Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un fondo inmobiliario europeo compra el solar de Tabacalera

Queda menos de un mes para que desaparezca el párking disuasorio junto a la antigua fábrica de tabacos, en el que a continuación se edificarán nuevas viviendas

Núria Riu

Whatsapp
En los terrenos del aparcamiento de Tabacalera se empezará a construir próximamente.   FOTO: Lluís Milián

En los terrenos del aparcamiento de Tabacalera se empezará a construir próximamente. FOTO: Lluís Milián

Las grúas de la construcción vuelven a hacer acto de presencia en la ciudad. Los terrenos vacíos en los que nadie se fijaba están despertando el interés de un sector que empieza a recuperarse después de un largo letargo, con ganas de recomponerse tras los años «perdidos». Si hay una zona en la que puede constatarse este dinamismo es en los alrededores de la antigua Tabacalera. En los últimos meses se han puesto nuevas promociones inmobiliarias en marcha y se están registrando movimientos para no quedar fuera de ese crecimiento.

Una de las operaciones más significativas ha sido la compra, por parte de un fondo inmobiliario europeo, del aparcamiento de Tabacalera. Esta zona, que el día 21 de noviembre dejará de poder utilizarse como aparcamiento disuasorio, se está preparando de cara al inicio de una nueva promoción inmobiliaria.

El comprador quiere construir alrededor de 4.500 viviendas en tres años en España

Según ha podido saber el Diari, la operación se cerró a principios de este mes de octubre cuando Pachirisu SL compró los terrenos a Altadis. Así lo ha confirmado la propia sociedad tabaquera, la cual aseguraba que, tras cerrarse la compraventa, «ya nos hemos vendido todo lo que teníamos en Tarragona».

En el país
La sociedad compradora forma parte del grupo Kronos, dedicada a la promoción inmobiliaria, que inició su actividad en España en 2014, con el objetivo de plantar cara a los principales promotores y fondos que están construyendo viviendas en este país. Hace unos meses realizaron una comparecencia pública en la que apuntaron que tienen previsto poner en el mercado 4.500 viviendas en el plazo de tres años, por lo que la promoción de Tabacalera entraría a formar parte de los proyectos que desarrollará el grupo. Catalunya, junto con Madrid, la Costa del Sol y Alicante son las regiones en las que esta sociedad está invirtiendo.

Se desconoce el proyecto que el grupo inmobiliario va a impulsar en la ciudad. «De momento todo está en el aire», argumentaba el grupo Kronos preguntado sobre al respecto.

Se cierra un círculo
La compra de este espacio no tan solo supondrá la pérdida para la ciudad de 245 plazas de aparcamiento a un euro al día, sino que significa que Altadis se deshace de los últimos terrenos que le quedaban del convenio que el 8 de julio de 2008 firmó con el Ayuntamiento de Tarragona. Lo suscribió el socialista Josep Fèlix Ballesteros, cuando acababa de cumplir el primer año en la alcaldía. Sin embargo, los términos los había negociado en buena parte su antecesor, Joan Miquel Nadal.

El convenio que suscribieron ambas partes 'sigue vigente' según el Ayuntamiento

Según el convenio, la administración local se quedaba la parcela sobre la que hay construidos 34.353,46 m2 en el edificio de Tabacalera. Como contraprestación, Altadis SA recibía una finca de 8.065 m2 en la parcela situada  en el triángulo que hacen las calles Manuel de Falla, Vidal i Barraquer y Passeig de la Independència. También se detalló que el Ayuntamiento de Tarragona modificaría el POUM vigente en aquellos momentos para catalogar como urbanizable esta superficie.

Se asignó que esta parcela tendrá una edificabilidad de 9.611 m2 de vivienda de protección oficial, además de otros 38.445 m2 de renta libre. 

Se dibujó que podría construirse una torre de veinte pisos

La parte de vivienda pública quedaba cubierta con el edificio de nueve plantas que ocupa una parte del solar. Ahora falta el resto. Porque, según el concejal de Territori, Josep Maria Milà, el convenio que suscribieron ambas partes «sigue vigente» y en el POUM aprobado en 2013 se introdujeron los cambios que se habían acordado. 

Una torre de 19+1 plantas
Si finalmente se impulsa esta nueva promoción inmobiliaria, ésta cambiará el sky line de esta parte de la ciudad de Tarragona. Y es que en los términos del convenio se especificó que la edificación permitida se concretará en un bloque de pisos de 19 plantas. El exalcalde nacionalista aseguró durante la presentación del acuerdo que quería que fuera un edificio «singular», junto con el Banco Atlántico y las Torres Roma. 

En las cláusulas del convenio firmado en su incluso se detallaba que «el Ayuntamiento de Tarragona consensuará con el titular de la parcela los aspectos estéticos de la torre prevista de planta baja + 19, de forma que el nuevo edificio que se implante sea de la calidad que se requiere por el punto estratégico en el que se encuentra, en lo que se refiere al impacto visual».

El Ayuntamiento no ha recibido de momento ninguna solicitud para impulsar este proyecto. De hecho, según explicó Milà, este trámite es el único paso que deberán dar sus impulsores, siempre y cuando el proyecto se adecue a lo establecido en el POUM. 

Es una de las zonas de crecimiento de la ciudad

Aunque no ha dado a conocer sus intenciones, todo hace pensar que, por las características del barrio, mantendrá el carácter residencial. No obstante, esta catalogación incluye también la posibilidad de un hotel o incluso un edificio religioso.

Temas

Comentarios

Lea También