Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un cubano de Tarragona: "Cuba ha sobrevivido y volverá a sobrevivir"

Los cubanos, divididos por la muerte de Fidel

Xavier Fernández

Whatsapp
Cientos de jóvenes participaron en una concentración en la Universidad de La Habana en señal de luto. Foto: Alejandro Ernesto /EFE

Cientos de jóvenes participaron en una concentración en la Universidad de La Habana en señal de luto. Foto: Alejandro Ernesto /EFE

Los cubanos de Tarragona, como sus compatriotas de la isla o los que viven en el exilio en Miami, se muestran divididos sobre la figura de Castro. El millar de cubanos de la demarcación –978, según los datos del Idescat de 2015–, oscilan entre ensalzar su figura o criticarlo por la falta de libertades que impuso en Cuba.

«Fidel fue el mejor estadista que ha existido. Fue un revolucionario eterno. Se mantuvo fiel a su causa y a su pueblo», sostiene Eloi Jaén, inspector en una multinacional. Jaén se marchó de la isla en 1993 en busca de mejores oportunidades laborales, pero elogia una y otra vez al Régimen castrista.

«Si la situación se endurece, tú has de ponerte duro. Si no lo haces, te invaden y usurpan todo lo que has hecho. No se puede permitir», responde a la pregunta sobre la carencia de democracia en Cuba.

Jaén compara la revolución cubana con la actual situación de Catalunya: «Cuba luchó por su independencia, como ahora hace Catalunya». Asegura que «presos políticos hay en todas partes. Un preso político es el que se opone al sistema». Y sentencia: «Cuba ha sobrevivido a todos los huracanes que han azotado la isla. Ahora seguirá sobreviviendo».

Humberto Perdomo también se marchó de Cuba en 1993. Es músico y quería desarrollar su carrera. Sostiene que la muerte de Fidel no provocará ningún cambio: «No va a cambiar nada hasta que no se muera el comunismo, que es como una monarquía que pasa de generación en generación y es incapaz de abrirse a otras ideas».

Sigue Perdomo: «Fidel ya no pintaba casi nada en Cuba. Llevaba mucho tiempo como si no existiera porque estaba enfermo en casa».

Mejorar su situación económica también fue el motivo de que Luis Aguilar dejase Cuba hace nueve años. Aguilar se muestra prudente: «Castro fue un hombre diferente por su forma de pensar y marcó una época. No lo veo ni bueno ni malo. Hizo cosas buenas y otras que no le salieron bien».

Aguilar conoció fugazmente a los dos Castro –Raúl y Fidel– tras un concierto de música clásica en que tocó el violín. Era un acto de entrega de medallas a ‘trabajadores modelo’. Aguilar recuerda que en Cuba «no podías hablar mucho. Era muy complicado y yo siempre he creído en el debate».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También