en sushi llegó a aceptar bitcoins y aparece en las abundantes guías de lugares donde se emplea esa moneda. La huella tarraconense del bitcoin bien podría acabar en Cambrils, donde en el aparcamiento del hotel Daurada Park hay instalada una granja para producir la moneda al por mayor. Son servidores protegidos por fuertes medidas de seguridad que desarrollan los algoritmos para crear bitcoins. 

Temas

Comentarios

Lea También