Más de Tarragona

Tarragona volverá a cobrar en octubre la tasa de las terrazas a bares y restaurantes

El Consistorio apuesta por «normalizar» y eliminar la bonificación que el sector tiene desde marzo de 2020. La gratuidad actual solo se prorrogará en caso de una nueva ola de la Covid

Octavi Saumell

Whatsapp
El sector de la hostelería está exento del pago de la tasa de ocupación de la vía pública desde el inicio de la pandemia. FOTO: Fabián Acidres

El sector de la hostelería está exento del pago de la tasa de ocupación de la vía pública desde el inicio de la pandemia. FOTO: Fabián Acidres

Los bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad de Tarragona volverán a pagar a partir del 1 de octubre la tasa de ocupación de la vía pública. Así lo aseguró el pasado lunes el alcalde, Pau Ricomà (ERC), quien detalló que, de esta forma, se pondrá el punto y final a una bonificación del tributo que se alarga desde hace 18 meses. «La previsión es que esta acabe el 30 de septiembre. El debate de estos días (con los bares de la Plaça de la Font) no ha influido. Es independiente», afirmó en rueda de prensa el máximo responsable municipal. 

La voluntad del equipo de gobierno (ERC, Junts y CUP) es la de «ir normalizando la situación», ya que «la pandemia está bastante superada gracias a la vacunación», que en el caso de Tarragona ciudad llega hasta el 74% en pauta completa, mientras que el gabinete municipal considera que los negocios del sector de la hostelería «han ido trabajando a buen ritmo a lo largo de todo el verano». 

Por ello, desde el ejecutivo local se recuerda que la pasada semana «ya se reincorporaron físicamente al puesto de trabajo físico los empleados municipales», a la vez que «la educación este año será principalmente presencial». De hecho, ayer mismo el Gobierno Central anunció que prevé que la crisis económica esté superada a comienzos de 2022, recuperando los niveles de actividad y empleo previos a la pandemia antes de que termine el año, para superarlos en el primer trimestre del que viene. Por ello, el cuadro macroeconómico que acompañará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 mantiene la previsión de crecimiento económico para este año, en el 6,5 %, y para el que viene, en el 7 %.

«Somos conscientes de que puede haber una quinta ola. Si la hubiera y tuviera repercusiones, no dudaremos en tirar hacia atrás como ya hicimos el año pasado y hemos repetido tres veces con la vuelta física de los empleados», añaden las fuentes consultadas sobre la posibilidad de que las buenas cifras actuales de la Covid se compliquen dentro de algunas semanas. 

El sector pide «pasar el invierno»
El plan del Consistorio no es bien visto por parte de la Associació d’Hostaleria de Tarragona. Su presidente, Javier Escribano, reconoce que «debemos pagar por el uso de la vía pública», pero pide al Consistorio «dejar pasar un invierno que se perfila con mucha incertidumbre». Por ello, propone que el sector vuelva a abonar la tasa «en el segundo trimestre de 2022», una vez «superados los peores meses del año». Asimismo, Escribano considera que la administración local «podría usar los 700.000 euros que han sobrado en ayudas para el sector comercial para bonificar de nuevo parte del recibo de la tasa», ya que «además, el propio Ayuntamiento ha anunciado que el año pasado tuvo un superávit de 12 millones de euros».   

PSC: «Hasta final de año»
Desde la oposición, el PSC considera que la bonificación de la tasa de las terrazas «debería mantenerse hasta final de año», según indica el concejal Berni Álvarez, quien duda si «la situación en la Plaça de la Font de estos días ha influido en la decisión del gobierno municipal». El edil socialista pide «más diálogo con el sector para tomar decisiones consensuadas», ya que «de lo contrario volverá a suceder lo que ha pasado esta semana, siendo la ciudad la gran perjudicada». 

Carla Aguilar-Cunill (ECP) criticó ayer la postura del gobierno municipal con el sector. «Lamentamos las declaraciones de la consellera de cultura Inés Solé y del alcalde Pau Ricomà, que muestran una falta de empatía con un sector que ha sufrido y sigue sufriendo especialmente las consecuencias económicas de la pandemia». Finalmente, José Luis Martín (PP) denuncia una «persecución inédita» del ejecutivo municipal a lo largo de todo el mandato, y recordó que antes de la pandemia el gobierno local «ya propuso una nueva ordenanza que pretendía reducir las terrazas de estos negocios». 

Temas

Comentarios

Lea También