Trabajadores del 061 protestan para exigir la internalización del SEM

Se han denegado vacaciones a causa de la huelga

ACN

Whatsapp
Trabajadores del 061, durante la protesta en la sede del CatSalut. ACN

Trabajadores del 061, durante la protesta en la sede del CatSalut. ACN

Los trabajadores del 061 han protestado este miércoles ante la sede del CatSalut de Tarragona para reclamar que el Gobierno internalice el servicio de emergencias. Desde el mes de octubre, los empleados hacen huelga indefinida para exigir mejores condiciones laborales a la empresa Ferrovial, que gestiona el servicio. En concreto, han pedido un incremento salarial y mejorar la conciliación laboral y familiar.

También han denunciado la alta eventualidad en la contratación. "Nuestros objetivos no son otros que salvar vidas y parece que la vida no tiene este precio, estamos en torno al salario mínimo interprofesional, creemos que tendríamos que estar mucho más valorados por nuestra responsabilidad", ha lamentado la Anna Jordà, representando de los trabajadores de USOC.

Unos veinte trabajadores del 061 de la sala de Reus se han concentrado este miércoles por la mañana en las puertas de los servicios territoriales del Departamento de Salud a Tarragona para exigir un convenio propio que mejore sus condiciones laborales hasta que no consigan la internalización del servicio -el anteproyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos prevé que el Departamento de Salud elabore una hoja de ruta para internalizar el servicio del 061, que no incluye el del 112-.

Los empleados han lamentado que ninguna de sus demandas se hayan escuchado desde que empezaron la huelga indefinida. "Queremos un convenio propio, la internalización del servicio y todo el que comporta una conciliación laboral y familiar, a estas alturas, todavía no tenemos el calendario del mes de diciembre, todavía no sabemos sí trabajaremos en Navidad, esto pasa durante todo el año", ha denunciado Olga González, representando de los trabajadores del 061 de UGT en Reus. Por eso, han exigido en Ferrovial que entregue los calendarios laborales con más antelación.

En la misma línea, se ha manifestado Anna Jordà, representante de los empleados del sindicato USOC a Reus, quien ha lamentado que cobran el salario mínimo interprofesional y que tampoco han recibido la paga extra por la covid-19. "Trabajamos a las instalaciones del SEM, con sus ordenadores, bajo sus órdenes, pero no somos personal del SEM, por lo tanto, algo falla, sabemos que se están haciendo movimientos en el ámbito político, pero la realidad es que después de haber convocado la huelga todavía no tenemos ninguna mejora", ha afirmado.

La eventualidad

La portavoz de la plantilla también ha explicado que se han denegado vacaciones porque los trabajadores están en huelga y que muchos de ellos todavía no las han podido hacer cuando faltan pocos días para acabar el año. A su vez, ha denunciado la alta eventualidad en la contratación y ha lamentado que no se hayan renovado contratos que finalizaban el mes pasado.

Según Jordà, con la huelga no se pueden hacer nuevas contrataciones y la empresa ha optado por despedir en lugar de contratarlos de forma indefinida. "Hay pérdidas de personal, bajas, excedencias que no se han cubierto, en la sala trabajamos unas diez personas, ahora estamos a menos cuatro; esto hace que se quemen los compañeros, estamos haciendo sobre esfuerzos", ha dicho la sindicalista.

Seguimiento del 80% de la huelga

Las representantes de los trabajadores han celebrado que el 80% de la plantilla esté secundando la huelga, a pesar de que los servicios mínimos marcados son del 85%. "Son unos servicios mínimos muy elevados, esto comporta que exclusivamente puede hacer huelga una persona", ha indicado Jordà. Con todo, desde hace dos semanas, los sindicatos acordaron con la empresa que los empleados que no pudieran o quisieran hacer huelga pueden ceder su derecho a huelga a otro trabajador. "Los compañeros no desfallecen manteniendo su derecho a huelga y estamos muy orgullosos de este 80% de seguimiento", ha destacado.

La plantilla tiene previsto continuar movilizándose haciendo concentraciones cada quince días y asistiendo a una manifestación en Barcelona. "Continuaremos hasta conseguir mejorar nuestras condiciones, no podemos continuar con esta situación, con esta incertidumbre y con unas condiciones muy deplorables", ha cerrado González.

Temas

Comentarios

Lea También