Un error en el envío de SMS deja a personas sin vacuna en el Palau

El sistema informático dio citas más allá de las ocho de la tarde, la hora de cierre del Palau d’Esports de la Anella. La vacuna a esas personas se ha retomado estos días

RAÚL COSANO

Whatsapp
Imagen de las instalaciones para administrar las vacunas en el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània de Campclar. Foto: Pere Ferré

Imagen de las instalaciones para administrar las vacunas en el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània de Campclar. Foto: Pere Ferré

Un error informático en el envío de SMS generó colas en el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània de Campclar y dejó sin vacunar a unas decenas de personas, que aguardaban en su mayoría para recibir la tercera dosis contra la Covid-19. El problema principal radicó en que el sistema dio cita más allá de las 20.00 horas, la hora de cierre del recinto ubicado en el barrio de Ponent y punto neurálgico de la vacunación en el Camp de Tarragona.

«Vimos una cola de gente»

Diversos ciudadanos tenían la cita más allá de esa hora, este pasado martes. Como las instalaciones estaban ya cerradas, no se pudo administrar el pinchazo en la mayoría de casos y se emplazó a los que esperaban a volver en los próximos días. «Llegamos y vimos una cola de gente y alguien que estaba hablando con un vigilante de seguridad, que les decía que a las ocho de la tarde se habían cerrado las instalaciones. Salió una persona responsable, que nos atendió y nos dijo que había habido un error informático en las citas», explica una persona afectada, que esa tarde se quedó momentáneamente sin la dosis.

«Nos dijeron que había habido un problema, que habían tomado nota de la incidencia y nos emplazaron a volver en los días sucesivos, el jueves, el viernes o el sábado, explicar en la puerta lo que nos había pasado y poder ponernos finalmente la vacuna», cuenta el ciudadano, que admite que en la cola «hubo algo de nervios, porque había esperando unas 30 o 40 personas que nos tuvimos que marchar, y algunas habían venido de fuera», cuenta esta persona, que ayer mismo volvió al Palau y se pudo inocular la tercera dosis sin mayores problemas.

El Departament de Salut confirmó ayer que el percance había tenido su origen en un error en el envío de los mensajes de móvil y que, para intentar solucionar lo ocurrido cuanto antes, se instó a los afectados a regresar en los días siguientes para recibir la inyección del antídoto.

Temas

Comentarios

Lea También