Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tres jóvenes roban en una obra por no tener dinero para volver a Lleida

Detenidos después de una persecución por un edificio en construcción de la Part Baixa

Àngel Juanpere

Whatsapp
Dos de los arrestados poco después de ser detenidos por el robo en el edificio en construcción. Foto: Santi Merino

Dos de los arrestados poco después de ser detenidos por el robo en el edificio en construcción. Foto: Santi Merino

Tres jóvenes fueron detenidos la tarde del pasado domingo por la Guàrdia Urbana de Tarragona y los Mossos d’Esquadra por entrar a robar en un edificio en construcción situado en la Part Baixa de la ciudad. Uno de los arrestados reconoció ante los agentes el intento de robo y dijo que lo habían hecho porque no tenían dinero para volver a Lleida, aunque oficialmente ninguno de los tres tiene su domicilio en la capital del Segrià –a uno de ellos le figura un domicilio en Alcanar y a los otros dos en Sant Carles de la Ràpita–.

Los arrestos no fueron fáciles y vinieron después de amplias persecuciones por la zona, ya que los jóvenes saltaron varios muros para huir de sus perseguidores.

Algunos vecinos de la Part Baixa de Tarragona que presenciaron los hechos desde sus terrazas en plena ventisca aseguraron que parecía que los ladrones jugaran al ratón y al gato con los agentes. Los hechos ocurrieron sobre las 17.40 horas en un edificio en construcción situado en la confluencia de la avenida Vidal i Barraquer con la calle Torres Jordi. Un vecino observó que un grupo de tres jóvenes estaba forzando las casetas de dicha obras y sustraía efectos del interior.

Inicialmente acudió al lugar una patrulla de Mossos d’Esquadra y detectó la presencia de los jóvenes. A partir de aquí comenzó una persecución por el interior del recinto perimetral. Cuando uno de los ladrones quería saltar una verja, fue detenido. Se trata de Corneliu M.M., de 19 años y natural de Moldavia. Un testigo dijo que los otros dos individuos habían marchado hacia el río, por lo que decidieron suspender la búsqueda. El arrestado llevaba un destornillador y facilitó las identidades de sus compinches.

La búsqueda sigue

Posteriormente, varias patrullas de la Guàrdia Urbana se unieron a la búsqueda. Vieron a los dos jóvenes en la primera planta del edificio y estos huyeron en dirección al piso inferior. Los guardias comenzaron a registrar todo el edificio, sin localizar a los sospechosos. Finalmente, los detectaron en un contenedor metálico de obra, debajo de unos plásticos. Uno de ellos llevaba en su poder un juego de llaves que había cogido de uno de los barracones.

Fue entonces cuando uno de los arrestados reconoció ante los agentes que habían entrado a robar porque carecían de dinero para regresar a Lleida, donde aseguró que residen. Se trata de Jaume M.J. y Ángel María A.B., de 22 y 19 años, respectivamente.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También