Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Un centenar de plantas silvestres del Baix Penedès son comestibles"

La cocinera botánica Iolanda Bustos, apadrina al colectivo gastronómico Terra i Taula durante esta temporada

José M. Baselga

Whatsapp
Loe miembros de Terra i Taula con la cocinera Iolanda Bustos (centro de la imagen).  Foto: DT

Loe miembros de Terra i Taula con la cocinera Iolanda Bustos (centro de la imagen). Foto: DT

Pasan desapercibidas pero están llenas de propiedades. Para comerlas directamente o para condimentar. Son el diente de león, la pamplina, cebolla silvestre, violetas, trébol, ortiga muerta o cardo. Hace décadas algunas eran habituales en las mesas, pero han quedado en el olvido.

La cocina de Iolanda Bustos en la que las plantas silvestres son protagonistas, junto a la producción sostenible y amoldada a la biodinámica, será referente está temporada para el colectivo gastronómico del Baix Penedès Terra i Taula.

Conocimientos

La cocinera reivindica las posibilidades de las hierbas y de las flores en la cocina. También de la recuperación de los conocimientos ancestrales sobre estas plantas silvestres. Iolanda Bustos es madrina de Terra i Taula para los próximo doce meses.

La restauradora que busca para sus creaciones la máxima vinculación con la tierra, paisaje, las estaciones y el clima, señaló que «hemos perdido el contacto con la naturaleza y no nos relacionamos con ella». Para Bustos la cocina debería ser una manera de restablecer ese contacto.

Durante el año los productores y cocineros de Terra i Taula también incorporarán las plantas y las flores silvestres. «Es algo que ya hacemos», explica el restaurador Jordi Guillem. De hecho Terra i Taula impulsa la recuperación de productos de proximidad como era la algarroba o pescados como el salmonete.

Fácil de encontrar

La cocinera biodinámica Iolanda Bustos explicó que en el Baix Penedès pueden encontrarse hasta un centenar de plantas silvestres comestibles en su totalidad o en alguna parte. Bustos tiene catalogada unas 400 para sus recetas.

Pero muchas de esas hierbas y plantas son desconocidas aunque que deberían estar en las despensas. Para elaborar platos pero también jarabes y fermentaciones.

Desde Terra i Taula David Vernet señaló que en los cuatro años anteriores el colectivo ha dado visibilidad a los productos y al vino, pero que con Bustos se reivindica el paisaje y el entorno.

Temas

  • COMARQUES

Lea También