Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tensa protesta independentista

Apenas se conoció el contenido de la sentencia y los años de prisión para los líderes del Procés, se activó la reacción, con continuas marchas y cortes de calles y avenidas

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Seis mil personas se manifestaron en Tarragona. FOTO: Alfredo González

Seis mil personas se manifestaron en Tarragona. FOTO: Alfredo González

Los Mossos impidieronel acceso a la vía en Tarragona. FOTO: Alba Mariné

Los Mossos impidieronel acceso a la vía en Tarragona. FOTO: Alba Mariné

El protagonismo en Reus por la mañana fue de los estudiantes. FOTO: Fabián Acidres

El protagonismo en Reus por la mañana fue de los estudiantes. FOTO: Fabián Acidres

Manifestantes en el Pont de l’Estat de Tortosa. FOTO: Joan Revillas

Manifestantes en el Pont de l’Estat de Tortosa. FOTO: Joan Revillas

Corte de la carretera N-240 a su paso por Valls. FOTO: Alba Tudó

Corte de la carretera N-240 a su paso por Valls. FOTO: Alba Tudó

Los tractores de los agricultores en Reus. FOTO: Alba Mariné

Los tractores de los agricultores en Reus. FOTO: Alba Mariné

Llegó el anunciado día D y la noticia más esperada de los últimos años no tardó en estallar como una bomba. Pasaban unos minutos de las nueve de la mañana cuando trascendió que el Tribunal Supremo condenaba a los líderes del procés a entre 9 y 13 años de cárcel. La sentencia fue todo menos una sorpresa. La detallada filtración del día anterior había despejado todas las incógnitas menos la numérica. Al final, los jueces optaron por la parte alta de la horquilla prevista en el Código Penal para los delitos de sedición, que iba de cuatro a quince años. El peor parado, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, 13 años de prisión; los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa, 12 años, en los cuatro casos por delito de sedición en concurso medial con un delito de malversación de fondos públicos agravado en razón de su cuantía. Asimismo, el Supremo condena a 11 años y 6 meses de prisión por el delito de sedición a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; a los exconsellers Joaquim Forn y Josep Rull, a 10 años y 6 meses, y al expresidente de la ANC Jordi Sánchez y al presidente de Òmnium Jordi Cuixart a 9 años de prisión. Todas las penas conllevan una inhabilitación absoluta por el mismo tiempo al que han sido condenados, lo que impedirá que puedan ser candidatos en las elecciones.

La noticia corrió como la pólvora y en apenas unos minutos ya se había convertido en el único tema de todas las conversaciones.

PROTESTAS EN TARRAGONA

Y la reacción no se hizo esperar. Una manifestación espontánea en repulsa de la sentencia partió de los juzgados de Tarragona y, alimentada con un grupo de estudiantes que habían cortado el tráfico en la plaza Imperial Tarraco, comenzó a recorrer la ciudad. Se dirigieron hacia la autovía A-7, que taponaron durante unos minutos, para a continuación cortar otras calles y carreteras antes de enfilar hacia la estación de Renfe, donde los antidisturbios de los Mossos impidieron que los manifestantes accedieran a la vía. Al mediodía la intensidad de la protesta bajó, aunque quedaron pequeños grupos que protagonizaron sentadas en diversos puntos de la ciudad para luego cortar la avenida Roma, la T-11 y, de nuevo la A-7. Fue durante esta acción cuando se produjeron algunas escenas de tensión, cuando algunos conductores se enfrentaron verbalmente a los manifestantes y se insultaron mutuamente. En un momento, los Mossos llegaron a quitar las llaves del coche a un automovilista, ante el temor de que pudiera arrancar a pesar de la gente que estaba en la autovía cortando el tráfico. Hasta que los independentistas se fueron para dirigirse a la manifestación de la plaza de la Font.  

