Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un católico apasionado por la ciencia y el volante

Perfil de Josep Féliz Ballesteros, candidato del PSC en Tarragona
Whatsapp
Ballesteros, en la Platja Llarga, con un gato de madera que le regaló en 2007 una vecina que estaba afectada por el Plan General. Foto: Pere Ferré

Ballesteros, en la Platja Llarga, con un gato de madera que le regaló en 2007 una vecina que estaba afectada por el Plan General. Foto: Pere Ferré

Josep Fèlix Ballesteros Casanova (Tarragona, 1959) estudió en el Pau Delclòs y en El Seminari antes de iniciar la carrera de Físicas, si bien reconoce que «podría haber escogido perfectamente Teología». Y es que el candidato a la reelección de la formación socialista es un hombre con unas profundas creencias religiosas (de hecho, afirma ser católico practicante), a la vez que también es un apasionado de la ciencia. Pese a ello, en tercer curso tuvo una «crisis relacionada con la energía nuclear» y decidió dejarlo y pasar a Pedagogía.

Ballesteros empezó a trabajar en un centro de reinserción de expresidiarios a principios de los ochenta y, en 1987, aprobó unas oposiciones «durísimas» en la ONCE, entidad en la que trabajó hasta 2006, año en el que solicitó la excendencia con la que aún cuenta para dedicarse a la política.

Coleccionista de campanas (ahora tiene 378), también guarda bolígrafos y plumas, ya que considera que «la caligrafía es un bien que no debe perderse nunca. Me encanta ver a periodistas apuntando en una libreta», indica. Asimismo, asegura que le apasiona conducir. «Me relaja estar frente al volante. Escucho música, hablo con mi mujer (Creu) y mis hijos (Oriol y Laura)... podría conducir durante horas y, de hecho, ya lo hago a menudo en alguno de los viajes que hago como alcalde», reconoce.

Pep Fèlix (así le conocen sus amigos) entró en el Ayuntamiento como independiente en 1983, con sólo 24 años y de la mano de Josep Maria Recasens. Fue concejal de Joventut, Esports y de Cultura hasta la moción de censura de 1989. Una década después decidió hacer un paréntesis de cuatro años, hasta que se presentó a la alcaldía, por primera vez, en 2003. Es alcalde desde 2007 y ahora afronta sus últimos comicios conduciendo la nave socialista... en Tarragona.

 

- Preventorio de la Savinosa

- Hemos avanzado con la Diputació y espero tener pronto una solución. A corto plazo debe suprimirse la valla y dejar para el uso público el camino de ronda que contemplamos completar en breve.

 

- Antiguo edificio del Banco de España

- En febrero presentamos el proyecto de creación del Museu de la Química. Es una iniciativa con apoyos potentes, como son el ICIQ, la URV, la AEQT y el Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya. Es un proyecto sólido, que nos permitirá contar con un equipamiento de referencia y único en Europa.

 

- Jaume I

- Proponemos el Espai de la Festa para corregir el error histórico que heredé del gobierno de CiU-PP de construir un aparcamiento en ese espacio. Hemos convocado un concurso de ideas para decidir, conjuntamente con la ciudadanía, su uso definitivo.

 

- Tabacalera

- Ahora ya acoge la sede de los Juegos de 2017, el Arxiu Municipal y la Capsa de Música. Aparte, consideramos que debe contar con un centro para la innovación y la creatividad. Debe ser un gran espacio de la cultura.

 

- Façana Marítima

- Quiero una Tarragona abierta al mar. No renuncio a recuperar la fachada para las personas con la creación de pasarelas. Aparte, seguiremos defendiendo la necesidad de contar con una estación de trenes digna para una capital como Tarragona.

 

- Mercat Central y política comercial

- Hemos logrado desencallar el Mercat Central, y estamos especialmente satisfechos de esto. Cuando entré en el gobierno sólo me encontré un dossier con un simple proyecto que no contaba ni con financiación. Su apertura será un nuevo polo comercial que permitirá mejorar la Part Baixa. También implementaremos un plan de usos comerciales en la Rambla Nova y la Part Alta.

 

- Urbanismo

- Una de nuestras grandes prioridades será completar la cohesión urbana de Tarragona. Conectaremos mejor los barrios con el centro y desarrollaremos el proyecto Racons, para la mejora de los espacios degradados de cada barrio. En breve se desarrollará el distrito de Ikea y transformaremos la T-11 y la N-340 en avenidas urbanas.

 

- Tarragona 2017

- Es el gran proyecto de los próximos años. Invertiremos 45 millones tanto en la construcción de la Anella Meditrránea como en otras instalaciones. Este evento nos dará más proyección turística y nos permitirá fomentar el deporte de base y para las personas discapacitadas.

 

- Movilidad

- Tenemos un plan de movilidad. Defendemos una ciudad para las personas y, en este sentido, es básico el transporte público. También estamos potenciando el uso de la bicicleta.

 

- Turismo y fiestas

- En ocho años hemos pasado de 900.000 a 2,7 millones de visitantes. Sólo el año pasado esto supuso un impacto económico de 94,6 millones de euros en la ciudad. Nuestro turista es principalmente europeo y repetidor, en gran parte gracias a nuestro patrimonio y a las fiestas de la ciudad. Por ello, seguiremos reclamando a la Generalitat de Catalunya que agilice las mejoras de las Termes y del Teatre Romà. Tenemos potencial para crecer y, por ello, trabajamos para ampliar la oferta hotelera.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También