Todavía faltarían 4 millones para el servicio de basura en TGN

El gobierno municipal propone hoy aumentar un 5% el recibo en 2022 para paliar en parte las subidas del IPC –del 3,2%– y del 8% de la tonelada de Sirusa

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Un camión de la basura en Bonavista. ALBA MARINÉ

Un camión de la basura en Bonavista. ALBA MARINÉ

Al gobierno municipal de Tarragona (ERC-JxTGN-CUP) no le salen los números con el servicio de la recogida de la basura y la limpieza viaria. Así se pone de relieve en un informe económico al que ha tenido acceso el Diari, y que revela que aunque hoy se aprobara el aumento del 5% del recibo para 2022, aún faltarían más de cuatro millones de euros para poder cubrir el coste global del servicio. Todo indica, sin embargo, que la votación no se aprobará ante el rechazo de toda la oposición. Tampoco el 3,9% que se propone para el IBI.

En el documento, elaborado por el Servei de Comptabilitat i Pressupostos, se indica que si el pleno extraordinario de hoy lograra avalar la subida de la tasa, la recaudación global llegaría hasta los 13,2 millones de euros, una cifra que aún se queda lejos de los 17,4 que cuesta el servicio. Este hecho solo permitiría cubrir únicamente un 76% del global.

La situación en caso de aumento sería un poco mejor que si no se avala el encarecimiento, ya que en su conjunto la polémica subida del tributo –que no es avalada por ningún partido de la oposición y que, si nada cambia, no será aprobada– significaría un ingreso adicional de 616.796 euros respecto a 2021. Esto sí, si al final debe congelarse la tasa los ingresos serían de 12,6 millones, lo que solo abriría la puerta a poder abonar el 72% del coste del servicio porque se generaría un déficit de más de 4,7 millones de euros. Los números no cuadran.

Agujero en la doméstica

El principal agujero con el que se encuentra el servicio es en la recogida de la basura doméstica, donde se prevé un déficit de explotación de más de tres millones de euros. En concreto, los números de los técnicos municipales contemplan –con la subida hipotética del 5%– tener unos ingresos de 7,9 millones de euros frente a unos gastos que se elevarían hasta los 10,9. Esto solo permitiría cubrir el 72% del servicio. El aumento en las viviendas afectaría a los propietarios entre cuatro y nueve euros anuales, dependiendo de la tipología de calle.

Por lo que se refiere a la recogida comercial, cabe destacar que los números rojos serían de 1,1 millones porque mientras que los ingresos se dibujan en un total de 5,3 millones, se esperan más de 6,4 en gastos. En este apartado se lograría cubrir el 82% del servicio público. En caso de que el pleno no avale la subida, el déficit de la doméstica llegaría hasta los 3,4 millones, por los 1,3 de la comercial. En caso de aplicarse el encarecimiento, la subida oscilaría entre los 7 y los 17 euros anuales dependiendo de los metros cuadrados de local que tenga cada negocio.

Todo sube

Varios son los contratiempos con los que se prevé encontrar el Consistorio de cara a un 2022 que, de momento, se antoja muy complicado a nivel de las arcas municipales. El primero de ellos es la revisión de precios anual que se establece en la concesión aprobada el 2 de mayo de 2002, y que entre sus cláusulas prevé una actualización del 0,93% del IPC de Catalunya desde diciembre del año anterior al diciembre del año en curso. En este sentido, el IPC entre diciembre de 2020 y 2021 es del 3,2%, lo que de cara a 2022 supone una revalorización del 2,98% para el próximo año. Esto se traduce en un coste añadido de 592.373 euros.

Asimismo, otro problema es el encarecimiento del precio de la tonelada de resto que Sirusa ha comunicado al Consistorio, y que supone un aumento del 7,9% por tonelada. Así, mientras que en 2021 la mancomunidad cobra al Consistorio 101,50 euros por tonelada (80 de tarifa y 29 de canon), el próximo año la cifra será de 109,60 (80 de tarifa y 29,60 de canon). La previsión de los técnicos es que, de cara a 2022, el número de toneladas se rebaje un 5%, pasando de las 42.163 a las 40.055. Pese a ello, el coste económico también se incrementará, en este caso en unos 110.000 euros. Esto supondrá pasar de un gasto de 4.279.590 de este 2021 a los 4.390.058 de 2022.

Ante este panorama, el ejecutivo local ha reactivado los contactos para lograr alguna abstención que permita aprobar una subida fiscal que, a pocos días del pleno, se perfila como papel mojado y que puede dejar el presupuesto de 2022 al borde del abismo.

Temas

Comentarios

Lea También