Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Víspera del 1-O

Tranquilidad en los colegios electorales de Tarragona el día antes del referéndum

La mayoría permanecen con las puertas cerradas y sin actividad

Àngel Juanpere

Whatsapp
El director el IES Martí i Franquès, llaves en mano, a la puerta del centro educativo esta mañana. Foto: Lluís Milián

El director el IES Martí i Franquès, llaves en mano, a la puerta del centro educativo esta mañana. Foto: Lluís Milián

Sábado tranquilo en los diferentes colegios electorales de Tarragona el día antes del referéndum de mañana domingo. La mayoría de las sedes electorales permanecen con las puertas cerradas y sin actividad en el interior. Una en las que sí hay movimiento –principalmente de algunos padres- es la Escola Tarragona, situada a escasos metros de la Comandancia de la Guardia Civil. Ayer viernes ya comenzaron lo que denominaron ‘convivencias’. La jornada terminó con una cena. La intención inicial era de quedarse a dormir. Pero ante los pocos padres que secundaban la idea decidieron suspender dicha actividad y a las doce cerraron el colegio hasta las ocho y media de la mañana de hoy.

Una madre apuntaba al Diari que la intención es quedarse esta noche porque se prevé que haya más participación. Y es que a partir de este mediodía se espera más asistencia de padres e hijos que durante la mañana tenían competiciones o partidos fuera de dicho centro educativo. La idea es que durante la jornada se puedan efectuar diferentes tipos de actividades.

En el Institut Martí i Franquès el director permanecía en la puerta para controlar el acceso “como todos los sábados” y sólo dejar pasar a las personas o jóvenes que tenían alguna actividad programada desde hace tiempo, “como el grupo de teatro que ensaya o los alumnos que tienen entreno”, explicaba al Diari Jean-Marc Segarra. En el interior estaba el personal de mantenimiento. Ayer viernes un centenar de personas intentaron acceder al recinto pero al final desistieron. El único incidente fue un hombre que intentó colarse diciendo que tenía a su hijo en el colegio, pero el director no lo conocía. El hombre, en actitud amenazante, señaló que en el interior había una furgoneta y que ésta no podía estar, “yo le contesté que era la de vending”. Finalmente el individuo –que al parecer estaba acompañado por otro hombre y una mujer- permaneció en el exterior durante una hora grabando. “Estoy seguro que era un policía, pero en ningún momento se identificó como tal”, señalaba Jean-Marc Segarra.

Sobre las cinco menos cuarto de la tarde, el director volvió a tener una visita inesperada. Aproximadamente una veintena de agentes -algunos de ellos con pasamontañas- de la Policía Nacional se presentaron en el centro con la intención de acceder al interior. El responsable del instituto llamó a los Mossos d'Esquadra y los policías se marcharon. No llevaban ninguna orden judicial ni de la Fiscalía. Esta entrada provocó que se hiciera un llamamiento a través de las redes sociales para que los ciudadanos acudieran a las puertas de dicho instituto.

El Institut d’Ensenyament Secundari de Sant Pere i Sant Pau ha permanecido con las puertas cerradas hasta las 11.20 horas, cuando un responsable, cargado con balones de baloncesto, ha abierto la instalación. Allí esperaban los jóvenes de La Selva del Camp y El Morell que tenían que disputar un partido del campeonato infantil de baloncesto. “Estaba previsto desde hace muchos días”, recalcaba una madre.

Tanto el complejo de la Escola Oficinal d’Idiomes (EOI) como el Centre d’Innovació i Formació Ocupacional (CIFO) tienen las puertas cerradas.

Temas

Comentarios

Lea También