Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tecnología para hablar en catalán

Las escuelas Campclar y Ponent trabajan este curso en un proyecto para mejorar la comprensión oral entre un alumnado mayoritariamente inmigrante que habla castellano o idiomas extranjeros
Whatsapp
Alumnos de quinto de Primaria graban en una tablet uno de los trabajos para el curso. Foto: Escola Campclar

Alumnos de quinto de Primaria graban en una tablet uno de los trabajos para el curso. Foto: Escola Campclar

Las escuelas Campclar y Ponent no sólo comparten geográficamente barrio en Tarragona, sino también un alumnado formado en su mayor parte por hijos de familias inmigrantes. Algunos, de otras partes de España; otros, de países tan dispares como Marruecos o Nigeria. Enric Roman y José Díaz son dos profesores de la Escola Campclar. Ambos, comprometidos con el futuro de los chavales, buscaban la manera de poder mejorar su rendimiento escolar, enseñarles a hablar mejor el catalán y abrirles más puertas para seguir los estudios.

Dio la coincidencia, el pasado curso, de que el Consell Social de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Institut de Ciències de l’Educació convocaron unas ayudas destinadas a proyectos educativos con el fin de visibilizar, ordenar y universalizar la transferencia de conocimiento entre la comunidad universitaria y el resto del sistema educativo a partir de proyectos de innovación conjuntos.

Para poder lograr el dinero, había que cumplir diferentes requisitos: promover la colaboración entre los docentes de la URV y los de la enseñanza infantil, primaria y secundaria; impulsar proyectos educativos que contribuyen a la mejora de la enseñanza y difundir los proyectos y las buenas prácticas entre la comunidad educativa.

José Díaz, profesor de la Escola Bonavista, explica que «vimos la convocatoria y no dudamos en presentar nuestra idea y ésta fue aceptada». Enric Roman, el otro maestro del centro, añade que «nosotros queremos potenciar la comprensión del catalán entre este alumnado mayoritariamente castellanohablante. Y con la tecnología vimos un nuevo camino a explorar.

 

Ayuda económica

El Consell Social les dio dinero para la compra de las tablets. Y con ellas, los profesores de los dos centros educativos empezaron el presente curso a buscar qué funciones podía complementar la tecnología para ayudar a mejorar su rendimiento escolar.

Aunque las tablets se usan en los cursos, el proyecto educativo está enfocado a los alumnos de quinto, porque deben prepararse para la evaluación de sexto y se busca que la tecnología aumente sus notas.

La metodología de los dos profesores es estimular el interés del alumnado y con estas ganas introducir aquellos conocimientos que les permitan aumentar su rendimiento. «Como son gente que habla castellano u otros idiomas en el día a día, vimos que si les aportábamos motivación podían mejorar sus conocimientos orales de catalán», explican Roman y Díaz.

Las diferentes aplicaciones de la tablet permiten a los alumnos realizar prácticas que terminan en un aumento de la comprensión oral en catalán. «Por ejemplo, se graban la voz para describir qué han hecho en el huerto, para narrar un cuento, montan un vídeo... Son prácticas que gustan mucho y que ayudan a mejorar esta faceta», argumentan.

Con estas tablets y muchas ganas, las dos escuelas empezaron a trabajar. Cada una con unos 40 alumnos y con una metodología adaptada al perfil del alumnado. Los dos profesores admiten que «a estos niños les cuesta seguir una clase con un profesor hablando 40 minutos. Se aburren y desconectan. Había que buscar otros caminos», dicen.

El proyecto tendrá continuidad en los dos centros y el objetivo es que en las pruebas de evaluación de sexto se vea una mejora en el rendimiento.

 

Tecnología en las aulas

Mar Camacho es profesora del Departament de Pedagogia de la URV y experta en uso de dispositivos móviles en educación. Desde el primer momento, ella se entusiasmó con el proyecto de los dos centros educativos de Ponent y apoyó la iniciativa. De hecho, tres alumnas (dos del grado y una del máster) participan y analizan el proyecto desde el punto de vista metodológico. «Esta idea nunca se ha experimentado a nivel nacional y utilizar la tecnología para ayudar a un perfil concreto de alumnos puede ser exportable», argumenta. Este trabajo de los profesores será el eje central de unas jornadas que se celebran este sábado.

En el Aula Magna del Campus Catalunya de la URV se realizará la jornada «El uso de los dispositivos móviles en la educación», que tiene como objetivo por un lado analizar el papel de las tecnologías móviles en la educación y por otra, presentar experiencias exitosas en el marco del proyecto MobileCOM.

En la jornada se contará con la presencia del presidente del Consell Escolar de Catalunya, Ferran Ruiz Tarragó, que presentará el documento de apoyo al uso de los dispositivos móviles en los centros educativos. También se presentarán diferentes experiencias educativas por parte de profesorado de diferentes niveles y se cerrará con una mesa redonda formada por diferentes expertos del ámbito.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También