Tarragona Comercio

Un grupo de hosteleros de TGN pide un plan para ‘salvar’ al sector

Setenta negocios apoyan una propuesta que pide la condonación de los impuestos hasta que los locales recupren el aforo habitual. El Ayuntamiento prepara una ordenanza de terrazas

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Actividad en las terrazas del centro durante el día de ayer. FOTO: ALBA MARINÉ

Actividad en las terrazas del centro durante el día de ayer. FOTO: ALBA MARINÉ

Un grupo de dueños de restaurantes, bares y cafeterías de la ciudad, ha comenzado a organizarse para hacer llegar sus peticiones al Ayuntamiento de Tarragona con el fin de «salvar» a sus negocios.

El grupo, que todavía no se ha constituido formalmente como entidad, ha comenzado a recabar apoyos. Para ello han organizado una recogida de firmas en la que han participado 70 establecimientos y unos mil clientes, tanto de manera telemática (a través de la plataforma Change.org) como presencialmente.

Una de las principales peticiones del grupo, que ya protagonizó una protesta en la Plaça de la Font el pasado dos de junio, es que se les condonen los impuestos de ocupación de la vía pública (terrazas) y de la recogida de basuras, hasta que se recupere el aforo previo al estado de alarma en el interior de sus locales. Una vez recuperado el aforo solicitan abonar únicamente el 50% de los impuestos.

Adolfo Gómez, Maribel Rubio y Meritxell Ascaso, tres miembros del grupo, aseguran que están muy preocupados porque vienen de meses «en que la facturación ha sido cero»; muchos ya han sacado a su personal de los ERTE, y cuentan básicamente con lo que puedan facturar estos meses de verano en las terrazas, porque no se sabe cómo será la situación a partir de otoño.

El grupo también solicita que se unifiquen los horarios de cierre de la ciudad «al máximo permitido y ampliación en las playas». Asegurando, eso sí, «que nosotros somos los más interesados en velar por la convivencia».

Piden, además, que se les permita contar con actuaciones musicales para animar las terrazas «dar vida a las calles» y que se pueda hacer a través de un trámite «exprés».

Donde se toman las decisiones

Una de las principales preocupaciones de los hosteleros es poder contar con un interlocutor del Ayuntamiento y poder participar en los ámbitos donde se toman las decisiones. En este sentido piden que se les incluya en la Comisión de terrazas. Reclaman que la misma no se convoca desde enero. Además, habitualmente en esta comisión solo participan representantes de los partidos políticos. El grupo, de hecho, ya ha expuesto sus reivindicaciones a los representantes del PSC, Ciutadans, Junts per Tarragona y PP en la ciudad.

Creen además, que faltan más ayudas directas desde la administración «estas ayudas pueden ser económicas o con medidas efectivas, por ejemplo ayudas al alquiler siempre que repercutan directamente sobre quien explota el negocio, agua o electricidad entre otros. También se puede considerar una ayuda más la ocupación de la vía pública» explican en sus peticiones.

Consideran que las ayudas anunciadas por el consistorio son insuficientes. Algunos de los miembros del grupo han anunciado que solicitarán la suma, que será de 250 a 350 euros, y la donarán a alguno de los dos hospitales de la ciudad junto a una suma equivalente de su bolsillo.

Los hosteleros sienten que se está criminalizando al sector cuando en realidad lo que hace falta, a su juicio, es más formación y control por parte de las autoridades y que el lenguaje que se utilice en los decretos «sea claro y conciso». Aseguran, además, que las terrazas han supuesto un importante desahogo para los ciudadanos después del confinamiento.

Finalmente, creen que se hace necesario un plan de ciudad para afrontar lo que supondrá la llegada del invierno «porque sino muchos no llegarán al final del año».

Se escucharán opiniones

Consultado respecto a la comisión de terrazas, el portavoz del Govern, Xavi Puig, explica que «la comisión es para la redacción de una ordenanza específica sobre terrazas en la que ya se empezó a trabajar antes de la pandemia pero quedó parada ante la situación de excepcionalidad. Está integrada por representantes de todos los grupos políticos y técnicos de los departamentos implicados».

Apunta Puig que «hay un vacío normativo que hay que resolver con este documento, un documento que ahora mismo está completamente abierto y que, para redactarlo definitivamente, se tendrá en cuenta las valoraciones de los hosteleros y también de los vecinos. Tenemos que hacer compatibles los usos del espacio público con la ocupación de las terrazas garantizando en todo momento la calidad del espacio público. En este sentido ya se han realizado varias reuniones con vecinos y hosteleros antes de la pandemia y se realizarán más durante el proceso de la redacción».

Temas

Comentarios

Lea También