Tarragona sale a la calle para expresar malestar tras publicarse la sentencia contra los políticos independentistas

Tarragona no ha fallado, al igual que otras ciudades de la provincia. Aunque la organización era deficiente y los canales de comunicación ambiguos y confusos, los defensores de la independencia de Catalunya y los que han querido mostrar su repulsa a la sentencia del Tribunal Supremo, emitida esta mañana de lunes 14 de octubre.

Se encontraron con que, poco antes de las ocho de la tarde, hora a la que estaba convocada la concentración principal en Tarragona, la Plaça de la Font y sus calles aledañas ya se encontraban a rebosar. La Guàrdia Urbana calculaba la presencia de unas 6.000 personas, aunque la tradición castellera siempre ha hablado de que la plaza llena puede acoger a 10.000.

Los estudiantes asumieron todo el protagonismo durante la mañana

La marcha comenzó puntual y, a diferencia de las protestas de la mañana, con gran presencia de jóvenes, esta vez había personas de todas las edades, incluidos niños. Entre los manifestantes abundaban los carteles con la frase «Contra la sentència, reincidència», y fotos de los condenados que compartían espacio con esteladas y banderas feministas, de Euskadi, de Italia…

VÍDEO: Golpean a una mujer con la bandera española en Tarragona

Una mujer que exhibía una bandera española ha sido golpeada por un manifestante que participaba en una movilización en Tarragona en protesta por las condenas a los líderes independentistas juzgados por el Tribunal Supremo. La mujer ha irrumpido en la manifestación independentista por las calles de Tarragona, exhibiendo una bandera española y dirigiéndose a los manifestantes: "Estáis pisando suelo español".

Al finalizar, al compás de Els Segadors, se levantaron tres pilars. Los manifestantes se emplazaron para la marcha que partirá mañana miércoles desde cinco puntos de Catalunya hacia Barcelona. En el caso de Tarragona, partirán desde el Passeig de Les Palmeres.

Se decidió entonces enfilar hacia la Subdelegación del Gobierno. Los manifestantes se concentraron allí durante breves momentos que aprovecharon para quemar fotos de los reyes actual y emérito. Posteriormente la columna de personas se dirigió hacia la A-7 a cortar el tráfico.  

REUS

En Reus también el día comenzó temprano. Desde las 10 de la mañana se fueron reuniendo decenas de personas en los juzgados, sobre todo estudiantes. Cuando el número de concentrados superó las 300 personas decidieron cortar el tráfico tanto en la avenida como la entrada a la ciudad por la carretera de Montblanc.

Cuando pasaba una hora de la convocatoria de la concentración, los manifestantes empezaron a movilizarse en dos direcciones. Una comitiva de unas 300 personas fue hacia la Policía Nacional por la avenida Marià Fortuny y el Parc Sant Jordi. Los manifestantes continuaron su ruta por el paseo Sunyer, plaza del Nen de les Oques, calle Sant Joan y los arrabales hasta llegar a las puertas del Hotel Gaudí. 

Alta tensión frente a la comisaría de la Policía Nacional de Reus

Tres personas que lucían una bandera española y un grupo de manifestantes independentistas se han enfrentado llegando a las manos. Los Mossos han tenido que intervenir para detener el enfrentamiento aunque no han podido evitar que se rompiera el cordón policial

Allí les esperaban las decenas de manifestantes que desde los juzgados se dirigieron por la avenida Marià Fortuny hasta llegar a la plaza del Canal, frente a la estación de autobuses. La unión de las dos marchas frente al hotel guarda una gran simbología, ya que fue uno de los puntos más problemáticos el pasado 1 de octubre. De hecho, allí se hospedaron decenas de agentes de la Policía Nacional y fue uno de los principales focos de protesta los días posteriores al referéndum. Los dos recorridos estuvieron seguidos en todo momento por un fuerte dispositivo policial y obligaron a cortar el tráfico durante su recorrido generando importantes retenciones.

Una tractorada se unió a la manifestación que tuvo lugar por la tarde en Reus 

Las movilizaciones finalizaron sobre las 13 horas en la plaza Mercadal, donde también esperaba una representación de los Avis i Àvies per la Llibertat. 

