Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un 9% de los camiones con carga peligrosa que pasan por TGN tiene algún defecto

Los Mossos inspeccionaron el año pasado 470 vehículos pesados. La mayoría de las irregularidades es de carácter leve. Hace tres semanas un camionero dio positivo en cannabis

Àngel Juanpere

Whatsapp
Un mosso d’esquadra comprueba el estado de los extintores. Es uno de los elementos del camión a inspeccionar.  FOTO: Àngel Juanpere

Un mosso d’esquadra comprueba el estado de los extintores. Es uno de los elementos del camión a inspeccionar. FOTO: Àngel Juanpere

Cada año circulan por las carreteras de la demarcación unos 50.000 camiones cargados con mercancías peligrosas. De ellos, el nueve por ciento presenta alguna deficiencia –la mayoría de carácter leve–.

Así se desprende de las 470 inspecciones que realizaron el año pasado los Mossos d’Esquadra que, por el hecho de que está considerado como «peligroso», está sometido a unas normas de control mucho más estrictas.

Conscientes de los riesgos que conlleva el transporte de dichos productos por la red viaria, las patrullas del Àrea Regional de Trànsit de los Mossos d’Esquadra realizan controles preventivos y también actuaciones concretas cuando detectan que un camión circula de forma irregular. El Diari acudió a uno de estos controles, a la entrada a la autopista AP-7 en el peaje de Vila-seca.

Si bien un camión con mercancías peligrosas puede ser parado por los agentes en cualquier punto de la red viaria, los controles se suelen realizar en los puntos con una alta densidad de paso de este tipo de vehículos.

Son principalmente los peajes de Vila-seca y Tarragona de la autopista AP-7 y también a la salida del puerto por la autovía A-27, en Tarragona, señala el inspector responsable del Àrea Regional de Trànsit, Antoni Vilafranca.

Los camiones cargados con este tipo de productos sólo pueden circular por determinadas vías –básicamente autopistas y autovías– cuando realizan largos desplazamientos.

Sólo pueden salirse de estas rutas para acudir a un destino que está fuera de las mismas, como para dejar combustible en una gasolinera, gasoil en una casa particular u oxígeno en un centro sanitario. 

El responsable policial reconoce que muy pocos camiones circulan fuera de las rutas establecidas, «están obligados a conocerlas». Los nacionales las respetan, aunque muchas veces los extranjeros no lo hacen por equivocación o intencionadamente. Hace tres semanas detectaron a uno por la N-340 en Torredembarra.

Había salido del puerto y cogió la A-7 dirección Barcelona en vez de ir por la AP-7. Y cuando terminó la A-7, siguió por la N-340 hasta que fue interceptado. Fue multado con 500 euros. Se le acompañó hasta la autopista para que pudiera seguir camino por la ruta establecida. 

Las inspecciones a que someten a los camiones son muy meticulosas y estrictas, acordes con el peligro que pueden provocar en caso de accidente. En primer lugar se pide la documentación, tanto el conductor como del propio vehículo, desde si dispone de seguro hasta si tiene el carnet profesional correspondiente en vigor, pasando por el tacógrafo –el aparato que mide desde los descansos hasta la velocidad del vehículo– o si tiene en vigor el ADR –permiso para el transporte internacional de mercancías peligrosas por carretera–.

Normalmente, en este apartado todo está en regla. Vilafranca asegura que las industrias químicas son las primeras en exigencia, «si el camión y el conductor no están correctos, no cargan».

También se inspecciona el camión –ITV, ópticas, neumáticos, etc– así como la carga. En este caso se revisa que la carta de porte esté correctamente rellenada. Se trata de un documento muy exhaustivo que recoge qué tipo de material transporta, la ruta que realiza, quién es el transportista, las medidas de seguridad que tiene que tomar el conductor en caso de avería o de accidente, qué elementos de seguridad tiene que llevar acorde con la mercancía   –gafas de protección, linternas, extintores, etc–.

En la carta de porte también se especifica que ante cualquier incidente, por mínimo que sea –el pinchazo de una rueda–, se está obligado a llamar al teléfono de emergencias 112. En caso de no hacerlo se enfrenta a una multa de 1.001 euros.
Denuncias más frecuentes

Las denuncias más frecuentes son extintores con una presión no adecuada, no llevar linterna o calzos o no haber rellenado la carta de porte en alguna de las paradas donde se ha descargado.  Pero a veces, los agentes se encuentran en situaciones más graves, como una vivida hace tres semanas a la entrada a la AP-7.

El camionero dio positivo en cannabis, siendo multado con 1.001 euros y seis puntos menos del carnet. El camión quedó inmovilizado y se tuvo que llamar a la empresa para que enviara a otro conductor.

Temas

  • tarragona
  • sucesos
  • camiones
  • carga peligrosa

Comentarios

Lea También