Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tres aprendices de policía, homenajeados en Tarragona

Tres adolescentes que persiguieron a un ladrón de bolsos durante un kilómetro, hasta la comisaría de la Guàrdia Urbana, fueron tres de los homenajeados ayer durante la festividad de dicho cuerpo policial.

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los tres adolescentes persiguieron a un ladrón en diciembre del año pasado. Foto: lluís milián

Los tres adolescentes persiguieron a un ladrón en diciembre del año pasado. Foto: lluís milián

Tres jóvenes persiguen a un ladrón de bolsos durante un kilómetro». Así titulaba el Diari el 10 de diciembre del año pasado una noticia referente a un individuo que le quitó el bolso a una mujer en la calle Enric d’Ossó. Al oír los gritos de la víctima, los tres adolescentes –uno de ellos de 15 años– estuvieron persiguiendo al ladrón –que incluso se paró y les amenazó con una navaja– hasta la comisaría de la Guàrdia Urbana, donde fue detenido por los agentes. Ayer, los tres subieron al escenario para recibir una felicitación por su acto, que fue correspondido con un cálido aplauso del Teatre Tarragona, convirtiéndose seguramente en los homenajeados más jóvenes durante la festividad de dicho cuerpo policial.

La celebración de ayer volvió a servir para rendir un homenaje a aquellos agentes no sólo de la Guàrdia Urbana de Tarragona sino de otros cuerpos policiales e incluso de personal ajeno. El primero en subir al escenario fue el recientemente ascendido sargento José Guijarro, por sus treinta años de uniforme. Posteriormente acudieron los de los 25 años.

La Cruz al Mérito Profesional fue para los agentes de la Guàrdia Urbana y un teniente de la Guardia Civil que participaron en el decomiso de más de 3.322 plantas de marihuana en tres domicilios de Tarragona, Alcover y Vinyols i els Arcs el pasado 2 de junio, que permitió la detención de siete personas.

También fueron reconocidos los agentes de la Guàrdia Urbana que intervinieron en el cierre de un club cannábico, otros que evitaron que una mujer se autolesionase con un cuchillo en plena vía pública o el agente de la Policía Local de Salou cuya información sobre unos individuos que vendían droga cerca de los centros escolares permitió la detención de los dos sospechosos en su piso y denunciar a varios compradores, uno de ellos menor de edad.

Tambien hubo una mención para los agentes que el pasado 31 de mayo patrullaban por una zona boscosa cercana a la urbanización Balcó de Tarragona y encontraron, entre los árboles y tapados con una especie de lona, 1.500 kilos de ropa usada en bolsas, que había sido sustraída del interior de contenedores de Roba Amiga. Este hallazgo ha permitido, en meses posteriores, detener a varias personas pertenecientes a dos familias rumanas asentadas en Sant Pere i Sant Pau por dedicarse presuntamente a la sustracción de dicho género de los contenedores.


Salvando vidas
Manel y Rubén, también condecorados, nunca olvidarán la víspera de Navidad del año pasado. Estos dos agentes de la Guàrdia Urbana acudieron al centro comercial Carrefour porque una mujer estaba alterando el orden. Pero su intervención derivó en un acción humanitaria: salvar la vida a un bebé de 20 meses. El pequeño no respiraba por la mucosidad que tenía en la garganta, posiblemente por su estado febril. Los agentes le practicaron reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del personal médico. Días después, la familia con el pequeño Dylan acudió a la comisaría para agradecer a los dos agentes su acción.

Mención también para Marc Clotet –además de otras personas– por haber rescatado a una persona de edad avanzada en la Punta de la Creueta, entre la Platja Llarga y Cala Fonda.

Al principio del acto, el intendente mayor de la Guàrdia Urbana de Tarragona, Enrique Fernández, ofreció un balance de los primeros ocho meses de este año sobre el trabajo realizado por dicho cuerpo policial: se han contabilizado 44.000 llamadas en la Sala Central y se han registrado más de 8.000 asistencias, más de 2.000 expedientes de intervención en el espacio público tramitado, se han practicado 3.279 pruebas de alcoholemia y drogas a los conductores, se han realizado controles de velocidad con radar a cerca de 46.000 vehículos y se ha dado asistencia a un total de 832 accidentes de tráfico en vías urbanas. También se han superado las 8.000 horas de patrullaje preventivo en los diferentes barrios y núcleos urbanos.

El concejal de Seguretat Ciutadana, Pau Pérez, aseguró que el gobierno municipal «está orgulloso y al lado de su Guàrdia Urbana», a la vez que criticó las «campañas organizadas» que intentan desprestigiar el cuerpo, en referencia al juicio de hace un mes por el Caso Bershka. El concejal, que sigue apostando por la especialización de los agentes, recalcó que el objetivo es consolidar la plantilla con la incorporación próximamente de 25 nuevos agentes y 15 más el próximo año.

Finalmente, el alcalde Ballesteros, tras homenajear a los agentes que se han jubilado en el último año, destacó el alto grado de profesionalidad de la Guàrdia Urbana.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También