Por la tarde la actividad se recrudeció y lo que no consiguieron los manifestantes de Tarragona, acceder a las vías para impedir la circulación de los trenes, lo lograron en Reus, invadiendo las vías con personas y con diferentes obstáculos que impidieron el paso de los convoyes, viéndose afectados los trenes de las líneas RT1 –de Tarragona a Reus–, R14 –de Barcelona a Lleida por Reus– y R15 –de Barcelona a Riba-roja d’Ebre por Reus– de Rodalies de Catalunya. 

Tractorada en Reus en contra de la sentencia del Supremo

Entre 50 y 60 vehículos agrícolas salen de la sede del sindicato, en la avenida Països Catalans, hasta la puerta de los Jutjats, donde se han citado para iniciar la protesta contra la condena de cárcel de los líderes independentistas

Ya al anochecer, unos 50 tractores iniciaban la marcha desde la sede que Unió de Pagesos tiene en la avenida Països Catalans. El paso lento de estos vehículos, que lucían banderas esteladas y no dejaron de pitar ni un minuto, provocó importantes retenciones. Recorrieron un tramo de la avenida para dirigirse hacia los juzgados. Allí, miles de reusenses les recibieron con un sonoro aplauso y gritos de «Els carrers serán sempre nostres» e «In-inde-independència!». De hecho, ellos fueron los encargados de liderar la marcha hacia la plaza Mercadal donde tenía que finalizar la concentración. La movilización fue una de las más numerosas que se recuerdan, similar a la organizada hace dos años tras el referéndum del 1 de Octubre. En aquella ocasión, la plaza Mercadal y las calles anexas ofrecieron una imagen parecida a la de ayer con unas 8.000 personas.

Mientras los manifestantes terminaban de llegar al punto neurálgico de la manifestación, los payeses se quedaron aparcados cortando el tráfico en la mayoría de los arrabales de la ciudad. Ya en el Mercadal, fue el turno para los manifiestos. También intervino el cantante Fito Luri y los Xiquets de Reus, que alzaron dos pilares ante los aplausos y gritos de los presentes.  

CAMBRILS Y SALOU

Más de mil personas se concentraron ayer a las 19 horas en la plaza del Ayuntamiento de Cambrils. Los manifestantes se hicieron escuchar con sus cacerolas y sus gritos de «no es justicia, es venganza», «presos políticos libertad» e «independencia». Asimismo reclamaron a los políticos cambrilenses que retiraran la bandera española del edificio. En el acto se leyó el manifiesto de Tall –Taula x la llibertat– que avisaba que vienen días «muy difíciles» y animaba a los asistentes a participar en los diferentes actos de protesta organizados para los próximos días. «Los condenados han sido acusados de delitos inexistentes (...) Por la libertad de todos tenemos que salir a la calle», aseguraba el texto.

Más de mil cambrilenses rechazan la condena injusta del Procés

Un millar de personas se han citado esta tarde de lunes en la plaza del Ayuntamiento de Cambrils para mostrar su rechazo y repulsa a la sentencia condenatoria a los 9 líderes políticos y sociales del Procés, entre ellos la tarraconense Carme Forcadell (natural de Xerta).

En la vecina Salou, unas 200 personas se concentraron para demostrar su repulsa a la sentencia. La gente se congregó en la rotonda de la Font, entre la calle Barcelona con Via Roma, cortando así una de las principales arterias del municipio. Entre los manifestantes había concejales de ERC, como Marçal Curto o la ex concejal Martina Fourrier. Según Curto, es la primera vez que se hace una manifestación de este tipo en el centro de Salou. Tras la lectura del manifiesto, emprendieron la marcha hasta la calle Ciutat de Reus, donde se concentraron frente al cuartel de la Guardia Civil.

