Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

Un empujoncito al milagro del empleo juvenil

24 jóvenes tarraconenses han encontrado un trabajo (para muchos de ellos, el primero de su vida) gracias a un programa de orientación

Norian Muñoz

Whatsapp
Algunos de los participantes en el programa en la visita a una tienda

Algunos de los participantes en el programa en la visita a una tienda

Patricia Giralt tiene 17 años y con 16 consiguió su primer trabajo el verano pasado en el Burguer King de Salou. Ahora trabaja allí los fines de semana mientras sigue estudiando de lunes a viernes. «Aquí me han ayudado a desarrollarme como persona, a esforzarme... Y también me han enseñado cosas muy practicas, como abrirme, resolver los nervios de las primeras entrevistas, saber cómo tratar a la gente... Creo que esta orientación tendría que darse en el insti», opina. 

Patricia es precisamente una de los 34 jóvenes de Tarragona que están participando en el programa Treball i Joves, que realizan conjuntamente la Fundació Casal l’Amic y CERC@, y que cuenta con el aporte del Servei de Ocupació de Catalunya y la iniciativa de ocupación juvenil de la Unión Europea.

Desde el pasado mes de abril y durante un año, los jóvenes, de 16 a 29 años de edad, participan en un completo proceso de orientación y acompañamiento. En la mayoría de los casos no han conseguido el título de la ESO y tienen algún factor de vulnerabilidad social, como haber sido víctimas de violencia de género, ser extutelados, sufrir alguna discapacidad o tener menores a cargo. De los 34, han encontrado trabajo 24 en algún momento del proceso y 12 están trabajando actualmente.

Patricia es una excepción en lo que se refiere a los estudios. Ella sí que acabó la ESO, hizo un ciclo de grado medio en deporte y ahora está estudiando un curso puente para acceder a estudiar un grado superior en Integración Social. La motivación para hacer justamente estos últimos estudios viene de lo que ha vivido con sus compañeros de programa. «Te sientes afortunada. Ves que hay gente que ha pasado muchas cosas para los pocos años que tiene», reflexiona.

Compañía y empuje

Oriana Mosquera, que se encarga de la tutoría de los alumnos en Cerc@, explica que pese a lo que podría pensarse. muchas veces lo que falla en la inserción de los jóvenes en el mercado laboral no es la falta de experiencia o de competencias profesionales, sino de competencias personales. Y esto último no se aprende en la escuela. 

Se trata de cosas aparentemente sencillas, como atender instrucciones de un superior o dar valor a su trabajo y el de los demás. «Algunos tienen muy normalizado lo de trabajar un período de prueba sin contrato y sin cobrar. Después de pasar por las tutorías nos dicen que ya no les engañan».

Se hacen tutorías individuales y en grupo con el objetivo de encontrar realmente qué les motiva y cuáles son sus fortalezas. En este punto, Patricia interviene: «En el instituto, en cuarto de ESO, te pasan un cuestionario de la Generalitat . Nada más comenzar el curso siguiente ya ves a la gente abandonando porque lo que están haciendo ni se parece a lo que se imaginaban».

Y se trabaja para subir su autoestima, para que se vean capaces, como ha sucedido con algunos miembros del grupo, de reengancharse a los estudios, ya con las ideas claras, para conseguir sus objetivos.

Además de la orientación personalizada, la otra pata del programa es la relación con las diversas empresas. Una vez hecho el trabajo individual con los jóvenes, se ha ido a buscar empresas del territorio que tuvieran relación con el ámbito profesional en que estos jóvenes se pudieran desarrollar, explica la tutora encargada de este aspecto, María Carmen Valiente.

Empresas implicadas

Las empresas del territorio que se han implicado finalmente en el programa son diez. Se han encargado de contar a los jóvenes cómo es su día a día, cómo trabajan y, sobre todo, lo que buscan a la hora de contratar personal. Algunas han hecho visitas a sus instalaciones y otras se han trasladado adonde se realiza el curso.

La idea es que todo sea lo más práctico y ajustado a la realidad posible. Hacen muchas ‘role playing’, simulaciones de entrevistas de trabajo, y hasta practican cómo entrar en un establecimiento a entregar su currículum.

Y si se obra el milagro de la contratación, los participantes tampoco se quedan solos. María Valiente sigue haciendo un acompañamiento junto a las empresas para ver que la relación se desarrolle con éxito. «Es muy gratificante, ver cómo evolucionan, cómo en un año dan pequeños grandes cambios en su vida», señala.

El programa 
Se espera que el programa se reedite el año que viene. Aún no han abierto inscripciones, pero se puede obtener más información en el Tel. 977 55 28 34 y en el 977 24 51 31.

Temas

Comentarios

Lea También