Un 10% de los chicos: Si una chica ha bebido, "está expuesta a que le pase algo"

Una investigación realizada por Oxfam detecta que casi la mitad de los adolescentes españoles culpa a la víctima de la difusión no autorizada de imágenes sexuales en internet

ALFONSO TORICES

Whatsapp
Un 10% de los chicos: Si una chica ha bebido,

Un 10% de los chicos: Si una chica ha bebido, "está expuesta a que le pase algo"

Los jóvenes españoles cada vez cuestionan en mayor número los arquetipos sociales patriarcales, que durante generaciones han derivado en una dominación del hombre sobre la mujer en las relaciones de pareja y han servido de coartada para reproducir y justificar la violencia sexual y de género. Sin embargo, una investigación realizada por Oxfam explica por qué la última macroencuesta oficial detectó que el 71% de las jóvenes españolas ha sufrido violencias machistas y por qué las menores de 25 años han vivido más acoso sexual que sus madres. La conclusión del estudio, realizado en 2020 entre chicos y chicas de 15 y 25 años de todo el país, es que, pese al claro avance general en igualdad y respeto, «las violencias machistas siguen siendo una realidad entre los jóvenes» y que, aunque se ejecutan de forma más sutil y se mantienen ocultas, están normalizadas entre amplios sectores, sobre todo masculinos.

La parte positiva de la exploración sociológica es que son una inmensa mayoría, de forma especial entre ellas, quienes rechazan los imaginarios sociales machistas y los mitos del amor romántico, fuentes que han legitimado un sinfín de violencias. De igual manera, hay una alta conciencia entre todos ellos de que elementos como el control de la pareja a través de los dispositivos electrónicos o los celos son «algo nocivo» y «rechazable».

El calado entre adolescentes y jóvenes de una conciencia social tolerante y feminista es bastante alta. Más del 80% piensa que «el feminismo persigue una sociedad más justa y con unas relaciones más sanas» y considera que el aborto es «un derecho humano y una decisión de la mujer». El 94% expresa su respeto absoluto por los derechos LGTBI y porque cada cual elija «cómo expresar su género» y su orientación sexual.

Queda mucho ‘machote’

Pero hasta aquí los avances. Los investigadores de Oxfam también han detectado un poso demasiado grueso de machismo y, lo que es peor, un porcentaje preocupante de chicos que todavía culpan a la víctima de la difusión por internet de fotos o vídeos de contenido sexual sin autorización o justifican ignorar el consentimiento de la mujer en las relaciones sexuales en según qué circunstancias.

El perfil del ‘machote’ y los arquetipos machistas tienen aún demasiados seguidores, y no solo entre ellos, pues buena parte de las chicas se confiesa pendiente de gustar y presionada por los cánones de belleza. El 20% de los chavales y el 13,4% de ellas defienden que los hombres tienen mayor deseo sexual, el 10% de los chicos piensa que la capacidad de dominar añade atractivo al hombre, y el 22% de ambos sexos creen que los hombres intentan tener relaciones sin preservativo.

Entre los descubrimientos más graves del estudio está que uno de cada diez jóvenes piensa que si la chica ha consumido mucho alcohol o se ha emborrachado «se expone» a tener relaciones sexuales «aunque no esté consciente» y, de hecho, casi la misma proporción, un 8,9%, defiende que si una joven viste de forma provocativa y anda por la calle a altas horas de la noche «se está exponiendo a que le pase algo».

El último bloque de resultados, el referido a los ataques a la libertad sexual a través de las redes, no es menos preocupante. Casi la mitad de los chicos menores de 25 años culpabiliza a la víctima, normalmente una chica, si otra persona difunde imágenes suyas de carácter sexual sin su consentimiento, algo que en muchas ocasiones las convierte en virales, al menos en su entorno, y que no pocas veces se hace con la intención de dañarla. El 44% de chicos cree que la víctima es la culpable por practicar ‘sexting’, por permitir que se tomen esas imágenes o intercambiarlas en un ámbito privado, y, al tiempo, exime de toda responsabilidad a la persona que las lanza a las redes o los chat sin autorización alguna.

Temas

Comentarios

Lea También