Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un hombre de 82 años, por la A-7 en contradirección

La intervención de una patrulla de la Guàrdia Urbana evitó que el vehículo llegara a incorporarse a la autovía

Àngel Juanpere

Whatsapp
Bucle de la rotonda de Les Gavarres, donde es habitual ver accidentes de tráfico. Foto: Pere Ferré / DT

Bucle de la rotonda de Les Gavarres, donde es habitual ver accidentes de tráfico. Foto: Pere Ferré / DT

La intervención de una patrulla de la Guàrdia Urbana evitó posiblemente el pasado domingo una tragedia después de que un vehículo comenzara a incorporarse desde la rotonda de Les Gavarres a la autovía A-7 pero por el carril de salida. El conductor tenía 82 años y fue multado con una sanción muy grave. Además, los Mossos d’Esquadra abrirán diligencias para remitirlas a la Jefatura Provincial de Tráfico explicando lo sucedido.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche. El hombre circulaba solo en su vehículo. Quería ir hacia Reus, pero al parecer dio varias vueltas a la rotonda y al final optó por hacerlo por la rampa que va hacia la A-7. Él circulaba sentido Vila-seca pero por el carril de los que salían de dicha autovía hacia la T-11, a pesar de las dos señales de prohibido el paso.

Dicha acción fue observada por una patrulla de la Guàrdia Urbana, que realizó indicaciones al hombre para que parase. No lo hizo y los agentes salieron detrás de él. Consiguieron interceptarlo cuando estaba a punto de acceder a uno de los dos carriles de la A-7, en una hora con mucho tráfico.

Los agentes solicitaron la presencia de los Mossos d’Esquadra, que lo multaron por infracción grave. Además, consideraron que no podía seguir conduciendo debido a sus facultades y buscaron un conductor alternativo. También harán llegar las diligencias a la Jefatura Provincial de Tráfico por su considera tomar alguna medida al respecto.

Otro por la N-240

Dos semanas antes, el pasado día 4, un turismo circuló en contradirección por la carretera N-240, hasta que chocó contra otro coche, en el que iban una mujer y tres hijos, algunos de los cuales resultaron heridos graves.

El accidente se produjo a las dos de la madrugada en una curva que hay entre Creu Roja y la entrada a la autopista. Un turismo Seat Toledo salió de la zona de Les Fonts de Can Sala y, en vez de ir dirección Tarragona, cogió el sentido contrario. Por dicha vía circulaba el otro vehículo, un Seat Leon. El choque fue muy fuerte. El conductor del Toledo tuvo que ser rescatado por los bomberos. La carretera estuvo cortada más de dos horas.

Temas

Comentarios

Lea También