Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona y Reus acuerdan la hoja de ruta en materia ferroviaria, con cuatro nuevas estaciones

Josep Fèlix Ballesteros y Carles Pellicer han presentado las líneas del acuerdo en un acto en La Boella

Núria Riu

Whatsapp
Josep Fèlix Ballesteros y Carles Pellicer han firmado el Pacte de la Boella en materia ferroviaria. Foto: Alfredo González

Josep Fèlix Ballesteros y Carles Pellicer han firmado el Pacte de la Boella en materia ferroviaria. Foto: Alfredo González

Quince años después del Pacte de la Boella, para impulsar el aeropuerto de Reus, hoy este espacio volvía a ser el escenario de un encuentro que podría calificarse de histórico. Los alcaldes de Tarragona y Reus, Josep Fèlix Ballesteros y Carles Pellicer, han presentado el Acord Bilateral per a l’impuls ferroviario, un documento que en nueve puntos plasma las líneas de actuación que van a exigirse delante del Ministerio de Fomento.

Durante la presentación, ambos responsables municipales han apuntado que el acuerdo es una muestra de generosidad entre las dos ciudades, que se ha trabado después de más de un año de conversaciones “institucionales, políticas y técnicas”. De hecho, el peso de las negociaciones lo han llevado los concejales de urbanismo, Josep Maria Milà y Marc Arza, que hoy han cedido el protagonismo a los máximos representantes consistoriales.

Hoy quiso pasarse página a las discrepancias que en otros momentos han mantenido Tarragona y Reus. Y, tras hacer un “mea culpa histórico”, Ballesteros ha afirmado que “nos comprometemos a mantenernos firmes”, mientras ha invitado al conjunto de la sociedad civil a sumarse a esta iniciativa. Han asegurado que no es el acuerdo entre dos alcaldes. Y, en este sentido, Pellicer ha afirmado que “a partir de ahí debemos trabajar para que gane peso y sumar a los otros alcaldes del territorio”.

El acuerdo es ambicioso e incluye la suma de las demandas de ambas ciudades. Para el tarraconense éste contiene “lo básico e imprescindible para la movilidad del territorio”. Mientras su homólogo reusense ha afirmado que “tiene un único objetivo, que es el de mejorar y prestar un mejor servicio a la ciudadanía, que es lo que nos reclama”. Y esto se traduce en cuatro nuevas estaciones ferroviarias que deben servir para mejorar las comunicaciones tanto internas como con Barcelona.

Se solicitarán inversiones que equiparen Reus con Girona y la construcción de la estación de Bellissens

Se solicitará al Ministerio de Fomento que mantenga su compromiso con la estación intermodal del aeropuerto de Reus, “en igualdad de condiciones con lo anunciado para el aeropuerto de Girona”. Además Reus contará con otra estación, que es la de Bellissens, cuyo proyecto ya presentó la Generalitat el pasado otoño y se solicitará su licitación y ejecución al Gobierno de Madrid.

Por su parte, tal como ya había anunciado hace unas semanas, Tarragona no rechaza a la estación de Horta Gran. En el documento no se concreta la ubicación, tan solo se habla de una nueva estación para la zona de Ponent, además de una tercera (que podría ser una segunda si la actual quede desafectada) en Llevant. Ballesteros la ubicó “en los alrededores de la Savinosa”.

Esta hoja de ruta, aboga también por una mejora de la conexión entre las ciudades de Reus, Tarragona y Barcelona, con covoyes directos. Se apuesta por la instalación de un tercer carril provisional, a corto plazo. Aunque el documento no recoge explícitamente esta solución técnica, Ballesteros ha reconocido que “lo necesitamos para mejorar el servicio de viajeros”. Pese a ello, ha afirmado que “exigiremos que se haya iniciado el estudio ambiental alternativo por el interior”. Se refiere a la recuperación de la antigua línea Reus-Roda, otro de los aspectos clave que debe permitir que “a medio plazo, la vía de la costa tan solo sea utilizada para los trenes de pasajeros, evitando que las mercancías crucen las zonas urbanas”.

Está previsto un nuevo acto con el resto de alcaldes del territorio 

Los representantes municipales aseguraron que no se ha alcanzado el acuerdo incluyendo todas las demandas para contentar las dos ciudades. “Puede parecer un acuerdo de máximos, cuando estamos hablando de pocos centenares de millones de euros. Incluye lo que estrictamente nos hace falta como territorio”, ha defendido el concejal reusense Marc Arza.

Está previsto que “próximamente” vuelva a protagonizarse un acto de semejantes características en el que en esta ocasión se espera contar con la presencia del resto de alcaldes del territorio.

Temas

Comentarios

Lea También