Tres meses sin poder cobrar la baja por paternidad

Administración. David Margalló denuncia que el Registro Civil le dio hora para inscribir a su hijo cincuenta días después del nacimiento

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Imagen de la puerta de entrada del Registro Civil de Tarragona, en la Rambla Nova. FOTO: PERE FERRÉ.

Imagen de la puerta de entrada del Registro Civil de Tarragona, en la Rambla Nova. FOTO: PERE FERRÉ.

La no atención presencial por parte de la administración se sigue cobrando víctimas en Tarragona. Un vecino de la ciudad, David Margalló, tuvo que pedir cita previa en el Registro Civil para poder inscribir a su hija, nacida el 1 de octubre, y no le dieron hora hasta el 19 de noviembre, cincuenta días después. Se trata de un trámite que se puede hacer en el hospital pero lamenta que la chica encargada en Joan XXIII estaba de baja y la substituta no disponía de la clave para generar el certificado de nacimiento. Así, Margalló tardará casi dos meses en conseguir un documento básico para luego poder recibir ayudas o cobrar la baja por paternidad, la cual tardará 30 días más en abonarse. «Tendré que estar 80 o 90 días sin poder recibir una mensualidad, con todos los gastos que nos está comportando el hecho de ser padres más el resto de facturas que siguen llegando», se queja.

«Mi hija nació un viernes y me dijeron que fuera a la ventanilla del hospital donde puedes inscribir al recién nacido el lunes siguiente, a ver si encontraba a alguien, porque se ve que la chica encargada estaba de baja», relata el padre, que añade que «fui el lunes y me dijeron que la substituta de la que estaba de baja no tenía la clave de acceso para realizar el trámite, y que aunque la tuvieran no me podrían dar el certificado porque ya habían pasado más de 72 horas desde el nacimiento. Me comentó que pidiera hora para el registro lo antes posible porque ya sabía que tardaban en dar cita». Fue cuando la pidió que no le dieron hora hasta el 19 de noviembre, casi dos meses después. «El registro del bebé es el papel más necesario para hacer el resto de trámites, como la baja por paternidad y maternidad, la tarjeta sanitaria, las ayudas para las madres trabajadoras, etc.», lamentaba Margalló, que es consciente que acabará cobrando la baja, pero señala que «cuando eres padre tienes que comprar leche, pañales, el carrito, etc., es mucho gasto y no puedo estar 90 días sin ingresos».

Por todo ello, fue al Registro a poner una queja y «no nos han hecho ningún caso». «Seguro que tienen mucha faena y llevan otros temas, además de que debe haber muchos nacimientos, pero que trabajen más horas o pongan más jueces, yo solo reclamo lo que me corresponde», finaliza Margalló.

Comentarios

Lea También