Más de Tarragona

Toque de atención con risas al gobierno local en los Balls Parlats

Patinetes y carril bici, grandes protagonistas. Todos los grupos de Balls Parlats hablaron de las nuevas medidas de movilidad

AGNÈS LLORENS ALTIMÍS

Whatsapp
Siempre irreverentes, Dames i Vells mantuvieron su esencia. FOTO: PERE FERRÉ

Siempre irreverentes, Dames i Vells mantuvieron su esencia. FOTO: PERE FERRÉ

Pican, rascan y se burlan de lo que nos pasa, que ya nos hace falta. En Tarragona, los pases de Balls Parlats son sinónimo de tradición pero, sobretodo, de echar unas risas sobre una actualidad que, en los últimos tiempos, nos ha puesto las cosas más difíciles que nunca. Después de dos años, este lunes los que pudieron sacar entradas vieron en directo el primer pase de los grupos locales que cada año se ocupan sacarnos los colores a quien manda con sus rimas.
Y, evidentemente, le tocó el turno al Ayuntamiento. La actuación de Diables, Serrallonga, Pastorets, Gitanes y Dames i Vells, como colofón final, dejó claro que el tiempo de gracia —alargado aparentemente por la pandemia— del equipo de gobierno municipal, con Pau Ricomà a la cabeza como alcalde, ya ha terminado y que son muchas las actuaciones que han calado en la población de manera desigual y otras tantas siguen pendientes de resolver en tiempos de mascarilla.

Pero la crítica se aplicó como debe hacerse en estos casos, con pomada de risas. De hecho, todos los grupos hicieron mella en algunas de las medidas más conocidas del gobierno local en materia de movilidad, como la implantación de patinetes eléctricos, la construcción de carriles para paso de bicicletas y la limitación de velocidad en el centro. Otros temas estrella fueron, evidentemente, las dificultades para sacar entradas telemáticamente para los actos de estos días, los botellones que se concentran en algunas áreas de la ciudad, el cierre de La Riojana —otro de los más populares— y el nacimiento de tortugas en la playa del Miracle.

De hecho, la actuación de ayer —que se repetirá en los próximos días con varios pases todavía previstos— dejó patente que la tradición de los versots está muy lejos de desaparecer y que esta es una tradición que une a pequeños y mayores. Junto con las frases más tradicionales les de cada uno de los grupos, el público se desternilló con las alusiones las recientes obras a la Muralla, el ataque de «Ricoman», los problemas de Santa Tecla con las vacunas que nos mostraron Dames i Vells o con la versión de la Santa que apareció en la intervención del Ball de Pastorets. 

Cada uno de los grupos se esforzó para trasladarnos a un mundo mejor y más divertido. Destacaron detalles como la implicación de los mas pequeños del Ball de Serrallonga, el implacable ingenio de Dames i Vells —que revalidaron su licenciatura en el arte de desternillar al público y demostraron que la videoconferencia puede ser un arte que cincela risas— y la energía del Ball de Gitanes, junto con las carretilladas energéticas de Diables y los baile elaborados de Pastorets, en un acto que se hace corto. Entre los momentos más memorables destacan las referencias a la actualidad pandémica, el adiós a Messi o las alusiones a la libertad de género.

Cabe poner de relieve el buen aguante de un público que resistió el sol de primera hora de la tarda, que aportó buen humor —y algunos sus cojines de casa— y también muchas palmas, tanto en los mejores gags como en aquellos momentos más especiales, como el que parece ser el «pas al costat» del personaje del sargento «Blasques» de Dames i Vells —encarnado en los últimos tiempos por el grandísimo Jesús Calvo—  o el acto de homenaje «a los que nos escuchan des del cielo», que dedico el Ball de Gitanes casi al final de su intervención y que supo arrancar el aplauso fervoroso del auditorio. 

Quizás nos sentamos en el suelo, pero todos los grupos nos elevaron un poco y nos demostraron, con sorna y elegancia, que el cometido de la cultura popular es tan noble como delicado cuando de trata de rimar nuestras incomodidades para que podamos reírnos con ellas.

Temas

Comentarios

Lea También