Más de Tarragona

Tarragona Hacienda

Tarragona ya pierde 7 millones en impuestos de la Química que se quedan en La Canonja

La capital solo recaudará este año un 25% de los tributos, según el acuerdo económico de la segregación de 2010. El reparto de los ingresos por el Polígon Sud finalizará en cinco años

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer del Polígon Sud, en La Canonja, con la Catedral de Tarragona en el fondo. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de ayer del Polígon Sud, en La Canonja, con la Catedral de Tarragona en el fondo. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona ya perderá este año unos siete millones de euros de los impuestos de la industria química que se quedarán en La Canonja. Así se establece en el acuerdo económico de segregación firmado entre ambos municipios a finales de 2010, y que contempla que para este 2021 la capital tarraconense ya solo percibirá un 25% de los tributos que las empresas del polígono sur abonarán hasta el 31 de diciembre por sus IBI, IAE e impuestos de construcciones.

Según ha podido contrastar el Diari, el volumen global de ingresos que se prevé obtener este 2021 procedente de las empresas químicas situadas en el término municipal de La Canonja asciende a unos 9,6 millones de euros. De esta cantidad, una cuarta parte será la que le tocará a Tarragona, lo que se traduce en unos 2,3 ó 2,4 millones de euros, según se prevé en las cuentas municipales de ambos ayuntamientos para 2021. Por su parte, La Canonja se quedará unos 7,2 millones, una cifra que significa un 54% de los 13,4 millones de euros que gestionará el Consistorio del Tarragonès a lo largo de este año.

Un acuerdo que expira en 2026

El acuerdo tributario de la segregación firmado hace una década –pero que se empezó a negociar mucho antes, con Joan Miquel Nadal (CiU) en la alcaldía y Joan Aregio (CiU) como concejal de Hisenda– preveía un reparto de los ingresos que se inició en 2011 y que expira en 2026, fecha en la que está previsto que el Ayuntamiento liderado por Roc Muñoz (PSC) se quede con la integridad de los impuestos.

Así, a finales de 2010 –cuando las químicas pagaban unos 11 millones de euros– se firmó un documento que fijaba un punto de inicio del 60% para Tarragona y del 40% para La Canonja, que entonces ya tenía a Muñoz como máximo representante municipal –de hecho, lo es desde 1997–.

Así, en los primeros cinco años este porcentaje se fue reduciendo cada año en un 3%, hasta que en 2016 el equilibrio ya era de 55% para La Canonja y el 45% para Tarragona. Desde entonces y hasta este 2021 la variación anual ha sido del 4% a favor del Consistorio canongí, que este año ya se queda el 75%. A partir de 2022, sin embargo, la bajada será del 5% anual, de forma que Tarragona ya solo cobrará el 20% en 2022; el 15% en 2023; el 10% en 2024; el 5% en 2025; y nada el 2026. Esto quiere decir que si se mantiene la cantidad de los 9,6 millones anuales en ingresos de la Química, Tarragona deberá contemplar una reducción de unos 480.000 euros cada año para poder cuadrar las cuentas.

TGN baja 1,7 millones este 2021

Para hacerse una idea de la repercusión que la bajada tiene para Tarragona, basta decir que, respecto a 2020, el Consistorio ha sudado para poder cuadrar un presupuesto que se reduce en 1,7 millones de euros respecto al de hace un año. Los siete millones suponen un 4,2% de los 163,3 millones de las cuentas de este año. Asimismo, la cantidad que se deja de ingresos es el equivalente a todo el superávit de 2019.

El concejal de Serveis Centrals del Ayuntamiento de Tarragona, Jordi Fortuny (ERC), reconoce que la disminución anual «es importante», a la vez que indica que «ya estamos trabajando en los futuros presupuestos para compensar esta reducción, que ya sabemos que se producirá». En este sentido, el segundo teniente de alcalde se marca como prioridad «obtener más ingresos» por otras vías para poder hacer frente a la paulatina disminución acordada de cara al próximo lustro.

Comentarios

Lea También