Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un grupo inglés proyecta una zona comercial de lujo en el Port Esportiu de TGN

El objetivo es dar más servicios a los amarristas y que la zona se potencie con actividades diversas

Àngel Juanpere

Whatsapp
Se prevé un gran espacio para pasear al lado de las tiendas. Al fondo se puede ver cómo quedaría el hotel.  Foto: dt

Se prevé un gran espacio para pasear al lado de las tiendas. Al fondo se puede ver cómo quedaría el hotel. Foto: dt

Los representantes de MSS Real Estate continúan adelante con su proyecto de hacerse con la mayoría de acciones del Nàutic de Tarragona SA. Y ello a pesar de que la semana pasada el Club Nàutic anunciara su intención de acogerse a su derecho de compra preferente del 25 por ciento de las acciones que pone a la venta Jesús Martín. Con ello pretendía que la sociedad inglesa no consiguiera la mayoría del accionariado. Pero el grupo inversor británico considera que no se ha materializado dicha opción porque los compradores no han puesto el dinero para la adquisición de las acciones.

El proyecto que ha puesto sobre la mesa MSS Real Estate –y que ha hecho llegar al Club Nàutic– incluye una primera fase de lavado de cara de las actuales instalaciones, que han quedado desfasadas, una segunda fase de consolidación y construcción de nuevos servicios, para finalmente levantar dentro de cinco años un hotel de cinco estrellas, el primero que tendría la ciudad. La empresa quiere que el puerto deportivo dé una gran cantidad de servicios a las personas que tienen amarre, pero también abrirse a la ciudad. Para ello prevé la instalación de tiendas de primeras marcas, ser el escenario de numerosas actividades de ocio (como desfiles de moda), todo pensado para el disfrute de la familia.

 

Zona privilegiada

En el caso de Tarragona, MSS Real Estate considera que el puerto deportivo está en una zona privilegiada, a poco metros de la ciudad que fue capital de la antigua provincia romana de Tàrraco. A la hora de confeccionar el proyecto se han tenido en cuenta algunos puertos o zonas de ocio que consideran punteros. En este último apartado estaría el barrio de Mitte de Berlín, donde hay un cine, teatro, algunos restaurantes, cafés y muchas tiendas pequeñas de las nuevas tendencias de moda. Se trata de una zona muy moderna y bohemia, con muchas exposiciones artísticas, cafés famosos, tiendas peculiares, etc.

La inversión que tiene en mente el grupo inversor británico pasa por una primera fase de mejoras y ampliación de los servicios que tiene que prestar el recinto. Estos trabajos se prevé que se lleven a cabo entre este año y el 2018. Se mejorará la imagen exterior y se colocarán jardineras para hacer más agradable el entorno. Asimismo se rehabilitará el conjunto de los locales, especialmente las fachadas, dando una imagen más uniforme.

 

Más locales

Entre los objetivos marcados está la potenciación de locales en dicho puerto, que ofrezcan actividades y servicios compatibles, preferentemente vinculados a los deportes náuticos –actualmente sólo hay un local que venda embarcaciones–. Asimismo se potenciará la instalación de servicios que hagan más atractivo el puerto. Se facilitará también la instalación de equipamientos socioculturales.

Finalmente se realizará un reglamento de usos, horarios y actividades. También se potenciaría la gasolinera, para que suministre combustible las 24 horas del día.

Una de las posibilidades es volver a recuperar la mítica ‘golondrina’ a través de un acuerdo con Marina Tárraco. También se prevé la instalación de tiendas multimarcas para ganar en el sector comercial.

 

La marina seca

La segunda fase –a realizar entre 2018 y 2020– pasa por ganar espacio al mar y la adecuación de la marina seca. Para ello se tiene que ampliar el dique de contención y desplazar el que hay en la zona donde está situado el actual edificio de capitanía. También se pretende ganar aproximadamente 4.000 metros cuadrados de puerto seco para el varadero –actualmente hay uno pero es muy pequeño–. Esta zona corresponde a la superficie que ocupan la rampa, la grúa y el aparcamiento de los remolques de transporte de las embarcaciones más pequeñas. En ese sentido se dispondrá de una rampa de varada de ocho metros de longitud por cinco de ancho, que dará servicio principalmente a la zona de varada y de talleres, así como a las embarcaciones pequeñas de vela. La grúa servirá para embarcaciones de hasta 20 toneladas.

Una de las carencias actuales son los talleres náuticos, que sí están contemplados en el proyecto. Los mismos dispondrán de equipos e instalaciones para la reparación y mantenimiento de embarcaciones en relación al casco, la mecánica, la carpintería y la electrónica. Actualmente, según el planteamiento que se ha hecho, se aprecia una tendencia a que las embarcaciones a vela constituirán, en el futuro, un tercio de las existentes en el puerto, dejando el restante 66% a las de motor.

Se necesita un gran espacio para estos talleres teniendo en cuenta que las embarcaciones a vela se reparan una media de tres veces al año, pasando una media de seis días de reparación y ocupando una superficie de tres veces la propia embarcación.

Por otra lado, las embarcaciones a motor deben repararse una media de dos veces al año, permaneciendo una media de seis días en cada reparación. La marina seca contaría con un párking de embarcaciones en seco, dispuestas en una estructura metálica con diferentes niveles.

 

La compra de acciones

MSS Real Estate, después de ver que el Club Nàutic no adquiría las acciones, considera que está legitimado, según los estatutos, para comprarlas. En este sentido, ha enviado cartas a todos los socios de Nàutic Tarragona para empazarles el próximo marzo a hacer efectiva la adquisición. En un principio cuenta con el 25 por ciento de Jesús Martín y el 6,66 de Hormipresa.

Hay que añadir que la Autoritat Portuària tiene que desprenderse del 35 por ciento del accionariado, según indicaciones de Madrid. Con ello, la sociedad británica conseguiría ser el socio mayoritario de la sociedad, con un dispendio económico de 400.000 euros.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También