Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un condenado por agredir múltiples veces a su hijo pide ahora el indulto

Lo encerraba varios días en la habitación y el pequeño tenía que pedir a escondidas a su madre que le dejara ir al baño. También golpeó con un zapato a su otro hijo menor
Whatsapp

Un vecino de Tarragona condenado a un total de dos años y once meses de prisión y a pagar una indemnización de 500 euros por tres delitos de malos tratos por haber agredido repetidamente a sus dos hijos –uno de ellos de cuatro años de edad–, ha solicitado ahora el indulto al Gobierno, aunque los hechos se remontan a 2007 y 2009, y la sentencia de apelación de la Audiencia Provincial de Tarragona tiene fecha de marzo de 2012.

En la sentencia condenatoria se recoge que el 6 de mayo de 2009, el acusado cerró la puerta del comedor del domicilio familiar y golpeó repetidamente con el cinturón a su hijo en diversas zonas del cuerpo a causa de su mal comportamiento en el colegio. Cuando la madre intentó proteger al niño, la apartó con tal fuerza que cayó violentamente sobre el sofá. Al día siguiente volvieron los golpes, además de patadas por todo el cuerpo. En ambos casos, el ataque se prolongó durante al menos diez minutos.

Por su parte, desde el año 2007, en que el menor estudiaba primer curso, el acusado lo ha golpeado con el cinturón en múltiples ocasiones, doblando la correa y pegándole con la hebilla. Además, el menor se veía sometido a diferentes castigos impuestos por su padre, «que suponían auténticas situaciones vejatorias, despectivas y humillantes, tales como mantenerle encerrado durante días en su habitación de la que tenía que salir a escondidas con ayuda de su madre para ir al servicio». Además, relata la sentencia, el temor del menor se veía incrementado por los episodios de violencia que su padre cometió contra su madre en su presencia. Una vez fue cuando la mujer acudió en defensa de su hijo. En otra ocasión le propinó una patada en la espalda porque le había despertado.

Por otra parte, el procesado también empleaba violencia contra su hijo pequeño, a quien golpeaba en el trasero con el zapato.

 

Carta al ministro

En el escrito dirigido al ministro de Justicia para pedir el indulto, el acusado asegura que actuó con violencia por la queja recibida del colegio sobre el mal comportamiento de su hijo y su nulo interés por los estudios. En este sentido, asegura sentirse arrepentido ya que un castigo no puede ser un maltrato, por lo que dice que nunca se volverán a repetir dichos episodios. Finalmente, recuerda que los hechos ocurrieron en 2009 y que ya ha pagado la indemnización, y que cumplir la pena de prisión supondría lo contrario a su rehabilitación.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También