200 personas expresan su indignación en el cuartel de la Guardia Civil de Salou

Unas 200 personas se han concentrado esta tarde en Salou para demostrar su "repulsa" a la sentencia del Procés. La gente, que se ha congregado en la rotonda de la Font entre la calle Barcelona con Via Roma, cortando así una de las principales arterias del municipio.

VALLS 

También Valls fue foco de las protestas. Unas 500 personas, la mayoría estudiantes, cortaron al mediodía la carretera N-240 con neumáticos, una puerta metálica y una señal de tráfico. El corte afectó a la gente que se dirigía a Montblanc. También cortaron el acceso al polígono industrial, en la carretera que va al Pla de Santa Maria. Más adelante, en Querol, otra concentración volvía a impedir el paso. Por la tarde, se celebró una concentración en la plaça del Blat, tras la que comenzó un recorrido para empapelar la ciudad con carteles contra la sentencia y a favor de la independencia.

TORTOSA

Más de 4.000 personas de Tortosa pero también de muchos otros municipios de les Terres de l’Ebre se manifestaron ayer al anochecer en la capital del Baix Ebre. Fue una movilización histórica: en muy pocas ocasiones se ha podido ver manifestantes cruzando, a la vez, dos de los tres puentes de la ciudad (el de l’Estat y el del antiguo ferrocarril) en una cola interminable de personas. Una muchedumbre inundó primero la plaza del Ayuntamiento de Tortosa hacia las 19 horas. Representantes locales de Òmnium y ANC leyeron el manifiesto, con los silbidos de rechazo de la multitud ante las condenas de cárcel de cada uno de los 9 líderes políticos y sociales. Y precisamente uno de los políticos con pena de cárcel es de las Terres de l’Ebre, la expresidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, natural de Xerta. «Tenemos que decir alto y claro que no tenemos miedo. Es un ataque a la democracia y hace falta una respuesta a la altura», manifestaron ante una multitud que fue en aumento. Antes de emprender la marcha, se cantó el himno de Catalunya, Els Segadors, y a continuación la concentración se convirtió en manifestación hacia el Pont de l’Estat de Tortosa.

Miles de manifestantes expresan su repulsa en el Pont de l'Estat de Tortosa

Una muchedumbre ha inundado la plaza del Ayuntamiento de Tortosa esta tarde a las 19h. Representantes locales de Òmnium y ANC han leido el manifesto, con los silbidos de rechazo de la multitud ante las condenas de cárcel de cada uno de los 9 líderes políticos y sociales.

Tras cruzar el Ebro y emprender todo el Passeig de l’Ebre de Ferreries, la cabecera de la manifestación accedió al Pont Roig o del antiguo ferrocarril para volver a cruzar el río y concentrarse en la plaza Alfons XII. Ver personas cruzar ambos puentes a la vez (unos al principio y otros al final) en una cola infinita de manifestantes demostraba la magnitud de la convocatoria. Simultáneamente, unas doscientas personas se concentraron en el cuartel de la Guardia Civil para entonar cánticos de rechazo.
En les Terres de l’Ebre no se produjeron cortes viarios significativos, a excepción del corte de carretera en la N-340 en l’Ampolla, con una cincuentena de participantes hacia las 18 horas de la tarde. La primera concentración de la jornada en Tortosa fue a las 12 del mediodía en la delegación del Gobierno en las Terres de l’Ebre, con una cincuentena de participantes, la mayoría directores territoriales y autoridades, encabezados por el delegat del Govern a l’Ebre, Xavier Pallarés, y la alcaldesa de Tortosa, Meritxell Roigé. A continuación, los estudiantes protagonizaron una gran movilización que obligó a cortar el pont de l’Estat. Los estudiantes se plantaron, antes de llegar a la plaza del Ayuntamiento, en el cuartel de la Guardia Civil. 

* Con información de Norián Muñoz, Francesc Gras, Jordina Salvat, Cristina Sierra, Alba Tudó, Carmina Marsiñach y Marina Pallás 

Temas

Comentarios

Lea También