Más de Tarragona

Tres incendios de vivienda en Tarragona que aparentan más de lo que eran

En el polígono Alba de Vila-seca, se ha desalojado un taller mecánico por la humareda generada por unos plásticos colocados en el techo de las oficinas

Jordi Cabré

Whatsapp
Los Bombers y el SEM en la nave industrial del polígono de Vila-seca. FOTO: DT

Los Bombers y el SEM en la nave industrial del polígono de Vila-seca. FOTO: DT

Bombers de la Generalitat ha realizado hoy miércoles un simulacro de incendio de vivienda sin ser precisamente un entrenamiento. Desde las 13.10 horas del primera aviso a las 17.05 del último, han entrado en el teléfono del 112 varias llamadas alertando de un posible fuego en pisos o zonas habitadas. En todas ellas era cierto que había humo y por tanto riesgo, pero nada grave y sin personas afectadas de por medio.

El primer aviso, poco después de las 13 horas se ha declarado en en la calle Gasòmetre a la altura del número 41. la humareda que salía por una de las ventanas del edificio ha puesto en alerta a los testigos que han informado de inmediato de lo ocurrido.

Tres dotaciones de Bombers se han acercado a la calle, acompañados de la Guàrdia Urbana de Tarragona y el SEM. Por suerte, una vez llegado al origen de la humareda se ha comprobado que era una olla en el fuego que se ha quedado sin agua y empezaba a quemarse. Más allá de ventilar la cocina, el trabajo de Bombers ha terminado.

El segundo aviso ha sido minutos después de las 16 horas. El alertante hablaba de llamaradas en un piso de la Rambla Nova, en el epicentro de la ciudad. Nada más lejos de la realidad. Una colilla mal apagada en un cubo ha engañado a los testigos que han llamado pensándose que era un fuego que arrasaba una vivienda. Si en el primer caso se ha trabajado más d euna hora, en este segundo aviso el tiempo de actuación se ha reducido a la mitad.

El tercer y último incendio de vivienda que ha entrado en el 112 ha sido en el barrio de Campclar, concretamente en la confluencia de las calles Rambla de Ponent y Riu Llobregat. El fuego se avistaba arriba del todo del edificio. Al parecer alguien quemaba papeles en un cubo en la terraza, engañando la vista de que podía ser un incendio grave en el último piso. Otra vez tres dotaciones, acompañadas de Giuàrdia Urbana y SEM se han personado por si hubiera realmente un suceso grave.

Susto en Vila-seca

La cuarta incidencia de la tarde de este miércoles se ha registrado en el polígono Alba de Vila-seca. La humareda que salía de un taller mecánico ha activado la alarma. Cuatro dotaciones han acudido ante el temor de que las llamas se propagaran por esta nave industrial.

FOTO: DT

Por suerte, ha sido todo un susto. Unos plásticos que estaban en la cubierta de las oficinas han sido el origen de la humareda tóxica que ha obligado a desalojar puntualmente este taller situado en la calle Vilafortuny.

Temas

Comentarios

Lea También