Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tener amigos fumadores es lo que más incita al tabaquismo

Un estudio con adolescentes de Tarragona señala que casi el 85% de los mejores amigos de un adolescente fumador, fuman; en el caso del no fumador, sólo el 3% de sus amigos fuma

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de una de las ponencias en el evento que reúne a más de 200 enfermeras en el Palau de Congressos.  FOTO: pere ferré

Imagen de una de las ponencias en el evento que reúne a más de 200 enfermeras en el Palau de Congressos. FOTO: pere ferré

Un estudio realizado por un grupo de enfermeras de atención primaria de la Xarxa Sanitaria y Social de Santa Tecla sobre el hábito tabáquico de los adolescentes confirma la tendencia a la baja de los fumadores entre este grupo de edad, pues sólo un 17% son fumadores activos, pero apunta que el consumo de tabaco de los amigos actúa como principal condicionante en el hábito tabáquico.

El tabaquismo es la primera causa evitable de problemas de salud y de mortalidad prematura y la mayoría de las personas que fuman se inician en la adolescencia. Por lo tanto, el abordaje del consumo en esta etapa es clave.

Encarnación Iglesias, enfermera y una de las autoras del estudio que se presenta en el Congreso de la AIFICC que tiene lugar estos días en el Palau de Congressos, explica que «hoy en día, los adolescentes tienen total acceso a la información, son conocedores de los efectos negativos del tabaco y viven en una sociedad donde impera la política antitabaco, y todo esto nos debería llevar a un consumo cero. Con este estudio hemos querido analizar qué les lleva aun así a ser fumadores activos».

En el estudio han participado 556 alumnos de segundo, tercero y cuarto de la ESO de dos institutos de la provincia de Tarragona. Del total de la muestra, el 17,2% son fumadores y el 60,3% no lo son, y el 22,5% son alumnos que no fumaban en el momento de la encuesta, pero que lo habían probado alguna vez. En el grupo de fumadores, el 84,8% de sus mejores amigos fuman, y un 67,4% son hijos de padres fumadores.

En el grupo no fumador, sólo el 3% de sus amigos fuman y el 46% tienen padres fumadores.

El trabajo se presenta en un Congreso que reúne a más de 200 enfermeras de Atención Primaria

Este estudio pone de manifiesto que a pesar de que el consumo de tabaco en adolescentes decrece, todavía hay trabajo por hacer en la prevención tabáquica en las escuelas.

Con el fin de sensibilizar al alumnado de los efectos nocivos que el tabaco tiene en la salud, las enfermedades que se asocian su consumo, su potencial adictivo y la dependencia que genera.

De hecho, el 94% de los adolescentes encuestados reconoce que recibe información tanto en la escuela como en casa, pero aun así todavía encontramos un 17% de hombres y mujeres que deciden fumar.

Con estos resultados nos planteamos que, manteniendo la vertiente informativa, deberíamos incorporar nuevas estrategias de prevención en nuestras intervenciones encaminadas a dar herramientas y proporcionar habilidades para poder decir ‘No’ ante situaciones de riesgo y de la presión del grupo».

Comentarios

Lea También