Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona #seriesenvena

Un golazo inesperado

‘Home Ground’. Filmin ha emitido esta serie noruega, ambientada en el mundo del fútbol profesional, todo un fenómeno en su país de origen

Yolanda Fernández

Whatsapp
John Carew, Ane Dahl Torp y Morten Svartveit, protagonizan 'Home Ground'. Foto: Filmin

John Carew, Ane Dahl Torp y Morten Svartveit, protagonizan 'Home Ground'. Foto: Filmin

No son muchas las series que existen creadas alrededor del mundo del fútbol y mucho menos con una protagonista femenina. En este contexto nos encontramos Home Ground, Heimebane en noruego, una exitosa producción de este país nórdico que en España ha emitido Filmin.

Home Ground, a priori, nos puede parecer que no tiene un planteamiento novedoso. Tenemos a un equipo de la liga noruega, el Varg IL, recién ascendido a la primera división de su país, que encara la nueva temporada con la aspiración de mantener la categoría. Para ello recurre al entrenador que ha logrado el ascenso y confía en el mismo grupo de jugadores. El Varg IL es un equipo modesto que no se puede permitir grandes fichajes y proyecta la nueva temporada con las aspiraciones justas.

Pero cuando parece que ya lo tiene todo encarrilado, el entrenador debe dejar el equipo. Así que Espen Eide (Morten Svartveit), el director general, debe tomar una resolución rápida sobre quién debe ser la persona encargada de tomar las riendas.

Está coprotagonizada por el exjugador del Valencia durante cuatro años, John Carew

Determinación arriesgada
Espen parece tener tomada ya la decisión de quién debe ser el entrenador y cuando está a punto de confirmar en el cargo al capitán del equipo Michael Ellingsen (John Carew), que ya se encuentra en el ocaso de su carrera y ve su futuro como entrenador del Varg IL su salida laboral más probable, se le ofrece la oportunidad de fichar a Helena Mikkelsen (Ane Dahl Torp), una ambiciosa y dura entrenadora que hasta la fecha solo ha trabajado con equipos femeninos con mucho éxito. ¿Será capaz Helena de ser entrenadora de un equipo de fútbol de hombres? Espen así lo cree y en contra de todo y de todos, la ficha.

Helena Mikkelsen será la primera entrenadora de un equipo de fútbol masculino. Foto: Netflix

Si hay un colectivo donde el patriarcado todavía existe y es la forma normal de actuar y donde la testosterona está latente, ese es el fútbol. ¿Cómo encaja en este mundo alguien como Helena? Pues lo va a tener muy difícil. Nadie en la formación la va a ayudar, salvo Espen. Los jugadores la ven como alguien incapaz de llevar adelante al equipo y se encuentra con multitud de cortapisas. La afición no la quiere (increíble el poder de la afición a la hora de tomar decisiones en el club). Si a esto le añadimos que le ha quitado el trabajo a la estrella, Michael Ellingsen, tenemos la combinación perfecta para que Helena no triunfe en el Varg IL. Aunque si hay alguien capaz de hacerlo esa es precisamente Helena Mikkelsen. Es una mujer ruda, poco femenina y nada empática que vive por y para el fútbol. Es una estratega soberbia y paulatinamente va demostrando su saber hacer. Helena tiene una hija adolescente que la acompaña en su nueva aventura profesional.

El exfutbolista John Carew en 'Home Ground'. Foto: Filmin

Los productores creyeron que esta rudeza y poca feminidad no era adecuada para el personaje de Helena e indicaron a los guionistas que suavizaran a su personaje. En un principio así lo hicieron, pero ante la negativa de Ane a seguir en la producción si lo hacían, echaron marcha atrás y dejaron a Helena con su carácter borde y autoritario. Carácter que poco a poco va suavizando conforme va siendo aceptada y muestra una sensibilidad especial a la hora de recuperar a algunos jugadores anímicamente.

Ane Dahl Torp casi deja la serie porque el productor quería suavizar el carácter de su personaje

Un discurso necesario
Home Ground, a lo largo de los dieciocho capítulos de sus dos temporadas, afronta una discusión que debería producirse en la vida real. El mundo del fútbol debe cambiar. No es de recibo que nos extrañe, aunque afortunadamente cada vez menos, que una mujer sea árbitro o juez de línea en la competición masculina. De momento una mujer entrenadora suena a utopía, pero todo se andará.

O el tema de la homosexualidad en el fútbol. En Home Ground abordan el tema desde la delicadeza y el respeto que solo sabe tener una serie nórdica. ¿De verdad creemos que no hay gays en el fútbol? ¿Por qué lo esconden? Lo hacen en el masculino porque en el femenino no es así, ahí tenemos a la capitana de la selección norteamericana, Megan Rapinoe.

Home Ground va de más a menos en su segunda temporada. Pero no nos alarmemos, pasa del sobresaliente de la primera al notable en la segunda. Su ritmo pausado y su fotografía perfecta hacen de esta serie una maravilla para la vista. La ambientación musical es otro de los puntos fuertes de la serie, así como las tramas secundarias, que son muy interesantes. Y Ane Dahl Torp, que hace una magnífica interpretación.

Altamente recomendable para los amantes del fútbol y si no lo eres también, porque cualquier producción nórdica tiene ese sello de calidad indiscutible y ésta no iba a ser menos.

Temas

Comentarios

Lea También