Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tímido impacto de los Juegos Mediterráneos en las reservas hoteleras

Algunos establecimientos de la ciudad incluso aseguran que las cifras son inferiores a las del año pasado, cuando se registró una temporada récord a nivel turístico

Núria Riu

Whatsapp

A falta de 52 días para la inauguración oficial de los Juegos Mediterráneos, el impacto de este evento prácticamente no se percibe en el sector hotelero de la ciudad. De hecho, algunos establecimientos aseguran que a estas alturas las reservas previstas para aquellas fechas incluso son inferiores a las de 2017, cuando se registró un año récord a nivel turístico.

Narcís Batlle, director de AC Hotel Tarragona, avanza que «tenemos los clientes habituales de siempre». Este establecimiento ubicado en la Avinguda de Roma tiene 115 habitaciones. En total ha registrado una reserva para dos días, coincidiendo con el día de la ceremonia de inauguración. «A estas alturas ya debería haberse notado más movimiento y esperamos poder llenar, pero no será gracias a los Juegos», argumenta Batlle. Habitualmente de lunes a jueves este establecimiento está completo y, durante el verano, también en los fines de semana. 

Consideraron que la organización de este evento podría ser una oportunidad y, como acostumbra a pasar en estas situaciones, se subieron precios. El incremento ha sido de entre 20 y 25 euros, lo que sitúa el precio de la habitación en unos 110 euros. A duras penas podrán beneficiarse de esta situación. «Las reservas que nos están entrando son de empresas y clientes que tienen una tarifa estipulada, que ahora no puede negociarse», argumenta.

Cuando se anunció que los deportistas se alojarían en los establecimientos de PortAventura, las empresas hoteleras de la ciudad aún esperaban que podrían quedarse con una parte del pastel. «Entendemos que tener a todos los deportistas en un mismo complejo es más fácil a nivel de seguridad, pero al menos los árbitros  y otro personal deberían haberse alojado en la ciudad y no tenemos constancia de ello. No es muy normal», decía el responsable de AC Hotel.

Ubicado en la Part Baixa, cerca de la estación de tren, el Hotel Catalunya Express dispone de 31 habitaciones. En su página web se promociona la celebración de este evento. «Por el momento no hemos notado nada. De hecho, las reservas han bajado comparado con el año pasado, ya que se prevé que la campaña será más floja», apuntaba este establecimiento.

Habitualmente en estas fechas la capacidad hotelera de la ciudad está completa

El Hotel Plaça de la Font dispone de 20 habitaciones. Por el momento tampoco ha notado un incremento de la demanda para estas fechas. «Ahora mismo estamos alrededor del 50% de ocupación, lo que es habitual en este periodo», argumentan.

Un contexto imprevisible
Ubicado en el centro de Tarragona, el hotel Urbis cuenta con 44 habitaciones. Su director, Carles Segarra, explica que, por el momento, «hay peticiones y algo de movimiento, pero no estamos hablando de reservas en firme». Este empresario de la ciudad apunta que las solicitudes que están recibiendo principalmente corresponden a «gente que viene a trabajar».

La inauguración de los Juegos tendrá lugar el viernes 22 de junio, dos días antes de Sant Joan. Habitualmente son fechas en las que la capacidad hotelera de la ciudad registra unas buenas cifras y, teniendo en cuenta que ésta se ha visto muy mermada por el cierre por obras el hotel Imperial Tarraco, el año pasado prácticamente la totalidad de los establecimientos colgaron el cartel de completo.

El sector del camping prevé un aumento de entre un 10 y un 15% en las reservas

Hasta el último momento
El Urbis también había previsto un incremento en los precios del 15%, a la espera de poder beneficiarse de este incremento en la demanda. Segarra considera que el comportamiento es imprevisible. «Con la situación política actual todo hace que hasta el último momento tengamos esta situación de incertidumbre», argumenta.

Este hotelero apunta que, en función de los acontecimientos, el mercado español acabará reaccionando de una u otra forma y esto es lo que puede acabar provocando que los establecimientos se llenen o no. «El cliente español siempre va al último momento y es el que acaba marcando si una temporada es buena o no», argumenta Segarra.

La empresa encargada de la gestión del alojamiento para el evento es Viatges El Corte Inglés. Esta sociedad reservó 400 habitaciones dobles de cara a la organización de los Juegos, lo que supone 800 camas que están bloqueadas y que ahora falta acabar de ver cuántas se cubren de forma efectiva. El escepticismo es generalizado ya que son fechas en las que los hoteles de la ciudad ya registran unas buenas cifras y la capacidad de crecimiento es escasa.

Optimismo de los campings 
Los campings suman a la ciudad alrededor de 10.000 plazas adicionales. Estos establecimientos alojarán a la organización de las ceremonias de inauguración y de clausura de los Juegos Mediterráneos.

El presidente de la Agrupació Campings Tarragona Ciutat, Agustí Peyra, estima en un 10-15% el incremento de las reservas para estos días respecto a la temporada anterior. «Son unas fechas en las que la ocupación ya acostumbra a ser muy elevada, por lo que estamos viendo que se están avanzando las reservas respecto a otros años», argumenta Peyra. Estima que aproximadamente el 90% de las plazas estarán ocupadas en este periodo, lo que acabará de determinar cómo será la temporada. «La primera quincena aún es incierta, lo que acaba determinando si es un verano excelente o no», concluye. 

Temas

Comentarios

Lea También