Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Masterchef desfasado hablando de Tarragona

Televisión Española emitió el domingo el programa que grabó en junio con motivo de los Juegos Mediterráneos de Tarragona

Javier Diaz

Whatsapp
El jurado emitió  su veredicto a los concursantes en la playa de Tamarit.  FOTO: MasterChef Celebrity

El jurado emitió su veredicto a los concursantes en la playa de Tamarit. FOTO: MasterChef Celebrity

Cerca de tres millones de españoles se ‘enteraron’ el domingo por la noche de que los Juegos Mediterráneos se están celebrando ahora en Tarragona. Sí, sí, ahora. Palabra de MasterChef Celebrity.

Televisión Española emitió el domingo el programa que rodó el 13 de junio en la ciudad para dar cancha a esta competición deportiva. La presentadora, Eva González, hablaba en presente, casi como si la ceremonia inaugural fuese hoy. El escaparate es insuperable, fue lo más visto en su franja horaria (18,9% de share) por delante del debate de Gran Hermano VIP. Ahí es nada. Pero hay un matiz importante: los Juegos terminaron hace más de tres meses. 

La publicidad llega tarde y lo mismo ha liado a más de uno. Ya no se puede ‘endosar’ ninguna entrada. Las (malas) cifras son las que son. Como mucho, puede haber algún telespectador frustrado al descubrir que ya no puede ver en directo un interesantísimo Túnez-Albania de voleibol.

MasterChef Celebrity mostró, al menos, las bondades de Tarragona. En un vídeo introductorio de tan solo 33 segundos enseñó a toda prisa imágenes de lugares emblemáticos de la ciudad: el Serrallo, el anfiteatro, el circo, la catedral, el Pont del Diable, la plaza del Fòrum, el Balcó del Mediterrani... Y para de contar.

Eso sí, insisto, tres millones de personas lo vieron y eso es una promoción impagable y de agradecer.

Los famoso-concursantes se dividieron en dos equipos sobre la arena del anfiteatro y de ahí se largaron a la playa de Tamarit para cocinar, a pie de mar, un menú saludable e inspirado en la dieta mediterránea para dar de comer a 80 supuestos deportistas de elite que, según la presentadora, estaban participando en los Juegos Mediterráneos.

Lo de supuestos lo digo porque el programa se grabó diez días antes de que empezara la competición y porque algunos de los comensales tenían de deportistas profesionales lo que Bertín Osborne de fraile.

Había muchos figurantes: voluntarios de los Juegos (con camiseta acreditativa incluida) y hasta el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, y las concejales de Deportes y Turismo, Elisa Vedrina e Inma Rodríguez. Todo muy institucional.

Les tocó poner buena cara y engullir los platos elaborados por los aspirantes a chefs. El equipo de Santiago Segura, Ona Carbonell, Mario Vaquerizo, Antonia Dell’Atte y Jaime Nava se arrancó con una romescada y un fricandó de ternera; y el de María Castro, Boris Izaguirre, Paz Vega, Óscar Higares y Carmen Lomana, con un arroz caldoso con galeras y un helado de avellanas con tejas. Ninguna de las propuestas triunfó entre los probadores.

El veredicto del jurado fue desolador: el arroz no era caldoso, sino un risotto, el fricandó estaba duro y el helado mal. Los expulsados fueron Antonia Dell’Atte, que acabó muy mosqueada, y Jaime Nava.

Temas

Comentarios

Lea También