Más de Tarragona

Un fondo buitre quiere dejar en la calle a una familia okupa 'de buena fe'

Isaac comenzó a pagar un alquiler hasta que dejaron de pedírselo. La casa ha pasado al fondo tras comprarla a un banco por una cantidad símbólica y ahora la reclama

José M. Baselga

Whatsapp
Miembros de la asociación contra los desahucios acompañaron a la familia de Banyeres.

Miembros de la asociación contra los desahucios acompañaron a la familia de Banyeres.

Hace tres años y medio que se instaló con su mujer en una casa de la urbanización Casa Roja de Banyeres del Penedès. Los primeros meses pagaba su alquiler en mano a quienes se presentaban como los dueños, pero en poco tiempo ya no pasaron a cobrarle. Y allí siguió.

Ahora un fondo buitre que se quedó con viviendas de bancos quiere echar de la casa a Isaac y a su familia. El fondo buitre de hecho no ha pedido desahuciar a Isaac Martínez, su mujer y ahora al pequeño de casa de un año de edad. Quiere desahuciar a los propietarios de la vivienda por impago.

Y de rebote a la familia que técnicamente es okupa en la casa. Porque en su día no hubo contrato de alquiler ni nada. Pero la orden de desahucio es para los propietarios, que ni se sabe dónde están, y para «el tercero de buena fe» que pudiese estar viviendo en la casa.

Ayer esquivaron una nueva orden de expulsión de la casa. La autoridad judicial ha dado de plazo hasta principios de mayo para que dejen la vivienda. Miembros de la Asociación 500 x 20 acompañaron a la familia para evitar que Isaac y su familia se viesen en la calle.

Sin embargo no lo tiene fácil por su condición de okupa, o de «tercero de buena fe». La Asociación pide a las administraciones que busquen a la familia una vivienda asequible a sus posibilidades. El alcalde de Banyeres, Amadeu Benach, señaló que se están haciendo gestiones, pero que en el municipio hay ausencia de viviendas sociales.

Isaac, de 33 años ha sido jardinero, albañil, lampista, «pero ahora no hay nada. Con 33 años te dicen que eres viejo». Asegura que está dispuesto a pagar un alquiler por la vivienda en la que está. «No tengo a dónde ir».

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También