Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Torredembarra afronta escenarios muy abiertos con la batuta en manos de ERC

El PSC, molesto con grangel por apoyar públicamente a Rovira
Whatsapp
Torredembarra afronta escenarios muy abiertos con la batuta en manos de ERC

Torredembarra afronta escenarios muy abiertos con la batuta en manos de ERC

La fragmentación política no es novedad en el Ayuntamiento de Torredembarra. En 2011 se presentaron once partidos, y en esta ocasión eran trece los que se disputaban los diecisiete escaños del salón de plenos. La gobernabilidad del municipio, a día de hoy, está abierta y hay muchos escenarios posibles. Esquerra Republicana ha ganado por primera vez unos comicios en la Torre, y su candidato, Eduard Rovira, tiene la clave del futuro del consistorio.

 

Rovira se muestra prudente y asegura que hay que analizar la situación con calma. «Ahora ya sabemos cuál es el mosaico. A partir de aquí nos reuniremos a nivel interno para analizar las prioridades, e iniciaremos conversaciones con los demás partidos. Hace años que Torredembarra depende de los pactos». ERC Podría apostar por un gobierno en clave nacional junto a CiU -que tiene dos concejales- y la CUP -con un representante-. Pero la última habría manifestado públicamente que no querría pactar con CiU. ABG también podría tener un papel relevante en las negociaciones con sus dos escaños. El PSC sería otra opción, y Ciutadans, de momento, quedaría descartado.

 

Cerca del quinto

Rovira confiesa que el resultado responde, más o menos, a los números que barajaban. Aunque se quedaron a 65 votos del quinto concejal, que les habría sorprendido gratamente. También agradece que el todavía alcalde, el socialista Enric Grangel, manifestara públicamente su intención de votarle. Pero esto no ha gustado al PSC. La ejecutiva local informó ayer que ha iniciado los trámites ante la Comissió de Garanties para abrir un procedimiento disciplinario contra Grangel. Consideran que pronunciarse públicamente a favor del candidato de otro partido fue una «deslealtad». Al margen de esta crisis, el PSC se muestra dispuesto a colaborar en la construcción un gobierno «de progreso, catalanista y estable».

Una de las prioridades de Rovira sería la forma de estructurar las concejalías. Dice que su voluntad es que estén integradas en un conjunto, y que no se trate de parcelas cerradas con su propio presupuesto. También apunta que «no queremos un programa separado, sino conjunto y en el que todos interactuemos».

 

 

 

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También